Buenos días,

Quizás no salvemos vidas, o quizás si ;).

Cuando tú, «Antonia», «Joaquín», «Pedro», «Salvador», «Luisa», «La hija de Maria Dolores», «La mujer de Pepe», «la nieta de Carlos» o «Ana»…. entre los cientos y cientos de pacientes que entráis a diario por la Farmacia, siempre lo hacéis con un denominador común, UN PROBLEMA.

Para ti Antonia, «el problema» es que solo te quedan 3 pastillas de la tensión, y aunque dentro de tres días, justo cuando vas a tomar la última del envase, te va a salir otra caja en la receta electrónica, para ti ES UN PROBLEMA.

Para ti Joaquín, tu último «problema» estuvo, en que el medicamento que siempre usas está en desabastecimiento, y pasas un día si y otro también (mañana y tarde en algunas ocasiones), preguntando si ha llegado ya, justo el que tú tomas, porque sientes una fuerte «resistencia» a usar otra alternativa terapéutica.

Para ti Pedro, «tu problema» es que ya llevas varias pautas antibióticas, y no consigues mejorar.

Para ti Salvador, «tu último problema» fue como conseguir descargarte la aplicación en el móvil para poder solicitar cita previa con tu médico de cabecera.

Para ti Luisa, «tu problema» es la soledad, una soledad no escogida.

Para ti, que eres la hija de Maria Dolores, o de Pepe, o de Agustín…….. «tu problema» es que has detectado que tu madre/padre están tomando la medicación pautada por el médico de forma incorrecta, y claro, con tanta «pastilla» no hay quien se aclare.

Para ti Ana, «el problema» es que hiciste uso de un fármaco o producto no recomendado por un profesional cualificado, sino por esa influencer con «millones de seguidores», y necesitas solucionar el daño que este uso incorrecto ha provocado en tu salud.

……..

Para todos vosotros, desde la Farmacia, siempre tenemos una SOLUCIÓN. Desde ayudaros a descargar la aplicación en el móvil para que podáis pedir cita con vuestro médico de cabecera, hasta ofreceros un servicio de SPD (Sistema Personalizado de Dosificación) para que vuestros familiares o vosotros mismos, toméis vuestras «pastillas» de forma correcta.

Y claro, eso, permitirme que os diga, teniendo la difícil tarea de gestionar los desabastecimientos, teniendo que «pelear» (en el buen sentido de la palabra), para evitar un intrusismo cada vez mayor en la profesión, con toda la información que personal no experto en el medicamento propaga por «el mundo» como si de un juego se tratase, subastas de medicamentos, etc, etc…..

La RESPONSABILIDAD y el COMPROMISO no nos faltan desde la Farmacia.

Quizás no salvemos vidas, o quizás si ;).

Permitirme para todos aquellos compañeros de profesión, desear un FELIZ DÍA MUNDIAL DEL FARMACÉUTICO.

Un día, para dar más visibilidad a la labor que se realiza en la Sociedad por parte del Farmacéutico.

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: