Buenos días,

Los piojos y las «lombrices», son a partes casi iguales ;), los «seres» más temidos por los padres y las madres. Si, por todos nosotros, entres los cuáles me incluyo, como madre de dos «pequeñajos» que no paran, y que hacen de las suyas, a pesar de los pesares. Pero que queréis que os diga, son niños ;).

Y es que…los: «madre mía, no sé como mi hijo ha cogido esto», o el: «estoy desesperada/o, ya no sé que hacer» , son expresiones habituales en la Farmacia, y muy comentadas en parques y aledaños de coles y guarderias, os lo dice una servidora, que ronda dichos lares por las edades de mis dos criaturas ;).

Ver las imágenes de origen

Pero bien, yo siempre digo lo mismo, debemos mantener la calma, y ajustarnos al tratamiento que nos paute el médico, o en su defecto ante cualquier duda o consulta, ya sabéis que debéis acudir (por vuestro bien ;)), a vuestro Farmacéutico de confianza. Porque todos sabemos que los consejos en materia de uso correcto de medicamentos son competencia de los Farmacéuticos 😉 (ni vecinas del quinto, ni grupos de whatsApp del cole).

Y como de piojos, ya hablamos largo y tendido aquí, ahora es el turno de las «lombrices». Bueno, si hacemos las cosas bien, he de deciros, que debo presentarlas por su nombre, que no es otro que oxiuros, Enterobius vermicularis, «lombrices» para los amigos.

Enterobius vermicularis, (vamos a llamarlas por su nombre de «cuna» ;)), es uno de los parásitos responsables de la mayor parte de las infecciones parasitarias intestinales que se producen en nuestro país. Si tuviésemos que describirlos, hay que decir de ellos que son alargados (4-5mm), finos y blancos. Y éstos, aunque les da lo mismo adultos que niños porque pueden afectarnos igualmente, tienen mucha mayor incidencia entre los pequeños de la casa, y ahora entenderéis los motivos.

¿Cómo se adquiere la infección por «lombrices»?

Antes de seguir, y para dejar tranquilos a nuestros amigos y compañeros los animales, deciros, que solo afecta a humanos, por lo que si alguna vez escucháis, «las lombrices las ha cogido del perro», ya sabéis que no está muy puesto/a en el tema. Y la infección se adquiere cuando se ingieren sin darse/darnos cuenta los huevos microscópicos, los cuáles suelen estar en las uñas de las personas infectadas, en juguetes, toallas, ropa de cama, pupitres y todo aquel objeto que una persona infectada haya podido tocar.

Ver las imágenes de origen

Cuando alguien se lleva a la boca los huevos, éstos llegan hasta el intestino delgado donde salen las larvas, y cuando llegan al intestino grueso, se hacen adultas y adquieren esa forma blancas y fina de unos 4-5mm.

Aproximadamente entre uno o dos meses después de la infección, las hembras, a las que les gusta mucho el mundillo de la noche ;), aprovechan durante ésta para reproducirse y poner sus huevos, en los márgenes del ano. Es entonces, cuando empieza el picor y la irritación tan característicos. Obligando a nuestro pequeño a rascarse como si no hubiese un mañana, y claro, el círculo no para, porque es así, como los huevos pasan a dedos, manos, uñas, pijama, sábanas, juguetes etc. acampando a sus anchas por todo nuestro «dulce hogar».

Ver las imágenes de origen

Pero, menos mal, que existen medicamentos, seguros y eficaces para tratar a estos diminutos seres ;). En concreto, hoy hablamos de MEBENDAZOL, Lomper para los amigos.

Y cuando el médico os ha confirmado, el «peor» de los pronósticos, y ha diagnosticado que si, que nuestro pequeño está «plagado» de Enterobius vermicularis, llema el momento del tratamiento.

Entonces, llegáis a la Farmacia y nos decís: «el médico me ha dado esto porque el niño tiene lombrices, ¿cómo tengo que dárselo?», aunque en algunas ocasiones, desde el mostrador, y los que somos más preguntones como una servidora ;), cuando no decís nada, somos nosotros los que os decimos: «¿sabes cómo debes utilizarlo?», a lo que en muchas ocasiones, con una simple mirada, comenzamos con esta explicación, breve, pero intensa ;):

¿Qué es Lomper?

El Mebendazol, su principio activo es un antihelmíntico, antinematodo, derivados del benzimidazol. Y su «modus operandi» es actuar a nivel local en el lumen intestinal, interfiriendo con la síntesis de tubulina celular del lintestino de los parásitos, con el fin de causar la autolisis celular, es decir una autodestrucción celular. Una forma elegante de «escurrir el bulto», ¿verdad? ;).

Y del Mebendazol destacar que es activo frente a nematodos, entre los que se incluyen Enterobius vermicularis,  Trichuris trichura,  Ascaris lumbricoides, Ancylostoma duodenal y,  Necator americanus.

¿Cómo se toma Lomper para tratar la Enterobiasis («lombrices»)?

Antes de entrar en materia, con la duda más frecuente y que más os preocupa a todos, deciros, que previamente nos hemos tenido que asegurar de que el parásito aquí presente ;), es nuestro querido Enterobius vermicularis, para el cuál, la posología habitual (siempre el médico puede sacarse un as de la manga ;)), es:

Niños a partir de los dos años de edad y adolescentes: 5ml (si es la presentación suspensión) o un comprimido, si usamos dicha presentación. Lo que equivaldría en ambos casos a una dosis única, REPITO, una DOSIS ÚNICA de 100mg de Mebendazol. Ya que cada comprimido contiene 100mg de Mebendazol, y cada ml (5ml X 20mg) de solución contiene 20mg de Mebendazol.

¡¡¡Recordad, si usáis la suspensión, DEBÉIS AGITARLA BIEN antes de su administración!!!

Así de sencillo, sin más, una única dosis. Pero ahora bien, anotad bien la fecha en el calendario, porque se debe repetir esa misma dosis a las dos semanas. El motivo es, porque el Mebendazol no «mata» a los huevos, sino a los gusanos adultos.

¿Toda la familia tiene que tomar Lomper?

Un rotundo si, a no ser que no queráis libraros de estos indeseados parástios. Por lo que SI, SI, todos y cada uno de los miembros de la familia mayores de dos años de edad, deben tratarse con las dos dosis que hemos comentado.

¿Lomper hay que administrarlo con o sin la comida?

Pues aquí, lo mismo da, que da lo mismo. Lo podéis administrar según vuestras preferencias, porque no influyen los alimentos en su absorción.

¿Qué debo tener en cuenta si tengo que tomar Lomper?

Aunque es un fármaco muy seguro, se deben tener en cuenta algunas consideraciones:

Lomper Comprimidos, puede producir reacciones alérgicas porque contiene amarillo anaranjado S (E-110). Puede provocar asma, especialmente en los que seáis alérgicos al ácido acetilsalicílico. Por lo que en este caso, debemos comunicarlo siempre al médico o al farmacéutico si somo salérgicos a éste.

En el caso de la presentación de Lomper en Suspensión oral, contiene sacarosa. Y todos los que tengáis intolerancia hereditaria a la fructosa, malabsorción de glucosa o galactosa, o insuficiencia de sacarasa-isomaltasa, debéis notificarlo a vuestro médico o farmacéutico y absteneros de tomarlo.

Además, debéis conocer que esta presentación en suspensión, contiene 0.35 % de etanol (alcohol) esta pequeña cantidad se corresponden con una cantidad de 17.5 mg/5 ml.

¿Cuáles son las reacciones adversas más frecuente de Lomper?

Si os preocupan éstas, debéis saber, que las más frecuentes (entre otras), suelen ser dolor abdominal.

Y un consejo farmacéutico para acabar, lavarse las manos con frecuencia y las uñas cortas, así os evitaréis futuros disgustos ;). ¡Ah! y una buena ducha por la mañana, es la mejor forma de eliminar una gran cantidad de huevos.

  • Fuentes:
  • AEMPS Ficha técnica medicamento.
  • AEP Asociación Española de Pediatría)
  • Apuntes microbiología y parasitología ;).

¡Feliz día!

Beatriz

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto y tus preferencias de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: