Buenos días,

“Dame algo para esta congestión”, “un spray nasal, un respibien o algo así”, esas son las dos frases más frecuentes por las que comenzáis a solicitarnos algún medicamento para uno de los síntomas “más incómodos” cuando estamos pasando por un proceso gripal o un resfriado común, la congestión nasal. Y lo hacéis, con esa característica voz, cuando uno/a está congestionado, y habiendo tomado aire, para poder pronunciar la frase completa ;).

Entonces, entramos en materia, comenzamos a mostraros varias alternativas, dos, como mucho tres, donde os explicamos los beneficios y los riesgos de cada uno de los sprays que os ofrecemos. Pero, en muchas ocasiones, de nada sirve, porque aunque lo redactáis en forma de pregunta, ya sabéis muy bien que veníais a por Respibien ;), y nada de lo que os digamos, nada de lo que os argumentemos, servirá para que nuestras recomendaciones se conviertan en una realidad.

Siendo justos con los descongestivos nasales, en concreto con Respibien, del que hoy hablamos por su gran popularidad, debo decir, que es efectivo, muy efectivo (siempre que se haga un uso correcto del mismo), y todo ello es debido a la oximetazolina, principio activo, responsable de su efecto.

¿Qué es Respibien?

Respibien, contiene en su composición Oximetazolina, que pertenece al grupo de los simpaticomiméticos de uso nasal, sí, lo sé, os estáis preguntando, ¿qué es un simpaticomimético?, se define a este grupo de fármacos, como aquellos que tras su administración reproducen o imitan los efectos derivados de la activación del sistema nervioso simpático.

Sí, porque nuestro sistema nervioso autónomo (SNA), se divide en dos partes, el “simpaticón”, formalmente llamado simpaticomimético o adrenérgico ;), y el parasimpático. El simpático es el encargado de recoger las señales sensoriales viscerales (el dolor visceral), y el parasimpático, se hace cargo de las no sensoriales (barorecepción, quimiorecepción).

En concreto, la oximetazolina es un agonista no selectivo de los receptores adrenérgicos alfa 1 y alfa 2, lo que hace que sea tan efectivo en su efecto vasoconstrictor local de la mucosa y en la disminución de la congestión nasal.

Y por otro lado, y es importante que lo sepáis, Respibien contiene cloruro de benzalconio, que se trata de un conservante, con acción sanitizante y desinfectante, es decir, su función es reducir el número de microorganismos . Aquí, debéis saber, que el cloruro de benzalconio, cuando se usa de forma prolongada puede (digo puede, porque no siempre pasa ) llegar a producir inflamación de la mucosa nasal, por lo que si se sospecha de ésta, la cual se manifiesta con una congestión nasal persistente, entonces, siempre que sea posible, deberemos utilizar otro spray nasal que no lo contenga.

¿Cómo debo usar Respibien?, ¿cuántas veces al día y durante cuanto tiempo puedo aplicármelo?

Para hacer un uso responsable y seguro de Respibien, las recomendaciones son, aplicar una pulverización en cada fosa nasal cada 10-12 horas (dos veces al día), no soprepasando esta dosis diaria. Y por supuesto, sólo si fuese necesario, porque si con una pulverización diaria es suficiente, no tendríamos que hacer uso de una más. Y el tiempo de aplicación, no más de tres días. Aquí, menos es más ;).

Para aplicarlo, lo primero que haremos, será limpiar nuestras fosas nasales, es decir, nos sonaremos bien la nariz con un pañuelo limpio 😉 y si lo hacemos con algo de suero, mejor que mejor. Si es la primera vez que usamos ese envase o hace tiempo que no lo usamos, es importante cargar el pulverizador, para lo que, llevando cuidado de no aplicarlo en la cara (ni en la de los demás ;)), lo separaremos de nosotros, y haremos una pulverización al aire hasta ver que sale un líquido finamente pulverizado. A continuación, con la cabeza levantada y llevando a cabo una inhalación, pulsamos con determinación el pulverizador una vez, SOLO UNA VEZ en cada fosa nasal.

Tras cada uso, y haciendo gala de nuestros hábitos higiénicos ;), deberemos limpiar el aplicador con un paño húmedo, y volver a guardarlo en su envase. ¡Ah!, y aunque sé que la generosidad y el compañerismo es una virtud ;), en estos casos, lo de compartir lo dejamos a un lado. Por lo que, aquí, cada uno con su spray nasal.

¿Cuánto tarda en hacer efecto el Respibien?, ¿cuánto dura su efecto?

Cuando nos aplicamos una pulverización de oximetazolina en nuestras fosas nasales, su efecto es muy rápido, y en cuestión de minutos, de 5 a 10 más o menos, ya se nota esa sensación de nariz despejada que nos “devuelve a la vida” ;). Un efecto, que puede durar entre ocho y 12 horas. 

¿Todo el mundo puede usar Respibien?

Respibien sólo debe usarse en adultos y niños a partir de los seis años de edad. Cuidado con los niños, ya que éstos son más susceptibles de que su principio activo oximetazolina, pase a circulación sistémica, es decir, al torrente sanguíneo, y por lo tanto aumenta su exposición a los efectos adversos. Si hay que administrar Respibien a un niño, siempre mejor que sea bajo supervisión médica. Y lo mismo para los/as maduritos/as 😉 mayores de 65 años, por lo que precaución en su uso, por favor.

Y se debe tener especial precaución, si sois diabéticos, hipertensos, tenéis alguna enfermedad de la tiroides, alguna enfermedad cardiovascular, o hipertrofia prostática. En estos casos, siempre que se pueda, mejor utilizar alternativas terapéuticas.

“Si es un spray nasal, no interacciona con nada, ¿no?”

Esta es la pregunta que me hacía el otro día una paciente en la Farmacia. Pues, NO, no, el que sea un spray nasal, no le evita de tener ciertas interacciones, que por supuesto, debemos tener en cuenta. Por lo que todos aquellos/as que estéis bajo tratamiento con antidepresivos tricíclicos, IMAO y Metildopa, deberéis tener en cuenta que el uso concomitante de oximetazolina con éstos, puede provocaros un aumento de la presión sanguínea.

Y si además, usáis broncodilatadores o fenotizidas, aquí siempre espaciar su toma dos semanas del uso de oximetazolina. Aunque si es posible, siempre será recomendable utilizar una alternativa terapéutica.

¿Cuáles son los efectos secundarios más frecuentes del uso del Respibien?

Sus efectos secundarios, los más frecuentes se producen en la zona de aplicación, en nuestra nariz, y suelen ser: escozor, estornudos, picor y sequedad.

¿Por qué se produce el efecto rebote con el uso del Respibien?

El temido y real efecto rebote, se produce cuando abusamos de su uso. Si, cuando se hace un uso indebido del mismo y no se respeta la posología. En estos casos, se produce un efecto rebote por parte de la oximetazolina, que más allá de provocar la vasoconstricción que buscamos, produce todo lo contrario, dando lugar a una vasodilatación, congestión y lo que se denomina una rinitis medicamentosa. Por lo tanto, a la pregunta de: “¿puedo usar Respibien?, sí, siempre que seas una persona adulta, al que su uso no esté contraindicado, en los casos que hemos comentado antes, puedes usarlo, porque es eficaz, y seguro, ahora bien, siempre y cuando te limites a usarlo con la posología que hemos comentado ;).

Porque en el respeto al medicamento, reside su eficacia y seguridad ;).

¡Feliz día!

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: