Buenos días,

Ayer os comentaba la “fatal” ;), noticia del desabastecimiento de Dalsy en su presentación 20mg/ml, que está previsto se demore hasta el mes de Junio del próximo año 2019. Y aunque por suerte o por desgracia, ya estáis acostumbrados (algunos y algunas, no todos) a que os ofrezcamos alternativas terapéuticas ante casos de desabastecimiento; si bien es cierto, se os genera cierta desconfianza que un medicamento como Dalsy, tan popular y utilizado en tantos hogares para los más pequeños de la casa esté durante tanto tiempo fuera del mercado.

Es aquí donde empiezan las especulaciones, y se distorsiona la verdadera información. De aquí la importancia que consultéis siempre fuentes fiables, que os expliquen los verdaderos motivos de los desabastecimientos o retiradas del mercado de ciertos productos y/o medicamentos.

Pero hoy, vamos a hablar de otra notificación, que hizo efectiva la AEMPS, justo anoche, en la noche de Halloween ;). Y en este caso, afecta a los populares productos que contienen en su composición proantocianidinas (PAC) del arándano rojo (Vaccinium macrocarpon) y cuya finalidad es tratar o prevenir la cistitis, los cuáles en virtud de una decisión de la Comisión Europea:

“el grupo de productos cuya acción principal prevista basada en dichos compuestos no encaja con la definición de producto sanitario establecido en el artículo 1, apartado 2, letra a), de la Directiva 93/42/CEE”.

Y os preguntaréis, y que dice ese artículo 1, en ese apartado 2, y en esa letra a ;). Os dejo aquí el enlace, (lo encontraréis en la página 6), pero lo importante, es saber como definen el concepto de Producto Sanitario, para comprender el motivo de la notificación del AEMPS. En este artículo, viene definido el concepto de producto sanitario y que, cito textualmente, como:

«producto sanitario»: cualquier instrumento, dispositivo,equipo, programa informático, material u otro artículo, utilizado solo o en combinación, incluidos los programas informáticos destinados por su fabricante a finalidades específicas de diagnóstico y/o terapia y que intervengan en su buen funcionamiento, destinado por el fabricante a ser utilizado en seres humanos con fines de:

– Diagnóstico, prevención, control, tratamiento o alivio de una enfermedad.
– Diagnóstico, control, tratamiento, alivio o compensación de una lesión o de una deficiencia.
– Investigación, sustitución o modificación de la anatomía o de un proceso fisiológico,
– Regulación de la concepción.
Y  que no ejerza la acción principal que se desee obtener en el interior o en la superficie del cuerpo humano por medios farmacológicos, inmunológicos ni metabólicos, pero a cuya función puedan contribuir tales medios.
Es decir, la definición de producto sanitario, no encaja como podéis ver, con el grupo de productos destinados a la prevención y tratamiento de la cistitis.
Como, para poder comercializarse en Europa un producto sanitario como tal, necesita ostentar de las siglas CE en su envase, en esta nofiticación, están pidiendo, desde la Comisión Europea, que todos aquellos productos que ostenten dichas siglas en sus envases, deben retirarlos del mercado.
Pero únicamente se trata de un “problema” de definición y su etiquetado. No hay ningún otro motivo, que afecte a la salud y fiabilidad de este tipo de productos. No hay que alarmarse ni dejar de tomarlos, en caso de que estemos haciéndolo. Tan sólo es una modificación en la definición del producto. Es decir, se retirarán los envases en los que figuren dichas siglas, y en los nuevos, ya no figurarán. El plazo establecido para la retirada es hasta el 31 de Diciembre del presente año.
Y para calmar los ánimos, por si alguien pone la voz de alarma. Os dejo algunos estudios realizados, que evalúan los diferentes beneficios sobre los usos de las proantocianidinas y el arándano rojo en diferentes casos de infecciones de orina recurrentes.
En este estudio, se concluye que la tolerabilidad y eficacia general del extracto estandarizado de arándanos que contenían PAC-A, es decir, proantocianidinas- A como suplemento alimenticio fueron superiores al placebo, en términos de adherencia bacteriana reducida, reducción del pH de la orina,…….  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27314247
En este caso, que os dejo aquí, habla de los múltiples beneficios que arroja el uso del arándano rojo en términos generales sobre la salud.
En este otro estudio, se concluye que el arándano rojo americano (120mg) tienen un marcado efecto adyuvante en la prevenicón de infecciones del tracto urinario en pacientes que deben usar catéter tras una intervención quirúrgica https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=ar%C3%A1ndono+rojo
Eso sí, siempre acudir a la Farmacia, en busca de dichos productos, porque sólo allí podremos recomendaros productos seguros y eficaces. Porque recordar, que es muy importante la dosis y la duración del tratamiento. Y aquí os dejo un ejemplo, donde en dicho estudio, se comprobó que la dosis óptima, debe ser de 118 mg https://bmcurol.biomedcentral.com/.
Siempre buscar el consejo de vuestro Farmacéutico o Farmacéutica de confianza.
Y por supuesto, no debemos dejar de mantenernos informados al respecto. Porque continuamente están saliendo estudios nuevos, que van arrojando luz sobre el uso y sus posibles beneficios, no sólo en este caso del arándono rojo y sus propiedades, sino sobre cualquier medicamento o producto del que hagamos uso.
Fuentes: AEMPS, Pubmed, BMC Urology
Feliz día!
Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: