Buenos días,

Es sencillo, si se sabe como. En muchas ocasiones, cuando el médico os prescribe un tratamiento farmacológico que consiste en óvulos vaginales, es decir, cuya administración es vía vaginal, soléis consultarnos como debéis llevar a cabo su administración. Aunque si bien es cierto, en otras muchas ocasiones, no nos consultáis nada, pero en vuestras caras, podemos ver un reflejo de cierta inseguridad, al ver como tomáis entre vuestras manos la caja, comenzáis a darle vueltas, en busca de un atisbo de información que os pueda dar una pista, sobre cómo hacer uso de semejante escpecialidad farmacéutica ;).

Pues bien, si necesitáis hacer uso de los óvulos vaginales y nunca antes lo habéis hecho, que no cunda el pánico ;), tan solo debéis seguir los siguientes pasos:

  • En primer lugar, deciros, que es más recomendable esperar a que finalice el día para aplicarlos. Ees mejor hacerlo por la noche, justo antes de irnos a dormir, y os preguntaréis, ¿por qué?, simplemente porque mejoramos su absorción al hacer frente a nuestra querida gravedad ;). De esta forma, evitamos la posible salida del mismo.
  • Llevar a cabo una correcta higiene de nuestras manos y de la zona. Mejor si lo hacemos con jabones neutros.
  • Se recomienda estar tumbadas boca arriba, con las piernas separadas y ligeramente flexionadas para facilitar su aplicación. Ahora bien, si en otra postura os resulta más cómodo su aplicación, adelante ;). Eso sí, debéis aseguraros que el óvulo se introduce de forma correcta.
  • Si la presentación que adquiramos lleva el aplicador, es tan sencillo, como retirar el óvulo del envase, colocarlo en la punta del aplicador e introducir el aplicador con el óvulo lo más profundamente que podamos de la vagina. Una vez está dentro el aplicador, empujaremos el émbolo del mismo hasta el tope, lo que hará que el óvulo quede en el interior de la vagina. A continuación, retiraremos el aplicador.
  • Si no disponemos de aplicador, se realiza con ayuda de los dedos, introduciendo el óvulo lo más profundo que podamos. Por supuesto que decir, que aquí la higiene sigue siendo fundamental. Y la postura, al igual que con el aplicador vaginal, se recomienda que sea tumbada boca arriba y con las piernas ligeramente separadas y flexionadas.
  • Finalmente, nos lavamos las manos, y a dormir 😉.
Algunas imágenes han sido tomadas del prospecto del medicamento

Por último comentaros, que cuando aplicamos un óvulo/comprimido vaginal (en caso de las cápsulas es menos probable), pueden aparecer restos de exudado, cuando éste se va deshaciendo en nuestra ropa interior, para ello, si os resulta muy molesto, podéis utilizar algún tipo de salva slip o compresa, ahora bien ¡ojo aquí!, y si hacéis uso de la misma, cambiarla con frecuencia. Porque si no, podemos agravar el proceso, especialmente cuando estamos bajo un tratamiento antifúngico. Ya sabéis, por eso de la humedad ;).

¡Ah! y que no se me olvide, en caso de estar embarazada, siempre debemos aplicar el óvulo con ayuda de los dedos, y NO UITLIZAR el aplicador.

¡Feliz día!

Beatriz

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto y tus preferencias de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: