Buenos días,

No sé si sabíais que en las Farmacias, «hemos desarrollado», un «sexto sentido», que nos ayuda a identificar (en la mayoría de los casos), recetas falsificadas. Y es que, llevamos unos años, que la falsificación de las mismas, especialmente para tratar de conseguir el popular fármaco Rivotril, es una práctica más que habitual. Es por ello, que saltan nuestros sistemas de «alarma» cuando acudís a la Farmacia con una receta del mismo. Es entonces cuando, abrimos los ojos como si no hubiese un mañana, tratando de buscar el «fallo», fijándonos minuciosamente en cada uno de los datos necesarios, como el nombre, firma, número de colegiado, apellidos del paciente, fecha, sello, si se trata de una fotocopia o no, si está cortada de forma «sospechosa» por alguno de los lados, el grosor del papel…, un arduo trabajo ;), que solemos acometer en la rebotica, y a poder ser en grupo por eso de que «cuatro ojos, ven más que dos» ;). Basta con decir: «receta de Rivotril», y se forma un corrillo alrededor de la misma para su análisis y verificación ;).

Resultado de imagen de mirar con lupa"

Pero, ¿qué es Rivotril?, ¿por qué es necesaria la receta médica?

Rivotril, o mejor dicho, su principio activo CLONAZEPAM pertenece al grupo farmacológico derivado de las benzodiazepinas. y éste posee todos los efectos farmacológicos característicos de las benzodiazepinas: anticonvulsivante, sedante, miorrelajante y ansiolítico.

Si nos centramos en sus indicaciones, éstas vienen claramente delimitadas en la ficha técnica del medicamento, y son:

Para tratar la mayoría de las formas clínicas de la epilepsia del lactante y del niño, especialmente:

el pequeño mal típico o atípico

las crisis tónico-clónicas generalizadas, primarias o secundarias.

Además, Rivotril está igualmente indicado en las epilepsias del adulto y las crisis focales, así como en el «status» epiléptico en todas sus manifestaciones clínicas.

Pero claro, una cosa son sus indicaciones, y otra muy distinta el uso indebido que se hace del mismo. Y digo ésto, volviendo a la falsificación de recetas de Rivotril, ya que se ha visto que ha habido desde hace unos años atrás un aumento en sus dispensaciones de forma alarmante (por el aumento de las recetas falsas), porque se ha descubierto, que utilizan el Rivotril, mezclado con hachís, haciendo así, de esta mezcla, lo que llaman Karkubi. Lo que hacen es comercializar los comprimidos de forma individual. Pero, aquí os dejo un artículo de los múltiples que podéis encontrar con información al respecto, que la prensa aún a día de hoy, se sigue haciendo eco de la noticia, porque por desgracia, se sigue llevando a cabo esta práctica ilegal.

¿Cómo se toma Rivotril?

La posologia siempre va pautada por el médico. Ya que ésta debe ser personalizada para cada paciente. Para ello, el principio activo clonazepam, tan «codiciado» está comercializado en tres presentaciones, dos de ellas en comprimidos de 0,5mg y de 2mg. Y una tercera en gotas orales de 2,5mg/ml.

Deciros tan solo como curiosidad que los comprimidos pueden dividirse para llevar a cabo un ajuste en la dosis. El de 0,5mg se puede dividir en dos mitades iguales y el de 2mg en cuatro cuartos. Por otro lado, las gotas orales, nunca deben administrarse directamente del envase en la boca, sino, que se hará con ayuda de una cuchara y mezclado con un poco de líquido, bien agua o zumo.

Y lo siguiente que uno se pregunta es: ¿Qué hace Rivotril, o mejor dicho el Clonazepam en nuestro organismo cuando lo ingerimos?, ¿cómo actúa?.

Y es que….para los más curiosos, y adentrándome un poco en la parte farmacológica, las benzodiazepinas tienen una acción molecular, que se basa en dos hechos fundamentales:

  1. Por un lado, se fijan de manera específica a sitios estrechamente vinculados con las sinapsis GABA.
  2. Por otro lado, interactúan con un sitio específico localizado en el complejo molecular del receptor GABAa; dando como resultado de esta interacción, la modulación alostérica (es decir, se produce una acción en un lugar diferente),

Lo sé, os estáis preguntando que eso del GABA. Para resumir mucho y no irnos por los «cerros de Úbeda» debéis saber que las siglas GABA hacen referencia al ácido gamma-aminobutírico, es un aminoácido que ejerce una poderosa función inhibidora en nuestro SNC (Sistema Nervioso Central). Está ampliamante distribuido desde la corteza hasta la médula espinal. Y lo que ocurre con el GABA, es que, a través de unos sistemas (uno de largo alcance, y otro de corto alcance), se inhiben y controlan la actividad de sistemas excitadores de forma que el aumento o la reducción del tono Gaba-érgico se traduce en una disminución o aumento de la actividad excitadora.

Podría decirse, que cualquier función del SNC (sensitivomotriz, vigilia, memoria, atención o emoción), está sometida a la actividad equilibradora y ajustable del sistema GABA. Y si se produce una eliminación general, conllevaría al descontrol del sistema, manifestándose como convulsiones. Mientras, que su activación generalizada, determina la depresión también generalizada, con sueño y coma. Conociendo este pequeño resumen, ya podéis imaginaros la importancia que tiene controlar y supervisar un tratamiento farmacológico de esta índole.

Como véis, el GABA, para aquellos que no lo conocíais, es muy importante. De ahí, que su modulación en estructuras y sistemas concretos constituya la base de actuaciones farmacológicas de indudable beneficio terapéutico, como es el caso de las crisis epilépticas.

Es de suma importancia que cuando el médico pauta un tratamiento con clonazepam, la pauta sea progresiva, es decir, que se comience por dosis más bajas, y se vaya aumentando según criterio médico y necesidad de cada uno. El motivo es, evitar en la medida de lo posible la aparición de efectos secundarios, hasta alcanzar la dosis de mantenimiento deseada.

¿Qué efectos secundarios provoca la ingesta de Rivotril (clonazepam)?

Antes de adentrarnos en sus efectos secundarios que son muchos, pero tan solo destacaré los más frecuentes, debéis saber, que aquellos y aquellas que ya estéis con un tratamiento antiepiléptico previo a la toma de Rivotril, debéis tenerlo en cuenta, porque la ingesta conjunta puede provocar un aumento de los efectos secundarios.

Los más frecuentes son:

Alteraciones emocionales y del humor,  confusión y desorientación.

Disminución de la capacidad de concentración, somnolencia, lentitud en los reflejos, hipotonía muscular, mareo, ataxia. Todos estos efectos secundarios, suelen ser pasajeros y generalmente desaparecen sin necesidad de interrumpir el tratamiento, ya sea de forma espontánea o tras reducir la dosis, y pueden prevenirse en parte como os comentaba antes, al aumentar de forma paulatina la dosis al comienzo del tratamiento.

Y si por último nos centramos en las interacciones más importantes de Rivotril (clonazepam), hay que destacar una, por enzima de todas ellas. Y es la que se produce entre clonazepam, su principio activo y el consumo de alcohol. Si estáis bajo tratamiento con Rivotril (esto abarca al resto d benzodiazepinas), NO BEBÁIS ALCOHOL, por favor. Se trata de una mezcla que pone en serio riesgo vuestra salud, ya que debe evitarse el uso concomitante de Rivotril con alcohol y/o depresores del SNC porque puede aumentar los efectos clínicos de Rivotril como: sedación intensa que puede derivar en coma o muerte, depresión respiratoria clínicamente relevante y/o cardiovascular.

Por otro lado, destacar, que si estáis bajo tratamiento con otros antiepilépticos como fenitoína, fenobarbital, carbamazepina y lamotrigina (esta en menor medida), hay que tener en cuenta que éstos pueden disminuir los niveles séricos de clonazepam al administrarlos simultáneamente.

El resto de interacciones, para los que queráis saber más, las tenéis disponibles en la ficha técnica de Rivotril, en la página de la AEMPS.

Sin más, recordaros que en las Farmacias estamos «ojo avizor» para evitar que se puedan materializar esas recetas falsificadas.

¡Feliz día!

Beatriz

Fuentes:

Farmacología Humana Jesús Flórez 4ªEdición

Ficha técnica Rivotril AEMPS

Artículo El País: «Las mafias del Rivotril»

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto y tus preferencias de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: