Buenos y muy calurosos días,

Las imágenes que mejor definen una ola de calor, son las que nos están proporcionando estos días la AEMET, (Agencia Estatal de Meteorología).

Foto tomada de la AEMET a día 27 de Junio de 2019

Bueno esas, y el ver como cada cual, lleva a cabo sus propias medidas de «seguridad» ;), o las diferentes y peculiares formas de afrontar el calor.

Pero lo cierto es, y bromas aparte, que una ola de calor, tiene serios riesgos para nuestra salud, especialmente a las personas mayores, con alguna enfermedad cardiovascular, respiratoria, personas que se encuentren encamadas, polimedicados o bajo tratamientos farmacológicos (diuréticos, anticonceptivos..), lactantes y niños pequeños, embarazadas, personas con algún tipo de discapacidad, y/o con sobrepeso u obesidad.

Es importante llevar a cabo unas medidas de seguridad para sobrellevar el calor, y ayudar a nuestro organismo a llevar a cabo su función de adaptación a estas altas temperaturas, para poder mantener nuestra temperatura corporal normal.

¿Qué recomendaciones me da mi Farmacéutico/a para hacer frente a una ola de calor?

Si no nos queda más remedio que estar en la calle, las recomendaciones serían:

  • Beber líquido fresco (agua) con frecuencia sin esperar a tener sed
  • Permanecer siempre en la sombra
  • Utilizar protección solar, gorra y gafas de sol
  • Refrescarse con frecuencia la cabeza y nuca.
  • Evitar en la medida de lo posible permanecer en el exterior durante las horas centrales del día, especialmente si las actividades requieren de cierto esfuerzo físico.

Si estamos en un lugar cerrado (en casa o el trabajo).

  • Beber líquido fresco (agua) con frecuencia y sin esperar a tener sed.
  • Si se dispone de aire acondicionado, cerrar bien las puertas y ventanas si vamos a hacer uso del mismo para que la temperatura y humedad de la estancia se mantenga.
  • Evitar que el sol nos entre directamente en las estancias del hogar, bajando persianas, y corriendo cortinas.
  • Evitar realizar esfuerzos físicos en las horas centrales del día.
  • Evitar el uso de dispositivos que puedan aumentar la temperatura de la estancia en la que nos encontramos.
  • Permancer en el lugar de la casa que sea más fresco.

Si la ola de calor nos pilla en pleno viaje en el coche, las recomendaciones serían:

  • Antes de subirse al coche, abrir las puertas y ventanas para que éste se ventile y tratar de igualar la temperatura del exterior y el interior de nuestro vehículo.
  • Si nuestro vehículo tiene aire acondicionado, debemos hacer uso del mismo, en caso contrario, debemos abrir las ventanas. Ahora bien, es importante, que durante los primeros minutos desde que ponemos en marcha el aire acondiconado , abramos también las ventanas, para que el aire caliente que se genera dentro del habitáculo sea expulsado.
  • La temperatura del aire acondicionado debe estar entre los 22 y 24ºC para evitar cambios muy bruscos de temperatura al bajar o subir al vehículo.
  • Si el viaje es de larga duranción, debemos hacer paradas cortas que nos permitan refrescarnos, descansar y airear el interior del vehículo. ¡Ah! y durante estas paradas, debemos en la medida de lo posible, dejar el coche en una zona con sombra.
  • Por supuesto Nunca se debe dejar a los niños, ni a las personas mayores, ni a los animales en el interior de un vehículo cerrado.
  • Hay que ser previsores y llevar siempre líquidos para hidratarse.
  • Debemos programar el viaje, evitando las horas de más calor.
  • No realizar comidas copiosas ni de difícil digestión durante un viaje en coche.
  • Debemos hacer uso de ropa ligera y cómoda.

Por último recordaros que evitéis la ingesta de alcohol (favorece la deshidratación), reduzcáis y/o evitéis el consumo de bebidas azucaradas y aumentéis el consumo de frutas frescas y agua.

En cuanto al correcto uso de vuestra medicación, comentaros, que no debéis hacer cambios en vuestro tratamiento habitual, y ante cualquier duda acudir a vuestro Farmacéutico/a de confianza o médico. Además la medicación, os recuerdo debe guardarse en un lugar fresco y seco.

En caso de necesitar automedicaros, debéis hacerlo de forma responsable, y esto pasa por consultar con vuestro Farmacéutico/a antes de tomar nada.

¡Feliz día!

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: