Buenos días,

Lavarse las manos, es un gesto sencillo, fácil de llevar a cabo y con una repercusión que quizás no te habías parado a pensar. Muchos y muchas pensaréis, “en mi día a día, tampoco tengo la necesidad de lavármelas con mucha frecuencia”, “no soy personal sanitario, tampoco estoy expuesto/a”….. Porque…..¿Con qué frecuencia te lavas las manos?. ¿cómo saber cuando se debe llevar una higiene en las manos más exhaustiva?.

Y es que, para ser un “héroe” o “heroína” ;), basta con un simple gesto que ayude a salvar vidas ;).

Lo que está claro, es que todos los profesionales sanitarios debemos, y lo digo como una obligación, llevar una higiene de manos, más que correcta. Por nosotros, y por supuesto, por vosotros, nuestros pacientes. Pero no sólo los sanitarios, que eso es una obviedad, también vosotros como pacientes, debéis llevar una correcta higiene. Porque, decirme:

– ¿Quién no ha ido a visitar a una reciente mamá y su bebe al hospital o a su casa y lo primero que ha hecho al entrar, ha sido acudir al baño a lavarse las manos? o ¿a un amigo o un familiar que están enfermos?

– ¿Quién no ha ido a hacerse una prueba médica a un centro de salud o un hospital?

– ¿Quién no ha estornudado poniéndose la mano para no esparcir esas gotitas de nuestros fluidos? ;).

– Cuando estás en casa convaleciente por una enfermedad, o algún familiar que convive contigo lo está.

– Cuando alguien, visiblemente enfermo, nos dice: “no te doy dos besos que no quiero contagiarte”, y a cambio nos da un buen apretón de manos como saludo.

– Y que me decís del gesto de acariciar la cara a ese niño, o dar el típico “pellizquito” en la mejilla, acompañándolo de: “pero que guapo es, ha salido a su madre/padre” 😉

………

Estas son sólo algunas de las situaciones más evidentes, donde un buen lavado de manos, o mejor dicho, una correcta higiene de nuestras manos, hace que el riesgo de esparcir nuestros gérmenes se minimice.

Pero, ¿qué es mejor, lavarse las manos o utilizar una solución hidroalcohólica?

La OMS recomienda encarecidamente el lavado de manos cuando veamos que están visiblemente sucias, y tras el uso del inodoro. En caso contrario, recomienda utilizar de forma preferente, la solución hidroalcohólica, que es más rápida de utilizar y práctica por la gran efectividad que tiene como desinfectante, además de ser mejor tolerado. Por lo que mi recomendación desde ya es que adquiráis en vuestra farmacia de confianza y llevéis siempre con vosotros un envase pequeño de antiséptico de manos para hacer un uso del mismo cuando más lo necesitéis.

¿Cómo debo usar la solución hidroalcohólica?

Los pasos a seguir para hacer un uso correcto de la solución hidroalcohólica son:

– Depositar en la mano cantidad suficiente para cubrir la zona. Aquí hay que esmerarse ;), y no quedarse corto o corta.

– Frotaremos las manos, asegurándonos que cubrimos no sólo las palmas de las manos, sino también los dorsos de éstas y entre los dedos.

-No hay que olvidar “las puntas de los dedos”, éstas debemos frotarlas con las palmas de las manos. ¡Ojo aquí!, porque con la moda de llevar las uñas largas y postizas, deberemos tener en cuenta, que por un lado, si eres profesional sanitario, está más que desancosejado hacer uso de este tipo de uñas postizas (en ocasiones veo compañeras de profesión que las usan, permitirme un tirón de orejas) 😉 y por supuesto debemos mantener nuestras uñas cortas. Y para los que no tengáis una profeisón sanitaria, recomendaros, que si tenéis las uñas largas o hacéis uso de las uñas postizas, no olvidéis incidir en éstas. Son un “nido” ideal de gérmenes. Ni que decir, que tras salir de uno de estos establecimientos donde te ponen esas uñas de ensueño ;), vayáis lo antes posible a desinfectaros las manos.

-Otra de las zonas de nuestra mano que puede acumular más gérmenes es la zona del pulgar, do debemos olvidar incidir sobre ella.

Y con este simple gesto de apenas 30 segundos de duración, conseguimos tener desinfactadas nuestras manos.

¿Cómo debo lavarme las manos?

Para cuando las manos las tenemos visiblemente sucias…….¡un gesto de sólo 60 segundos!

Os reiréis, pero en muchas ocasiones, pensamos que pasando un poco por agua y unas gotitas de jabón, es suficiente. Me vuelvo a servir de las recomendaciones de la OMS, para recordaros cómo debe llevarse a cabo un correcto lavado de manos:

-Mojaremos las manos, eso sí, mejor evitar el agua caliente.

-Pondremos cantidad suficiente de jabón. Al igual que con la solución hidroalcohólica, la generosidad es una virtud ;).

-A continuación fortaremos de igual forma a si lo hiciésemos con la solución hidroalcohólica. Exactamente igual que los pasos descritos anteriormente, con la salvedad que al finalizar el proceso, debemos aclarar las manos con agua y secar con una toalla desechable en caso de estar en un establecimiento público o con la toalla si estamos en casa, en cuyo caso, deberemos asegurarnos que ésta es cambiada con frecuencia.

-Por último, cerraremos el grifo, sirviéndonos de ese papel desechable, para evitar el contacto con el grifo. Esta medida es especialmente aconsejable, cuando acudamos a un baño público.

 

En ambos casos, tanto en el lavado de manos como en el uso de soluciones hidroalcohólicas, debemos dejar secar al aire esos restos de humedad. Porque decirme, ¿quién no ha salido del baño del bar, y al no encontrar papel, ha utilizado el pantalón, vestido, camiseta, pañuelo usado, etc…..para secarse? ;).

Por último y para mantener la salud de nuestras manos, es más que recomendable que utilicéis alguna crema hidratante y/o protectora al menos una vez al día para evitar la sequedad excesiva que puede acabar provocando heridas en forma de grieta en nuestras manos.

 

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

Fuentes: OMS  http://www.who.int/gpsc/5may/es/

http://www.who.int/gpsc/tools/Five_moments/es/

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: