Buenos días,

Todos tenemos preferencias por un sabor determinado o por un color, determiados olores, y algunas texturas hacen que aceptemos mejor o peor ciertos alimentos o líquidos, y cuando hablamos de medicamentos, la cosa se pone serie, y más aún cuando son los pequeños de la casa los que tienen que medicarse. Una duda frecuente que nos realizáis a los Farmacéuticos y Farmacéuticas es: “Mi hijo ha vomitado la medicación, ¿qué debo hacer?”, a lo que antes de responderos, continuáis con más preguntas como: “No ha pasado mucho tiempo, ¿le tengo que volver a dar el medicamento?”, “¿le tengo que dar la misma dosis o menos?. O a veces, entre el fragor de la “lucha” por darle la dosis que le corresponde del medicamento, el forcejeo y estrés que supone ;), más el “susto” posterior del vómito con la consiguiente limpieza de todas y cada una de las gotitas expulsadas por nuestro retoño hace que no reparemos en nada, por lo que a veces, ni os acordáis de cuánto tiempo ha llegado a pasar desde la administración del medicamento y el vómito.

Pero, tranquilidad, porque todo o casi todo tienen solución ;). Y en estos casos, cuando nuestro hijo o nuestra hija vomita la medicación que le acabamos de administrar, también hay solución, o mejor dicho, yo diría un “protocolo” de actuación ;).

Lo primero de todo es mantener la calma. Y digo esto, porque el primero que se asusta y el que más estrés sufre ante un acontecimiento como es el vómito, es el propio niño. Por eso, nosotros como adultos, debemos matener la calma, tratar de calamarle a él o ella y a continuación actuar.

Y antes de seguir, debe quedar clara una cosa. Cuando hablamos de vómito, no debemos confundirlo con escupir el medicamento. Hay niños que simplemente por el rechazo lo escupen parcialmente, mientras que cuando hablamos de vómito, éste es inconfundible por la cantidad expulsada.

¿Tengo que volver a darle el medicamento si mi hijo vomita?

Si le acabamos de dar una dosis del medicamento que le ha recetado el pediatra, y en la franja siguiente entre los cinco y diez minutos posteriores a su administración nuestro hijo o hija vomita, por norma general se entiende que al medicamento no le ha dado tiempo a absorberse y que debemos volver a administrar la misma dosis. Esto es, porque en la mayoría de medicamentos, el tiempo de absorción, suele transcurrir a partir de los 10 minutos de administración y hasta una hora posterior a ésta. Además el rango de seguridad en la dosis con el que se “juega” es amplio y normalmente no se pautan las dosis máximas de administración, por lo que aunque nuestro hijo/a absorba parte del medicamento administrado, si le volvemos a dar la misma dosis, no hay riesgo de intoxicación. Pero ¡ojo!, la misma dosis, no queramos darle más por si vuelve a vomitar.

Como establecer un tiempo para cada medicamento, aquí ahora es imposible, porque no acabaríamos nunca, lo que siempre debéis hacer cuando vuestro hijo o hija vomita tras la administración de un fármaco, y como regla general es:

– Mirar el reloj, y observar el tiempo transcurrido entre la administración de éste y el vómito.

Si han transcurrido menos de diez minutos desde la administraicón y el vómito, volvemos a administrarle la misma dosis.

Si el vómito se produce transcurrido más de 60 minutos tras la administración. NO volvemos a administrarlo, porque se entiende que la absorción del medicamento ya se ha realizado. Y para evitar uns sobredosis, ya esperaremos hasta la siguiente toma, donde le daremos, la dosis pautada, ni más (por querer compensar) ni menos.

No estoy seguro/a de cuanto tiempo ha transcurrido entre la toma del medicamento y el vómito, ¿qué hago?

Si se da esta situación, y dependiendo del medicamento a administrar, lo más sensato es no administrar nada más y esperar a la siguiente toma. Pero repito, que dependerá del tratamiento. No es lo mismo un tratamiento antibiótico, que la administración de un analgésico.Para estos casos y como los Farmacéuticos estamos a vuestra disposición las 24h del día, podéis consultarnos para cada fármaco en concreto.

¿Qué puedo hacer para que mi hijo no vomite la medicación?

Y si tu hijo/a es de los que por “sistema” siempre vomita la medicación, porque ya con sólo ver el envase del jarabe se le “desecompone” la cara, entonces puedes:

Tratar de mezclar con alimentos que le gusten (aunque no siempre sea lo recomendado) el medicamento en cuestión. Esto lo podemos hacer administrándolo con una cantidad suficente de alimento. Si bien es cierto, que según la absorción del fármaco en cuestión en ocasiones los alimentos pueden interferir en ésta, a veces es mejor esto a nada. Aunque siempre debemos procurar cumplir con las recomendaciones de administración, tanto para los medicamentos que deben administrarse tras las comidas, como los que se deben administrar antes.

No preparar los medicamentos en su presencia. Por lo que os acabo de comentar, porque hay niños y niñas, a los que sólo ver el envase ya les produce un absoluto rechazo.

Por último, si el vómito es reiterado y/o producido por otros motivos distintos a la administraicón de la medicación, entonces sí o sí, debemos acudir al pediatra, para valorar otras vías de administración.

 

Y por supuesto, como siempre, acudir siempre a resolver vuestras dudas a los profesionales sanitarios, en este caso a vuestro Farmacéutico/a o pediatra.

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: