Buenos días,

Aunque el sangrado de nariz y cómo abordarlo no está dentro del top 10 de consultas en la Farmacia ;), no está de más, conocer algunas medidas para poder frenar este incómodo, aparatoso y alarmante estado, que si bien es cierto, en según que casos puede ser indicio de que algo serio está ocurriendo, en la mayoría de las ocasiones, especialmente entre los más jóvenes de la familia, no trasciende más allá de la incómoda situación que se vive cuando ésto ocurre.

Seguramente la «palabreja» Epistaxis muchos/as al escucharla, os «asuste» un poco, y la verdad es que impone, no nos vamos a engañar, pero no viene a ser más que el significado de goteo. De ahí, que se utilice para definir el «goteo nasal» provocado por la salida de la sangre por nuestra nariz.

¿Debo acudir al médico si me sangra la nariz?

Todo depende. En este artículo, que no tiene nada de derperdicio y que os recomiendo encarecidamente le déis un vistazo, si queréis profundizar más sobre la etiología y abordaje de la epixtasis, se indica que en la mayoría de los casos, el sangrado de nariz suele ser por causas benignas. https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-integral-63-articulo-actuacion-ante-una-epistaxis-11691

Y es que, nuestras cavidades nasales, son estrechas, y con muchos vasos sanguíneos, lo que hace que ante un golpe, un roce, el rascado repetido, alergias, la sequedad ambiental, el sonarse de forma muy brusca cuando estamos acatarrados, el uso prolongado de inhaladores nasales, entre otros motivos, se desencadene el sangrado.

Generalmente se podrán considerar epistaxis benignas:

1) Aquellas que afectan a personas con buen estado general, fundamentalmente niños y adultos jóvenes. El sangrado de nariz es muy frecuente en niños entre los 2 y los 10 años de edad. Y aunque con menor frecuencia, (y que levante la mano, a quién no le ha ocurrido alguna vez) ;), una de cada diez personas hemos tenido un cuadro de sangrado de la nariz alguna vez en nuestra vida.

2) Aquellas que fluyen por un único orificio nasal.

Por otro lado, dentro de la epistaxis graves se engloban:

1) Las hemorragias de carácter intenso o que se producen de forma repetida, porque podrían indicar problemas en la coagulación sanguínea, presión arterial elevada, entre otras.

2) Las que se producen por ambas fosas nasales y por la boca, llegando incluso a vomitar.

3) Aquellas que afecten al estado general (palidez, sudación, pulso débil y acelerado, deterioro del estado de consciencia, etc.). Aquí la pérdida de sangre se hace un volumen tan grande que comprometen seriamente nuestra salud.

¿Qué hay que hacer si nos sangra la nariz?, y lo más importante, ¿qué no hay que hacer cuando nos sangre la nariz?

Lo primero de todo, mantener la calma, especialmente cuando es a los más pequeños de la casa, a los que les afecte. Y los pasos, son muy sencillos.

El tratamiento inicial, simplemente consiste en:

  • Apretar la nariz con los dedos índice y pulgar (respiraremos por la boca), a modo de pinza durante unos minutos (5) hasta el cese del sangrado. Si transcurridos hasta 30 minutos, no cesa el sangrado, debemos acudir al médico. Es importante, que vayamos comprobando cada pocos minutos, si tras la compresión se deja de sangrar o no, e inclusive mantener unos minutos la pinza con los dedos, tras el cese del sangrado.
  • Mantener la cabeza en posición normal o ligeramente inclinada hacia delante. NUNCA se debe inclinar la cabeza hacia atrás, porque de esta forma se favorece el tragar sangre. Y si es posible, es preferible que la persona esté sentada.
  • Sonar la nariz, el motivo es, para facilitar el vaciado del cotenido mucoso de la nariz, y los posibles coágulos que queden en ella. (Este dato podéis verlo, en el enlace que anteriormente os he facilitado). Y en este otro del abordaje del tratamiento de la epistaxis en atención primaria https://fapap.es/articulo/296/tratamiento-de-la-epistaxis-en-atencion-primaria.
  • Si disponemos en casa de un tensiómetro, no estaría de más, proceder a tomar la tensión arterial. Y si vemos que es muy elevada, ya sabéis que debemos acudir al médico.
  • Por otro lado, si aplicamos gasas frías con hielo sobre la nariz, pueden ayudarnos a detener la hemorragia.
  • ¿Se puede taponar con un algodón o gasa? No es el método de elección. Como os he comentado, la pinza con ambos dedos, es lo más efectivo y recomendable. En caso de que realizando la pinza, no cese el sangrado en el tiempo que antes hemos comentado, debemos acudir al médico, y sera éste quien decida como proceder.
  • Por supuesto, el método anterior (el taponamiento con la gasa) o cualquier otro método para detener el sangrado, debe realizarse por un profesional sanitario o cualificado.

Y por supuesto, ya sabéis que ante cualquier duda, estamos a vuestro disposición en las Farmacias ;).

¡Feliz día!

Beatriz

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto y tus preferencias de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: