Buenos días,

Nos traen de cabeza a todos, sí, hablo de los desabastecimientos de medicamentos, que cada vez afectan a un mayor número de éstos. Los problemas de suministro de los medicamentos, es algo que por más que queramos no podemos controlar. Son “desagradables” sorpresas que nos llevamos de la noche a la mañana. Un día podemos tener un stock de 30, 40 0 50 unidades del medicamento en cuestión, y a la semana rezar para que venga alguna unidad en la cubeta que nos deja el repartidor. Porque además, lo sentimos por vosotros, nuestros pacientes. Sois los más afectados por este tipo de situaciones, en las que en el mostrador no podemos más que ofreceros alternativas y soluciones para tratar de calmar vuestros ánimos. Ánimos que entendemos, que en determinadas situaciones, sean difíciles de calmar.

Pero creernos, cuando os decimos, que hacemos TODO, ABSOLUTAMENTE  TODO lo que está en nuestras manos, para conseguiros vuestra medicación. Llamamos a mayoristas, distribuidoras, farmacias de compañeros de la misma ciudad, inclusive en ocasiones buscamos en otras ciudades…todo lo que sea posible para ayudaros.

Pero, para que entendáis un poco mejor lo que es esa situación en la que un fármaco se encuentra con problemas de suministro, y para que tengáis a mano una fuente actualizada de aquellos fármacos afectados por los desabastecimientos, os escribo este breve post. Bueno, para eso, y para que cuando os digamos en el mostrador que: “lo siento, está en desabastecimiento” sepáis rápidamente que eso significa que NO sabemos cuando volverá a restablecerse el suministro del medicamento afectado ;), o en el caso de conocer la fecha de cuando lo hará, no dudéis en que os facilitaremos  la información.

 

Un problema de suministro o desbastecimiento temporal, es aquella situación en la que las unidades de las que se disponen de un medicamento en la Farmacia o mejor dicho, en el canal farmacéutico, están por debajo de las unidades que se necesitan o que necesitamos para nuestro consumo. Esta situación puede producirse de forma local o a nivel nacional. Es decir, puede ser que  un paciente que viva en Santander si tenga acceso a sus “pastillas”, pero que uno que viva en Granada no. Dependerá de si el desabastecimiento afecta de forma local o a nivel nacional.

Y os preguntaréis, “¿por qué se producen los desabstecimientos?”. La principal causa, suele ser por problemas en la fabricación o distribución del medicamento.

Y aquí la AEMPS, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, vuelve una vez más a mostrar su eficacia al velar por nuestra seguridad y salud. Porque es a través de ésta por la que los titulares que comercializan los medicamentos, están obligados a informarle ante cualquier problema de suministro de sus medicamentos. De esta forma, la AEMPS, nos ofrece en su página un listado actualizado, donde nos indican los medicamentos afectados por dicho desabastecimiento, la presentación afectada, si existen alternativas terapéuticas, y las fechas de inicio y fin del desabastecimiento (en caso de la fecha final, siempre que la puedan ofrecer). Aquí os dejo el enlace a la página donde podéis consultar a partir de ahora los que no la conocíais, todos los medicamentos que están afectados por problemas de suministro. Es decir, aquellos que os será difícil o imposible en algunos casos encontrar en las Farmacias. Ya os adelanto que ya alcanzan la escalofriante cifra de 552.

https://cima.aemps.es/cima/publico/listadesabastecimiento.html?finalizados=1

Además, para los más curiosos y con las mentes más inquietas ;), o inclusive para los que eso de sacar el prospecto del medicamento y volverlo a meter en la caja les de pereza ;), pinchando sobre el nombre del medicamento podréis acceder a una amplia información sobre éste. Tanto la ficha técnica, como el prospecto. Os recomiendo encarecidamente que cuando tengáis dudas sobre los medicamentos, consultéis a vuestro Farmacéutico de confianza, y si no podéis esperar a verle y os véis tentados de entrar en internet, una fuente especializada y de gran valor es la AEMPS.

Y para terminar, os dejo unas recomendaciones sobre qué hacer cuando vuestras “pastillas” no están en la Farmacia debido a un problema de suministro:

  1. Acudir siempre a vuestra Farmacia de confianza.
  2. Escuchar las recomendaciones del Farmacéutico y hacerlas efectivas. Es decir, si os decimos que os lo podemos sustituir por otro igual pero la caja es de diferente color, confiar en nosotros. Y si os decimos que debéis acudir al médico a que os cambien la presentación o el tratamiento en cuestión, confiar en nosotros y en vuestro médico.
  3. No tratar de conseguir el fármaco afectado por otras vías no seguras. Cuidado con adquirir fármacos por vías no seguras, como puede ser a través de internet por páginas no autorizadas. Recordar que si no véis este logo, no es una Farmacia lo que hay tras esa página, además de recordaros, que todos los medicamentos sujetos a prescripción médica, está PROHIBIDA su venta por internet, ahí lo dejo.

  1. No sustituir por vuestra cuenta el fármaco afectado.
  2. No realizar cambios en la posología por vuestra cuenta. En ocasiones, hacéis modificaciones para que la caja que os queda, os dure más tiempo suprimiendo tomas.
  3. Mantener la calma. Siempre existe una alternativa o solución al problema. ¡Para eso estamos!, para ofreceros soluciones.

 

Sin más, como Farmacéutica, os pido comprensión con las faltas de suministro y espero que con esta información, al menos sepáis un poco más sobre este proceso, donde nosotros desde la Farmacia también nos vemos afectados negativamente. 

 

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: