Buenos días,

Que la vitamina D, «está de moda», es una realidad. Y digo «moda», porque cuando nos referimos a temas de salud, en la mayoría de los casos suele estar justificada el aumento de la prescripción de un determinado medicamento con el fin de tratar o paliar como es en este caso una deficiencia de dicha vitamina.

Ya hablamos en un post pasado, que habían aumentado considerablemente las prescripciones de vitamina D, y es muy posible, que si aún no te la han prescrito, conozcas a algún familiar, amigo, primo o vecino que la esté tomando.

Que nuestros huesos y dientes necesitan la vitamina D, es más que sabido por todos, más que nada, porque la vitamina D es íntima del calcio ;), y éste no sabe, o mejor dicho no puede llevar a cabo su función, sin ésta, porque señores y señoras, si no hay suficiente vitamina D en nuestro organismo, no podemos absorber el calcio a nivel intestinal.

Pero ojo aquí, porque como dice el refrán, al que muchas veces hacemos honor, «caballo grande, ande o no ande» ;). Si, muchas veces, tenemos la creencia de que hay que tomar más y más, de que como es una vitamina, podemos dar barra libre a su administración, «total, no puede ser malo».

Pero la cosa no queda ahí, a mis compañeros médicos prescriptores y compañeros farmacéuticos/as de profesión, animarles a revisar las posologías de dicha vitamina, porque la AEMPS, ya ha recibido varias notificaciones de casos de sobredosificación. Aquí os dejo, extraído tal cual, parte de la notificación que hizo el pasado mes de Marzo, de casos detectados de sobredosificación tanto en niños como en adultos:

«Se han notificado casos graves de hipercalcemia en recién nacidos y lactantes, asociados a la utilización de colecalciferol. En todos estos casos se habían administrado a los niños dosis diarias muy superiores a las recomendadas para prevenir el déficit de vitamina D. Llama la atención que en algunos casos se utilizaba una presentación para adultos, no autorizada para su uso en pediatría.

Se recuerda que, para su uso en pediatría, colecalciferol como monofármaco está comercializado como:Gotas orales para administración diaria: Deltius® y Thorens® 10.000 UI/ml (1 gota contiene 200 UI); Vitamina D3 Kern Pharma 2.000 UI/ml (3 gotas ó 0,1 ml contienen 200 UI).

Ampollas bebibles para administración cada 6-8 semanas según la edad del niño: Videsil® 25.0000 UI solución oral. Su uso debe reservarse para aquellos casos en los que no es posible la administración diaria.

Por otra parte, se dispone de soluciones orales de Deltius® y Thorens® en frascos unidosis de 2,5 ml, que contienen 25.000 UI y no están indicadas para niños; sólo están indicadas para adultos debido a su alta concentración.

Se han notificado casos graves de hipercalcemia en adultos asociados a la administración de calcifediol (comercializado como Hidroferol®). En todas las ocasiones el paciente había utilizado una pauta de administración con una mayor frecuencia de dosificación que la recomendada en la ficha técnica del producto»

¿Qué pasa si tomo más vitamina D de la que necesito?

Pues que se produce hipercalcemia, es decir, nuestro intestino se «atiborra» a calcio y esto puede hacernos pasar una mala jugada, dañando nuestros riñones, originándonos confusión y desorientación, formándose depósitos de calcio en los tejidos blandos, como nuestro corazón y pulmones, generándonos estreñimiento, náuseas, vómitos………

¿Puedo darle la vitamina D que me ha recetado el médico a mi hijo recién nacido?

NO, aquí cada cual con lo suyo. Dejemos a un lado ese «aprovechamiento» y generosidad fraternal, porque las presentaciones farmacéuticas difieren en concentración, y las pediátricas, están preparadas para cubrir las necesidades de los más pequeños, así como las de adultos, para los adultos.

La posología de la vitamina D, especialmente en la población adulta, debe estar ajustada por el médico en función de los resultados de los niveles de vitamina D que se tengan.

Por último, comentaros que si en la Farmacia, nos ponemos pesados repitiéndoos la posología de la vitamina D varias veces, y asegurándonos que la tenéis clara, no es por otro motivo, que el de asegurarnos que estáis tomándola de forma correcta.

Sin más, deciros, una vez más, que en el equilibrio está la clave de nuestra salud ;).

¡Feliz día!

Beatriz


A %d blogueros les gusta esto: