Buenos días,

El próximo 31 de Mayo se celebra el día Mundial sin Tabaco y hoy me adelanto para contaros algunas cosillas sobre CHAMPIX, un fármaco al que muchos de vosotros recurrís para ayudaros en el GRAN PASO DE DEJAR DE FUMAR ;).

Por desgracia, el tabaquismo es uno de los mayores problemas sociosanitarios. Causa ingentes costes económicos, y es una de las principales causas de morbimortalidad, motivos por los que el tratamiento del mismo es una prioridad asistencial de primer orden. Es por eso que los Farmacéuticos/as, sentimos que tenemos una gran responsabilidad en vuestra salud y queremos ofreceros todo lo que esté en nuestra mano para ayudaros en el proceso de dejar de fumar.

Además no podemos olvidarnos que el tabaquismo pasivo también aumenta el riesgo de cáncer de pulmón, EPOC y enfermedad cardiovascular, hechos que hacen reforzar la importancia del abandono del hábito y pueden motivaros más a los que estéis pensando en dejarlo.

Os tenemos que decir una verdad “como un templo” ;). Los fármacos son sólo un complemento al abordaje NO farmacológico. Es nuestra obligación explicaros que el uso de un fármaco para dejar de fumar, como en este caso puede ser CHAMPIX, lo que hará es aumentar la tasa de éxito en el proceso de la deshabituación. El compromiso que adquiráis en la consecución de vuestro objetivo de dejar de fumar será clave para que el médico os lo prescriba.

¿Qué es Champix?

La vareniclina es el nombre que recibe el principio activo que contiene CHAMPIX. Ésta ejerce una acción agonista parcial sobre el receptor nicotínico alfa4beta2. Es un agonista con menos eficacia intrínseca que la nicotina y posee actividad antagonista en presencia de nicotina, la cual bloquea el sistema dopaminérgico mesolímbico que sirve de base de recompensa al fumar. La vareniclina ha demostrado eficacia en el tratamiento de la deshabituación tabáquica. Puede asociarse a nicotina. Aunque su perfil de efectos indeseables no es de gran relevancia (náuseas, flatulencia, insomnio, sueños anormales, etc.), se han dado casos de síntomas depresivos e ideación suicida, lo que obliga a advertiros a todos los que estéis pensando tomarlo, que lo hagáis siempre con la máxima precaución, especialmente si existe algún trastorno psiquiátrico.

¿Se necesita receta médica para adquirirlo?

Un rotundo SI.

¿Cómo debo tomarlo?

La forma de tomar Champix es la siguiente:

Lo primero que debemos hacer si estamos decididos a tomarlo y a dejar de fumar es fijar una fecha límite y una o dos semanas antes de dicha fecha comenzar el tratamiento con la pauta indicada:

Los tres primeros días, se tomarán 0,5mg al día, desde el cuarto día y hasta el séptimo, habrá que tomar 0,5mg dos veces al día y desde el día 8 hasta completar las 12 semanas de tratamiento se tomarán 1mg dos veces al día.

Si tras el tratamiento conseguís vuestro objetivo el médico podrá valorar, el recomendaros un tratamiento adicional para controlar la abstinencia de unas doce semanas más y con la posología de 1mg dos veces al día.

Si por el contrario no queréis dejar de fumar de forma abrupta o no podéis el médico elaborará junto con vosotros una estrategia de abandono gradual del tabaco con Champix, donde deberéis ir disminuyendo de forma gradual el consumo de tabaco durante las 12 primeras semanas de tratamiento y eso sí, dejarlo al final de dicho tratamiento. Además para estos casos, si que se suele establecer un segundo ciclo de tratamiento de 12 semanas.

¿Puedo fumar mientras estoy en tratamiento con Champix?

Si eres de l@s que no quiere dejar de fumar de la noche a la mañana o no puedes, durante el primer tratamiento de 12 semanas podrás fumar, siempre que vayas disminuyendo el número de cigarrillos. Al finalizar esas primeras 12 semanas de tratamiento, el objetivo es que consigas dejar de fumar.

Me han dicho que Champix tiene muchos efectos secundarios, ¿es cierto?

Como todos los medicamentos, Champix no es menos, y también tiene un número significativo de efectos secundarios, entre los que es importante destacar y que conozcáis los siguientes:

  1.  Muy frecuentes: náuseas, cefaleas, insomnio y sueños anormales.
  2. Frecuentes: fatiga, aumento del apetito, somnolencia, mareo, vómitos, estreñimiento, diarrea, molestias gástricas y sequedad de boca.
  3. Poco frecuentes: anorexia, ansiedad, cambios de humor, temblor, disnea, erupción cutánea, rigidez de articulaciones, etc…

Además en los casos más graves, se han observado casos en los que se ha visto aumentado el riesgo de comportamientos suicidas.

Si bien, hay que decir, que estos efectos secundarios, en ocasiones pueden ser difíciles de diferenciar de los síntomas de retirada de la nicotina.

Precauciones a tener en cuenta antes de la toma de Champix

Siempre debéis informar al médico si padecéis algún trastorno psiquiátrico previo porque se pueden exacerbar los síntomas del mismo.

Hay ocasiones, en los que la tolerabilidad al fármaco no es la esperada y los efectos secundarios acentúan su presencia, para estos casos, el médico valorará ajustar la dosis al paciente.

Y hasta aquí, este pequeño resumen de un fármaco al que como el resto, debemos tenerle RESPETO.

Beatriz

¡Feliz día!

Fuentes: Ficha técnica medicamento AEMPS

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto y tus preferencias de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: