Buenos días,

Cuando estaba estudiando la carrera, utilizaba reglas mnemotécnicas para aprenderme el nombre de la infinidad de principios activos que tenía que memorizar, y entre ellos estaba el grupo de los macrólidos, unos antibióticos que se caractizan porque en su estructura tienen un anillo lactónico macrocíclico al que se unen diversos desoxiazúcares (lo sé, prometo no enrollarme con estructuras químicas ;)), y cuyos nombres, son de lo más vario pintos.

Si el anillo lactónico que poseen es de 14 átomos, hablamos de eritromicina, oleandomicina, roxitromicina, claritromicina, diritromicina y fluritromicina, si ese anillo es de 15 átomos, hablamos de la que tanto conocéis como el antibiótico de las «3 pastillas», la azitromicina, y los que tienen el anillo lactónico de 16 átomos, son espiramicina, josamicina, diacetilmidecamicina y roquitamicina.

Y os hablo en concreto de este grupo de fármacos, los macrólidos, porque es a los que pertenece la Eritromicina, el principio activo que contiene Eridosis.

Ver las imágenes de origen

Porque, cuando acudís a la Farmacia, especialmente los más jóvenes, y nos solicitáis Eridosis, a veces, sin saber el nombre, refiriéndoos al medicamento en cuestión (si, porque se trata de un medicamento), como «unas toallitas, que me han dicho que hay para la cara que la caja es roja y blanca», se nos encienden las alarmas, cuando no os vemos la prescripción médica. Y es, en ese preciso momento, cuando empezamos a explicaros, y a preguntaros, para qué las queréis y lo que hacen dichas toallitas.

¿Qué es Eridosis?

Eritromicina, su principio activo único y principal, es un ANTIBIÓTICO perteneciente a este grupo que os comentaba, los Macrólidos, y su función puede ser bacteriostática o bactericida, dependiendo de la especie bacteriana sobre la que actúen, del tamano del inóculo, de la fase de crecimiento en que se encuentren las bacterias y de la concnetración que alcance el antibiótico en el lugar de la infección.

La eritromicina base, que si os fijáis, es el nombre que viene justo debajo del nombre comercial Eridosis en los sobres de ésta, es activa frente a Propionibacterium acnes, una bacteria Gram positiva que se encuentra principalmente en la piel, aunque también se puede encontrar en otras partes del cuerpo, como la cavidad bucal, vías urinarias……

¿Cómo se usa Eridosis?

La posología, como siempre, la debe pautar vuestro médico, porque dependiendo del tratamiento que estéis llevando a cabo, (el tratamiento del acné, no suele hacerse con monoterapia), y la tolerancia de vuestra piel, se adaptará la posología.

La posología habitual, suele ser de una aplicación cada doce horas. Y por supuesto, debemos realizar la aplicación sobre la zona afectada, previamente limpia y seca.

Ojo aquí, cuidado con los ojos, la nariz y la boca, porque la eritromicina y las mucosas «no se llevan bien».

¿Qué efectos secundarios provoca el uso de Eridosis?

Entre los más frecuentes están el eritema (enrojecimiento de la piel), el prurito (picor), sequedad de la piel, irritación de ojos, etc….

Por lo que el llevar a cabo un seguimiento médico y/o farmacoterapéutico es clave para el éxito del tratamiento.

Por no hablar, de que si estáis haciendo uso, de algún agente exfoliante, puede agravarlos.

¿Me puede dar el sol si estoy usando Eridosis?

Aquí, una vez más, mi recomendación es que se use protección solar SPF50, algo que debemos hacer siempre y durante todo el año (por supuesto, con las recomendaciones de como hacerlo), pero más aún si estamos bajo un tratamiento tópico o vía oral que nos deje más vulnerables a los efectos dañinos del sol.

¿Puedo comprar Eridosis sin receta médica?

NO, porque como sabéis, lleva antibiótico, y por lo tanto, todo antibiótico ¿qué necesita? ;), si, justo lo que estáis pensando: RECETA MÉDICA.

¿Qué pasa si me pongo Eridosis por mi cuenta?

«Tirón de orejas» ;), para todos los que os dejéis guiar por la «sabiduría farmacoterapéutica» de ciertos medios o «infuencers» que no estén especializados en la materia. Debéis tener en cuenta, que con el uso de los fármacos, las terapias siempre están individualizadas, y lo que a una persona le va bien, no tiene porque funcionarle bien a otra. Además, por supuesto del gran número de factores que pueden influir en la tolerancia, de los fármacos.

¡Feliz día!

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: