Buenos días,

«Estoy acribillada», «mira, mira, fíjate, a mi hijo que se lo han comido vivo», «que barbaridad este año como están los mosquitos», «yo no sé como no fumigan», «voy a llamar al Ayuntamiento a ver si hacen algo, porque esto no puede ser»…., son solo algunas de las frases con las que acudís al mostrador de la Farmacia, mostrándonos al mismo tiempo esas picaduras de mosquito que año tras año se repiten, no sin antes dejarnos con una estampa tal que: le decís a vuestro hijo/a, levántate, levántate la camiseta que te vean, mientras a vuestro hijo, con algo de vergüenza y resignación, no le queda más remedio que subirse la camiseta tímidamente para enseñarnos las secuelas del «festín» que el mosquito esa noche se ha dado…. 😉

Y es entonces, cuando nos decís: «dame algo para tratar la picadura y algún repelente que sea bueno, porque ya no puedo más» ;).

Antes de nada, deciros, que de repelentes de mosquitos, sustancias impronunciables y demás, hablaremos más adelante en otro post, que ese tema tiene mucha «chicha».

Hoy toca hablar de una serie de recomendaciones, muy necesarias, si queréis sacarle partido a vuestro repelente de mosquitos, y además prevenir los «madres mías» típicos en esta época del año por el uso incorrecto de los repelentes.

¿Cómo se debe aplicar el repelente de mosquitos?

  1. Antes de utilizar un repelente de insectos, lo primero que hay que hacer, es leer y seguir las instrucciones y recomendaciones que vienen en la etiqueta del producto, y sí, aunque nosotros en la Farmacia os demos unas recomendaciones adicionales, entre ellas siempre estará que sigáis también las del etiquetado que marca el fabricante ;). Especialmente, debemos tener en cuenta el número máximo de aplicaciones diarias.
  2. El repelente de mosquitos NO SE DEBE aplicar sobre la piel dañada, en cortes, heridas, mucosas o piel irritada.
  3. En los niños, el repelente de mosquitos siempre lo aplicará un adulto, para evitar que se toquen la cara (boca y ojos) con las manos impregnadas de producto.
  4. No pulverizar/aplicar directamente sobre la cara. Pueden aplicarse por la cara, previa aplicación en las manos, las cuales nos lavaremos tras cada aplicación.
  5. No utilizar los repelentes por debajo de la ropa.
  6. Utilizar los repelentes de mosquitos que contengan DEET, picaridina o IR3535 solo sobre la piel expuesta y/o la ropa siguiendo las indicaciones del fabricante.
  7. Aplicar la protección solar siempre al menos 20 minutos antes del repelente de mosquitos.
  8. Tras la sudoración excesiva, practicar deporte y tras el baño, reaplicar el repelente de mosquitos. (Y por supuesto ,no os olvidéis de reaplicar la protección solar ;)).
  9. Una vez no nos sea necesario el repelente de mosquitos, lavarnos bien la piel donde lo hemos aplicado con agua y jabón.
  10. Si tras la aplicación del repelente de mosquitos, se observa algún tipo de reacción indeseada en la piel, se deberá lavar la zona con abundante agua y jabón.
  11. Asegúrate que el repelente de mosquitos que adquieras, esté registrado en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, aquí os dejo el enlace para facilitaros la búsqueda .

Y hasta aquí este decálogo más una ;), de las recomendaciones para hacer un uso correcto del repelente de mosquitos y evitar los madres mías ;).

¡Que tengáis un Feliz día!

Beatriz

FUENTES: AEMPS, Ministerio Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

A %d blogueros les gusta esto: