Buenos días,

«Rinnnnng…», «Rinnnnngg…..», este es uno de los sonidos que más se están escuchando en las Farmacias en estos días. Es el sonido del teléfono, que no para ni un segundo, donde atender a todas y cada una de ellas, ya se está convirtiendo en una tarea que lleva toda una jornada de trabajo. Suena a todas horas, minutos antes de abrir la Farmacia, durante todo el día, sea sábado, domingo, a medio día, por la noche, mientras estamos cerrando. El teléfono no entiende de horarios.

Sois muchos los que llamáis, para consultar si tenemos toda la medicación que necesitáis, con el fin de aseguraros el hacer un único viaje a la Farmacia. A veces, nos dais listas cortas y otras veces, algo más largas, de todos los medicamentos y productos de autocuidado de los que necesitáis hacer acopio. A veces llamáis para realizar una consulta, de ahí acabamos hablando de la situación, de como afrontarla, de como os sentís y nos sentimos. A veces, os enfadáis por la impotencia de la situación (porque hemos tardado en coger el teléfono, porque no tenemos lo que queréis, porque…..), y nos lo hacéis llegar, a veces nosotros nos frustramos por la limitación y lo desprotegidos que nos encontramos todo el personal de la Farmacia.

Sea cual fuere el motivo, muchos de los que hacéis esas llamadas telefónicas, nos necesitáis más que nunca. Especialmente los más vulnerables, aquellos que tenéis la salud más comprometida, (diabéticos, hipertensos, con enfermedades cardovasculares), polimedicados, que vivís solos, o que por la situación de aislamiento os es imposible que algún familiar pueda estar cerca de vosotros en estos momentos.

Y las dudas llegan cuando descolgamos el teléfono en la Farmacia: «¿Si os pido algo, me lo traéis a casa?».

Y es aquí, donde entran nuevas medidas, como todas las que se están sucediendo durante estas semanas, por el estado de excepción en el que nos encontramos, donde se está primando ofrecer facilidades a los más vulnerables para garantizar en la medida de lo posible la accesibilidad a todo lo esencial, entre lo que se encuentran por supuesto, los medicamentos.

La respuesta a la pregunta, es SI, mientras dure el estado de alarma en el que nos encontramos. Es una medida excepcional, que se aprobó el 27 de Marzo a través de un acuerdo entre el Consejo General de Farmacéuticos y Cruz Roja con la Autorización previa del Ministerio de Sanidad, para que todas las personas que estén afectadas por la emergencia sanitaria que estamos viviendo a causa del COVID-19 puedan acceder a su medicación sin tener que salir de sus casas.

Y aquí os dejo el enlace al artículo de portalfarma, así como el documento donde se incluye el acuerdo firmado de forma detallada. https://www.portalfarma.com/Profesionales/consejoinforma/Paginas/2020-acuerdo-farmaceuticos-cruz-roja-entrega-mediamentos.aspx

«¿Quién me entregaría los medicamentos y/o productos sanitarios?»

Aquí, tal como indica en el artículo que os he dejado más arriba podrá ser el propio Farmacéutico o en su defecto si no puede, los voluntarios de Cruz Roja.

Aquí, he de decir, que desde las Farmacias, estamos pasando, al igual que todos, por una situación sin precedentes, donde hemos tenido que ajustar horarios, personal (por compañeros que se han infectado y deben guardar la cuarentena), inclusive ya hay un gran número de compañeros que han tenido que bajar la persiana por no poder continuar prestando los servicios asistenciales. Es por ello, que el propio Farmacéutico vaya a suministrar a domicilio la medicación se hace algo más difícil, teniendo así que recurrir a la ayuda de Cruz Roja, para llevarlo a cabo.

También existe miedo a que por la desprotección que estamos teniendo en las Farmacias, y la gran exposición que esto supone al contagio, el hecho de tener que acudir nosotros personalmente puede conllevar un riesgo para vuestra salud y la nuestra.

Por lo tanto, si desde la Farmacia, no podemos llevaros la medicación a casa, seremos nosotros mismos desde las Farmacias, los que contactaremos con la Asamblea Provincial de Cruz Roja, para comunicaros que será un voluntario de Cruz Roja, quien os haga llegar vuestra medicación y o productos sanitario.

Desde aquí, quiero hacer un llamamiento a la sensatez. Esta medida, es una medida tomada para que se haga uso de ella, toda aquella persona que sea más vulnerable, y que por su situación y estado de salud, deba extremar la precauciones, o se vea en una situación en la que le sea imposible salir de su domicilio. Es para estos casos de EXCEPCIÓN para los que se ha brindado esta posibilidad.

Y como Farmacéutica, os pido paciencia y comprensión, empatía y sensatez, muchas sensatez. Estamos a vuestra disposición para lo que necesitéis desde las Farmacias.

Fuentes: Portalfarma. Acuerdo Farmacéutico-Cruz Roja

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: