Buenas tardes,

Si hay una vacuna que está ahora en “boca de todos” es la conocida como Nimenrix, algunos de vosotros llegáis a la Farmacia a sondear y solicitar información sobre ella, porque lo habéis oído, porque en el parque la mamá de vuestro pequeño retoño os ha comentado, que hay una vacuna “nueva” que ella ya tiene cogida la cita en su Centro de Salud para que se la administren a su pequeña… o porque sea cual fuere el motivo, las dudas revolotean por vuestra cabeza.

Lo de vacuna “nueva” tiene su aquel, porque Nimenrix, tiene sus años, en concreto, la Comisión Europea emitió una autorización de comercialización válida en toda la Unión Europea para el medicamento Nimenrix el 20 de abril de 2012 (antes tan solo se hacía uso de la misma a nivel hospitalario). Por lo que, aunque ahora “resuena” más su nombre entre nosotros, 7 son los años que lleva comercializada.

Pero, sin más preámbulos, trataré de la forma más breve y clara posible, de responder a algunas de las preguntas que más os inquietan cuando acudís a la Farmacia en búsqueda de información. Algo, que he de decir, me llena de “alegría y satisfacción” 😉. Y entre las dudas más frecuentes, se encuentran: ¿qué es Nimenrix?, ¿cómo actúa Nimenrix en nuestro organismo?, ¿cuándo debo ponérsela a mi hijo/a?, ¿tengo que pagarla?, ¿hace falta receta médica para adquirirla?, ¿qué efectos secundarios produce su vacunación?…….

A lo que, antes de entrar en materia con la vacuna, debemos conocer algunos datos actualizados sobre Neisseria Meningitidis, más que nada, para que podáis entender el motivo, por el que las autoridades sanitarias, recomiendan la valoración por parte de los médicos, de la vacunación con Nimenrix.

Existen, 12 serogrupos de N.meningitidis, siendo los más frecuentes en Europa, los B, W, C e Y. Aunque su frecuencia no es alarmante, si lo es su mortalidad y tasa de graves secuelas que deja a su paso. Siendo la mortalidad de un 10% y con una tasa de aparición de secuelas graves, de un 30%. Que eso, descifrado en números redondos, según la OMS, estima, que las cifras van de un total de 500.000 casos de afectados, con 50.000 muertes anuales a causa de la enfermedad meningocócica invasora.

Si nos centramos en España, durante la temporada 2017-2018 se confirmaron 346 casos, es decir, que por cada 100.000 habitantes, hubo una incidencia de 0.74 casos. Siendo los grupos afectados los niños menores de un año, seguido de los niños entre 1 y cuatro años de edad, y de los adolescentes con edades entre los 15 y los 19 años.

Debemos concienciarnos sobre la importancia de la vacunación. En este caso, debéis saber, que nosotros, somos los únicos portadores del meningococo. Existe entre un 5-10% de la población en general y hasta un 25% de los adolescentes que son portadores asintomáticos de la bacteria en nuestro tracto respiratorio superior, con lo cual, podéis imaginaros la “lotería” que supone, porque la vía de transmisión es la respiratoria, si, esas “gotitas” que son expulsadas por los enfermos o peor aún por portadores sanos.  A esas «gotitas» se les llama de Flügge en honor a su descubridor, Carl Flügge un bacteriólogo Alemán.

Como os decía antes, lo de “nueva” es relativo, porque en septiembre de 2017 se autorizó la comercialización en oficinas de farmacia comunitaria de dos vacunas meningocócicas conjugadas tetravalentes que antes eran de uso exclusivo hospitalario. Ambas han demostrado una mejor respuesta de anticuerpos que la vacuna de polisacáridos purificados tetravalente preexistente (Mencevax ACWY). 
Estas vacunas son Menveo y Nimenrix.

Menveo está autorizada por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para su uso entre los 2 y los 55 años (en EE. UU. desde los 2 meses de vida). Nimenrix se puede utilizar en Europa desde las 6 semanas de vida sin límite superior de edad y actualmente ( abril de 2019) permite 1 dosis a partir de los 6 meses de edad. 

¿Qué es Nimenrix?

Nimenrix es una vacuna empleada para proteger a adultos, adolescentes y niños a partir de 6 semanas frente a la enfermedad meningocócica invasiva provocada por cuatro grupos de la bacteria denominada Neisseria meningitidis (grupo A, C, W-135 e Y). Una enfermedad se considera invasiva cuando la bacteria se propaga en el organismo provocando infecciones graves, como la meningitis (infección de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal) y septicemia (intoxicación de la sangre). La vacuna contiene sustancias de la membrana exterior de la bacteria N. meningitidis.

Para los más curiosos, Nimenrix, y me refiero a la solución ya reconstituida tiene una estabilidad de 8h a 30ºC y su color debe ser transparente incolora. Ahora bien, lo más recomendable, es administrarlo lo más rápido posible una vez reconstituida. Y esto lo digo especialmente por aquellos papás y mamás, que en ocasiones, las enfermeras preparan la vacuna y veis como transcurren los minutos y minutos hasta que conseguís calmar a vuestros pequeños en la consulta. Que sepáis, que hay un margen amplio en el que la vacuna sigue siendo efectiva, a pesar de que esos minutos, a vosotros os parezcan toda una “eternidad” 😉.

¿Cómo actúa Nimenrix en nuestro organismo cuando nos vacunamos?

Las vacunas actúan “entrenando” a nuestro sistema inmunitario (las defensas naturales del organismo) para estar preparados para defenderse frente a una posible enfermedad. Cuando nos vacunamos, nuestro sistema inmunológico reconoce las partes de la bacteria contenidas en la vacuna como “extraños” y se pone manos a la obra a fabricar anticuerpos contra ellas. De esta forma cuando estemos expuestos a la bacteria en cuestión, a partir de ese momento, nuestros anticuerpos, junto con otros componentes del sistema inmunitario, estarán en condiciones de matar a las bacterias y contribuirán a protegernos contra la enfermedad. Es decir, tendremos en nuestro organismo a toda una “artillería” bien entrenada, que sabrá que hacer en cada momento 😉.

En este caso, Nimenrix contiene pequeñas cantidades de polisacáridos capsulares (azúcares de la membrana exterior) extraídos de los cuatro grupos de la bacteria N. meningitidis: A, C, W-135 e Y, que han sido previamente purificados y después «conjugados» (unidos) a una proteína portadora denominada toxoide del tétanos (una toxina debilitada del tétanos que no provoca la enfermedad, también utilizada en la vacuna del tétanos), ya que esto mejora la respuesta inmunitaria a la vacuna.

¿Cuándo tengo que ponerle la vacuna a mi hijo/a?

Todo se resume, a cuando el médico así lo indique, y tened claro, que las pautas de vacunación en algunos casos se van modificando por los cambios epidemiológicos que se van produciendo. Aquí os dejo textualmente las recomendaciones extraídas del Comité Asesor de Vacunas hasta el momento.

“El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social recomienda actualmente, la aplicación sistemática de 2 dosis de vacuna MenC-TT (conjugada con toxoide tetánico), con la siguiente pauta: 1 dosis en el primer año de vida (4 meses de edad) y 1 dosis de refuerzo a los 12 meses de edad y 1 dosis de MenACWY a los 12 años (esquema 1+1+1), con un rescate hasta los 18 años con MenACWY.

El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría actualmente recomienda, como mejor esquema de vacunación, la aplicación sistemática de 1 dosis de vacuna MenC-TT (conjugada con toxoide tetánico), a los 4 meses de edad, seguida de una dosis de MenACWY-TT a los 12 meses de edad. La dosis correspondiente a los 12 años debe sustituirse por la vacuna conjugada frente a los meningococos A, C, W e Y (MenACWY), aconsejándose además un rescate progresivo hasta los 19 años. Esta recomendación se basa en los cambios epidemiológicos observados respecto a la mayor incidencia de la infección meningocócica por los serogrupos W e Y.

A la vista de la modificación de la ficha técnica de Nimenrix, en la que se permite la administración de una sola dosis a partir de los 6 meses de edad, se abren nuevas opciones de protección frente a los meningococos A, C, W e Y, que los pediatras pueden informar a las familias con hijos menores de 1 año para aumentar la protección individual, pero que fundamentalmente deben entenderse como una posibilidad de cambio de cara a las próximas recomendaciones de 2020.”

Es decir, y aquí aprovecho que “el Pisuerga pasa por Valladolid” 😉, para deciros que Nimenrix, al igual que el resto de vacunas, necesita RECETA MÉDICA para que podamos dispensarla en la Farmacia. Si, aunque tengamos que pagarla de nuestro bolsillo. Que esto es un concepto todavía muy arraigado: “como no está financiado, no necesita receta médica”. Pues he de deciros que si, que es OBLIGATORIA la receta médica oficial. Una receta médica, que trae intrínseca, la valoración médica.

Y por último, aunque podríamos seguir hablando de Nimenrix largo y tendido, viene una de las dudas que más os suelen preocupar.

¿Qué efectos secundarios puede producir Nimenrix?

Aquí os dejo en la tabla extraída de la ficha técnica de Nimenrix, el resumen de las reacciones adversas más frecuentes y las no tan frecuentes, pero que se han notificado.

Imagen extraída de la ficha técnica
Imagen extraída de la ficha técnica

Sin más, animaros a que sigáis consultando fuentes seguras y fiables de información, y por supuesto a los profesionales sanitarios correspondientes 😉.

Aquí os dejo algunas fuentes seguras, fiables y actualizadas, donde podéis ampliar toda la información que necesitéis y que vuestra curiosidad os inquiete a saber 😉.

¡¡¡Ah!!!  Y por si alguien se pregunta si yo vacuno a mis hijos, la respuesta es un ROTUNDO SI.

Fuentes: https://vacunasaep.org/documentos/manual/cap-30#4.1

https://cima.aemps.es/cima/pdfs/ipe/12767003/IPE_12767003.pdf

https://www.ema.europa.eu/en/medicines/human/EPAR/nimenrix

¡Feliz día!

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: