Buenos días,

Tras el éxito de visitas al último post sobre los falsos mitos que rodean a la fotoprotección, tengo que daros las GRACIAS con mayúscula por vuestro paso por el Blog.

Y dicho esto, seguimos hablando de fotoprotección, tras recibir alguna que otra sugerencia por vuestra parte, de hablar sobre la composición de los fotoprotectores, en concreto, sobre la diferencia entre los filtros químicos y físicos de los mismos, y cómo identificarlos en su composición. Por lo que, estad atentos/as, a todos aquellos/as a los que os interese el tema.

Ver las imágenes de origen

Comenzamos…….

Todo comienza cuando váis a adquirir un fotoprotector. ¿Y qué es lo primero en lo que os fijáis?, si, exacto, en el factor de protección, esas siglas seguidas por el número SPF, que en muchas ocasiones, tendéis siempre al número más bajo, muchas veces «cegados/as» por vuestro afán de poneros morenos durante las vacaciones para volver a la oficina los y las más morenos del lugar.

Pero, aunque si bien es cierto, el SPF de un protector solar es muy importante, lo es más aún fijarse un poco más en su composición, cuando hablamos en términos de calidad.

Y es que, entiendo, que al girar un envase de un fotoprotector y ver ese listado de compuestos puede llegar a abrumarnos, más aún, si giramos y giramos el envase en busca de nuestro idioma para poder al menos, encontrar una «palabreja» que nos suene algo ;).

Ver las imágenes de origen

¿Qué diferencia a los filtros físicos de los químicos?

Hay que decir, que según su mecanismo de acción, existen tres tipos de filtros solares, los que ya más o menos algunos y algunas conocéis, que son los físicos y los químicos, y los biológicos (algo menos conocidos pero que también necesetian una breve presentación).

¿Habéis oído esa frase de «rebota, rebota y en tu cara explota» ;)?, pues eso hacen los filtros físicos con la luz, pero sin «explotar» en nuestra cara ;). Lo que hacen es reflejar parte de la radiación solar que llega a nuestra piel. ES decir, los filtros físicos, se quedan en la superficie de nuestra piel cuando los aplicamos y reflejan y dispersan las radiaciones solares. Son de amplio espectro; inertes (es decir, no provocan reacciones indeseadas en la piel) e insolubles; y éstos se suelen utilizar para evitar tanto el eritema como el bronceado.

¿Cuándo es más recomendable escoger un protector solar con filtros físicos?. En los siguientes casos:

  • Niños menores de 3 años. Aquí os recuerdo, que debemos evitar que los más pequeños de la casa estén expuestos de forma directa al sol por mucho fotoprotector que les apliquemos. Dicho queda.
  • En aquellos casos, de hipersensibilidad, pieles alérgicas y reactivas.
  • Cuando se detecte cierta intolerancia a los filtros químicos.
  • Si tenemos alguna cicatriz, también es recomendable, aplicar sobre ella, un fotoprotector que contenga filtros físicos.
  • Cuando hay eritema.
  • Después de tratamientos con láser o realización de peelings químicos, que dejan nuestra piel más sensible y vulnerable.

Y claro, pensaréis, «filtros físicos=se me queda todo blanco». Pues no tiene por qué. Hoy en día, en el mercado existen fórmulas que emplean tamaños de pigmentos micronizados, muy pequeños, que formulados en una base adecuada, hacen que no se quede ese efecto blanco en la piel al aplicarlos.

¿Cómo reconocer que un protector solar lleva filtros físicos?

Lo primero de todo, porque en el envase suele poner MINERAL, si, porque a los filtros físicos, también se les conoce como inorgánicos o minerales. Y luego, porque si nos ponemos las «gafas de cerca» 😉 en aquellos casos que sea necesario y nos damos un «paseo» por su composición, encontraremos entre los ingredientes más poupulares, a compuestos como el óxido de zinc (antiséptico, e insoluble en agua) y el dióxido de titanio, entre otros.

Y si pasamos a los filtros químicos, de éstos debemos decir que también se les conoce como filtros orgánicos porque son moléculas formadas por carbono, oxígeno e hidrógeno.

Su funcionamiento es similar a los filtros físicos, solo que en este caso, la energía procedente a nuestra piel de la radiación ultravioleta se transforma en calor (radiación térmica). O si lo queremos expresar de otra manera, actúan por absorción de la radiación solar ultravioleta, es decir, captan parte de la energía incidente, que se vuelve a emitir como radiación térmica. En función de la longitud de onda absorbida se distingue entre los filtros UVB, UVA y de amplio espectro.

¿Cómo identificar los filtros químicos en la composición?

Si véis nombres como Tinosorb M ( methylene bis-benzotriazolyl tetramethylbutylphenol ), Tinosorb S (bis-ethylhexyloxyphenol methoxyphenyl triazine) , Mexoryl XL, o el acido para-aminobenzoico (PABA) uno de los fundamentales, característico por su color blanquecino. Algunas veces se le denomina vitamina Bx, pese a que no es una verdadera vitamina. Su función es esencial porque actúa bloqueando los rayos solares una vez se aplica en la piel.

Si queréis ampliar más información sobre el contenido de los filtros químicos os dejo el enlace de COLIPA donde vienen todos los filtros químicos autorizados. Para que no os volváis «locos/as buscándolo», teneís que iros al ANEXO VI (LIST OF UV FILTERS ALLOWED IN COSMETIC PRODUCTS) , está al final del documento 😉 : ttps://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN/TXT/PDF/?uri=CELEX:32009R1223&from=EN .

Y la pregunta del millón ;). ¿Son mejores los filtros químicos o físicos?

Pues aquí, como en todo en la vida, aunque suene a topicazo, en el equilibrio está la clave. Y lo mejor, es la combinación de ambos tipos de filtros para tener una mejor cobertura frente a la radiación UVA/UVB.

Y no, no se me olvidaban. Los filtros biológicos son antioxidantes que evitan la formación de radicales libres. Entre ellos están las vitaminas A (betacarotenos), C y E (en forma de acetato o palmitato). Éstas son importantes, porque aplicadas por vía tópica, tienen propiedades antirradicalares, con los beneficios que esto conlleva.

¡Feliz día!

Beatriz

Fuentes:

https://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN/TXT/PDF/?uri=CELEX:32009R1223&from=EN

https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-filtros-solares-caracteristicas-tipos-requerimientos-13079607

https://www.uv.es/uvweb/master-quimica/es/blog/compuestos-quimicos-esenciales-protectores-solares-1285949128883/GasetaRecerca.html?id=1285976628831

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto y tus preferencias de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: