Buenos días,

Peticiones como ésta se suceden con mucha frecuencia en la Farmacia: “dame la pomada para los moraos”, o “dame la crema de la circulación”,o simplemente, “dame la crema que uso para las piernas”. Donde en vuestras peticiones, la forma farmacéutica no importa ;), pasando de crema a pomada en un abrir y cerrar de ojos, y las indicaciones, eso es otro cantar, nos las váis anunciando vosotros, eso sí a vuestra manera: “para los moraos, para las piernas (así en general), para la circulación (también así, en general).. ;). El caso, es que utilizando unas técnicas u otras de comunicación, al final logramos conseguirlo, y asombrosamente damos siempre o casi siempre con lo que necesitáis.

Pues de eso va el post de hoy, de esa “crema de los moraos” que tantos años lleva en los botiquines de nuestros hogares (la primera autorización de este medicamento data de octubre del 1959) , especialmente en el de nuestros abuelos y abuelas ;). Esa pomada, porque es una POMADA ;), cuyo envase es inconfundible por su color amarillo y letras negras. Hablamos de Thrombocid (que no se os olvide la h al escribirla ;)), esa pomada que en ocasiones le otorgáis usos poco correctos, como el de las “ojeras y bolsas” (que veremos más adelante) o la de “aliviar el dolor en un golpe”. Pero, ¿para qué sirve realmente Thrombocid?

¿Para que sirve la pomada Thrombocid?

Para saber exactamente cuáles son los “atributos” de Thombocid, debemos saber su composición. Thrombocid contiene, por cada gramo de pomada, 1mg de pentosano polisulfato sódico como princpio activo, el cuál va acompañado de algún que otro excipiente ;).

Centrándonos en su principio activo, ese miligramo de pentosano polisulfato sódico, debéis saber, que es un heparinoide semisintético de bajo peso molecular y de origen vegetal. Y hay que recalcar su bajo peso molecular, porque gracias a éste, es el motivo por el cual es posible su absorción a través de la piel. También tiene propiedades anticoagulantes, aunque en menor medida que la heparina. Además esta actividad anticoagulante, debido a su escasa absorción vía sistémica, no tiene especial relevancia. Lo que si tiene relevancia, y debemos tener en cuenta, es su actividad trombolítica, al prevenir la formación de trombos y favorecer la regresión de aquellos que se tengan de menor tamaño. Además, de mejorar la irrigación sanguínea, especialmente de los capilares.

Por otro lado, su aplicación vía cutánea en este caso, tiene cierta actividad anti-equimótica, que diréis, ¿qué es eso Bea?, pues bien, para que todos/as nos entendamos,  quiere decir que actúa sobre esas acumulaciones o mejor dicho, depósitos de sangre (hematomas) que se producen bajo la piel intacta cuando nos damos un golpe. Lo que comúnmente conocemos como “moretón” o “moraos” ;).

Por lo tanto, podemos decir que Thrombocid está indicado para:

El tratamiento de forma local y cuando los síntomas se manifiestan, de los trastornos venosos superficiales como la pesadez y tirantez en las piernas con varices en adultos cuando se producen hematomas superficiales causados por golpes, en adultos y niños mayores de 1 año. Si, habéis leído bien ;), para todos aquellos y aquellas que os preguntéis: ¿a partir de qué edad se puede usar Thrombocid?, ya queda aclarada la duda. Por lo que, a partir de ahora, si véis a vuestra suegra, con el tubo de pomada de Thrombocid para ponérsela en la pierna a vuestro hijo de año y medio que lleva un hematoma en la pierna por el golpe que se ha dado, TRANQUILIDAD, aquí nuestra suegra/madre/abuela, lo está haciendo bien, eso sí, siempre y cuando se busque mejorar el aspecto de ese hematoma. Porque para calmar el dolor, para eso, se utilizan otro tipo de medicamentos.

¿Cuántas veces al día puedo usar Thrombocid? ¿durante cuánto tiempo puedo estar utilizando Thrombocid?

El uso de Thrombocid, ya hemos dicho que puede hacerse a partir del año de edad, (en menores de un año, abstenerse, porque no existen estudios sobre seguridad y eficacia del uso de éste en niños menores de un año), y su aplicación es común a todos. Se podrá utilizar Thrombocid a partir del año de edad, hasta cuatro veces al día, aplicando una fina capa de pomada sobre la piel seca y limpia, y distribuyéndola con un ligero masaje, tras el cuál nos lavaremos bien las manos.

En cuanto al tiempo de duración en el uso de Thrombocid, deciros, que si pasados entre 5 y 7 días tras su aplicación diaria, la cosa no mejora, debemos acudir al médico, para que valore.

¿Todo el mundo puede utilizar Thrombocid?

Hemos dicho que a partir del año de edad “barra libre”, esto en cuanto a edad se refiere. Ahora bien, NO DEBEMOS aplicar Thrombocid, sobre heridas, úlceras, mucosas, en los ojos o cerca de éstos, ni en zonas muy extensas de la piel. Tampoco en aquellos que tengáis problemas hemorrágicos severos. Y por supuesto debéis absteneros los alérgicos a alguno de los componentes de Thrombocid.

Además debemos llevar especial cuidado si tenemos la piel muy sensible, porque los excipientes que contiene, como el  alcohol cetoestearílico, ácido ascórbico, butilhidroxianisol.., pueden producir reacciones locales en la piel como dermatitis de contacto. Y aquí nos detenemos, porque a la pregunta de: “¿se puede usar Thrombocid para las bolsas y las ojeras?”, la respuesta es NO. Y el motivo es, porque de hacerlo, vuestros ojos, especialmente la piel del contorno de éstos, que es mucho más fina (cuatro veces más fina que la del resto de nuestro cuerpo) y sensible puede sufrir irritaciones importantes, por no hablar de si entra en el ojo. Por lo tanto, para las bolsas y ojeras, haremos usos de la multitud de productos cosméticos (hipoalergénicos y adaptados a todo tipo de pieles) que existen hoy día en la Farmacia, y al Thrombocid lo dejamos para sus “menesteres”.

¿Puedo usar Thrombocid si estoy usando…?

Interacciones, no se conocen hasta el momento. Se trata de un fármaco seguro y eficaz. Ahora bien, si estáis haciendo uso de cualquier otra pomada, crema, solución……para la zona a tratar, os ruego, siempre nos lo comuniquéis para valorar su adecuación o no.

¿Qué diferencias existen entre Thrombocid y Thrombocid Forte?

La única diferencia es la concentración de princpio activo. Es decir, en el caso de Thrombocid, éste lleva 1mg de pentosano polisulfato sódico por cada gramo de pomada, mientras que en el Thrombocid Forte, esta concentración es cinco veces mayor. Es decir, lleva 5mg de pentosano polisultado sódico por cada gramo de pomada.

¿Es mejor usar Thrombocid Forte o Thrombocid? Mi recomendación es que comencéis siempre usando la de menos concentración, y en caso de que los síntomas, y hablo de éstos refiriéndome a esa sensación de tirantez de piernas o sensación de pesadez en adultos, cuando hay varices, no mejoran, entonces utilizaremos la presentación forte.

¿Se puede usar Thrombocid Forte también en niños?

Si, Thrombocid Forte también está indicado para niños a partir del año de edad. Aunque aquí, una servidora, os recomienda usar siempre el de menor concentración, porque para tratar los hematomas, con Thrombocid es suficiente. Aunque por supuesto, si un médico nos indica lo contrario, haremos caso a sus indicaciones ;).

¿Se necesita receta médica para poder comprar Thrombocid en la Farmacia?

La respuesta es NO. No se necesita la receta médica para que os dispensemos Thrombocid desde las Farmacias.

 

Y sin más, deciros, que a partir de ahora, las y los que estábais pensando en tratar vuestras bolsas y ojeras con Thrombocid, acudáis a vuestra Farmacia a por un buen contorno de ojos ;).

 

¡Feliz día!

 

Beatriz

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: