Si hay algo que nos caracteriza a los Farmacéuticos/as es la capacidad de dar respuesta a través de una solución o posible solución a los «problemas» de salud que nos planteáis a diario en el mostrador. Y aunque sabemos decir que NO, porque en muchos casos es más que una necesidad, es una obligatoriedad (velamos por vuestra salud), lo que siempre, siempre ofrecemos, son alternativas que os puedan ayudar a mejorar vuestra estado de salud.

Los/as Farmacéuticos/as somos los profesionales sanitarios, de mayor fácil acceso para la población, no es necesario pedir cita con nosotros, no es necesario esperar horas para ser atendido (bueno, en ocasiones, algunos minutos, a que terminemos de dispensar a «Antonia» sus medicinas, mientras nos cuenta la comida que tiene pensado hacer ese día) ;). Pero, inclusive, de esas cortas esperas, uno puede sacar provecho de su paso por la Farmacia ;).

Porque, somos los mayores expertos en el medicamento, de eso no hay duda alguna, conocemos los «entresijos» de cómo actúan los principios activos en nuestro organismo, sus beneficios, riesgos, y como minimizar y/o dar solución a los posibles efectos secundarios que éstos puedan tener en nuestro organismo cuando hacemos uso de los mismos. Y por supuesto, llevamos por bandera la PREVENCIÓN, con el único fin de mejorar vuestra/nuestra calidad de vida.

Y es de esta capacidad de dar respuesta, buscando siempre la solución que mejor se adapte a vuestras necesidades, de la que cabe destacar, la formación que hay tras ella, con el único fin de poder ofreceros un mejor servicio asistencial. Y si, en el currículum vitae de un/a Farmacéutico/a es importante que aparezca ese repertorio de cursos de Farmacia o Másters en Farmacia avalados por instituciones académicas que corroboren esa formación. Y para los compañeros de profesión que os estéis preguntando donde continuar vuestra formación, para los pacientes que nos leéis y tenéis esa innata curiosidad por saber nuestra fuente de sabiduría ;), que sepáis, que en instituciones académicas como la Universidad Cardenal Herrera (CEU), los Farmacéuticos confiamos y nos apoyamos, para mejorar profesionalmente. Algo que es «justo y necesario», justo para vosotros, y necesario para nosotros como profesionales sanitarios.

Lo sé, diréis: » no tengo tiempo», o como pacientes, os preguntaréis, pero…»¿si estás todo el día en el trabajo, aún te queda tiempo para formarte?». Pues si, de ahí viene el popular dicho de: «Querer, es poder». Y como los Farmacéuticos y Farmacéuticas, queremos seguir aprendiendo y actualizando nuestros conocimientos, gracias a instituciones como el CEU, nos permiten poder realizar las formaciones online, y ¡ojo!, porque son títulos con acreditación europea.

Y respondiendo a la cuestión planteada en en este post, ¿por qué los Farmacéuticos/as nunca dejan de formarse?

He de deciros, que porque todo lo relacionado con la salud, y su mejora, avanza, cambia y evoluciona. Porque vuestras necesidades cambian, y nosotros nos adaptamos a ellas, ampliando nuestra formación. Pero no solo los Farmacéuticos que estamos tras el mostrador de la Farmacia, sino también todos aquellos/as compañeros de profesión, que trabajan fuera de ella (en servicios hospitalarios, en industria….), todos estamos en continua formación.

Siempre estamos a la «caza y captura» ;), de más conocimiento, un conocimiento actualizado y adaptado.

La fitoterapia, farmacología, la nutrición en la Farmacia, los servicios asistenciales que os ofrecemos desde ésta, la elaboración y desarrollo de medicamentos individualizados, entre otros, son sólo algunas de las especialidades y temas en los que nos formamos a diario.

Es por este motivo, por lo que vuestra CONFIANZA es una de nuestras aliadas. Una confianza que sólo podemos obtenerla, gracias a nuestra formación.

¡Feliz día!

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: