Buenos días,

Hay épocas del año, en las que damos rienda suelta a nuestro paladar ;), y nos deleitamos con comida y bebida como si de una fiesta constante se tratase. Algo que ocurre especialmente cuando estamos de vacaciones, en alguna celebración especial, como la boda de un gran amigo o amiga, donde solemos decir: “voy a darlo todo” ;), o simplemente en esa cena o comida especial para celebrar la superación de una enfermedad ;), para “celebrar” los 25 años de casados ;), o que por fin hemos terminado la carrera.

La cuestión, es que solemos comer y/o beber más de lo habitual, e inclusive atrevernos a probar alimentos y bebidas nuevas con eso de experimentar, y hacer algo excepcional. Y es que, lo que no podemos negar, es que tanto la comida como la bebida siempre están presentes socialmente en nuestras vidas, dependiendo únicamente de nosotros, que los incluyamos dentro de nuestros hábitos saludables o dentro de los hábitos menos saludables.

A propósito de hábitos saludables, especialmente para aquellos y aquellas que se toman una o varias “cervecitas” al día,  o que no se separan de la botella del vino tinto/blanco/rosado 😉 de la mesa, y se encargan de reponer las copas en ese acto “altruista” ;), de ir rellenando a todos los comensales sus copas y la suya propia por supuesto ;); ¿cuántas calorias ingerimos con cada una de esas jarras fresquitas de cerveza?, y ¿con cada una de esas copas de vino, que decantamos justo antes de deleitar en nuestro paladar?, y por si  fuera poco, ¿cuántas calorias tiene ese clásico gin.tonic?…

En el post de hoy, vamos a ver de forma sencilla, como averiguar de forma aproximada las calorías que estamos ingieriendo con cada una de estas bebidas alcohólicas.

Antes de meternos en materia, debemos conocer un poco el alcohol, la droga por excelencia, cuyo uso está aceptado y muy popularizado. Esa sustancia de olor tan característico e incoloro. Todos sabemos que se trata de una sustancia psicoactiva, que tiene capacidad para causar dependencia cuando se consume y que es un gran depresor de nuestro sistema nervioso central.

¿Cuándo decimos que una bebida contiene alcohol?

Una bebida es considerada alcohólica cuando contiene etanol en su composición en una concentración igual o superior al 1% de su volumen.

Resultado de imagen de bebidas alcohólicas

Existen dos tipos de bebidas alcohólicas, y éstas son:

  1. Las fermentadas:Obtenidas de la fermentación de frutas o cereales y cuyos azúcares se convierten en alcohol. El vino, la cerveza, la sidra, se encuentran entre ellas, y son las que más presentes están en nuestros hogares.
  2. Las destiladas: Se obtienen de las fermentadas, al eliminar parte del agua que éstas contienen. Y son el clásico “ron con cola” o el “gin tonic” que nos pedimos o pedíamos en la barra del bar en nuestras fiestas de universidad, o en la boda de nuestro amigo Pepe ;), son las llamadas bebidas espirituosas ;). El coñac, el ron, el whisky, la ginebra…. son sólo algunas de las múltiples que existen.

¿Qué es la graduación alcohólica?

Es decir, cuando nosotros vamos al super y vemos en la lata de cerveza o la botella de vino, que pone 5,4 % vol., eso quiere decir, que 5,4cc de cada 100cc es alcohol absoluto. Ya que, la graduación alcohólica viene expresada en grados o %, y lo que mide es el alcohol absoluto contenido en 100cc o lo que sería igual que hablar del porcentaje de alcohol.

A nivel sanitario, es decir, si pensamos en nuestra salud, lo que realmente es importante conocer y tiene más transcendencia, no es tanto el volumen que ingerimos de alcohol, sino la graduación del mismo, es decir, la cantidad absoluta de alcohol que ingerimos, que lo medimos en gramos de alcohol, algo que podemos saber de forma sencilla, multiplicando los grados contenidos en alcohol de dicha bebida por la densidad de éste, que es 0,8.

Ej: Si consumimos  un quinto de cerveza (250cc) de 5,4% de volumen en alcohol, o lo que es lo mismo 5,4º de alcohol, el cálculo sería:

250cc * 5.4 * 0.8 / 100 =  10.8 g de alcohol puro ingeridos

Pero, para simplificar todo más, y unificar criterios a la hora de evaluar el consumo de alcohol, la OMS estipuló la Unidad de Bebida Estándar (UBE), una forma rápida de poder calcular los gramos de alcohol que consumimos y cuyos valores varían según el país.

La UBE en España está estipulada que contiene 10 gramos de alcohol, y teniendo a mano una tabla de equivalencias, podemos saber la cantidad aproximada de alcohol ingerido y por lo tanto las calorías del mismo que hemos ingerido. Aquí os dejo una tabla con algunas de las bebidas más frecuentemente ingeridas de forma habitual. Que en el ejemplo anterior del quinto de cerveza, sería una UBE.

Por lo tanto, cada quinto de cerveza que nos bebemos son aproximadamente unos 10 gramos de alcohol puro. O cada lata de cerveza que nos tomamos, esa que al llegar a casa tras un duro día de trabajo estamos deseando tomarla bien fresquita ;), supondría 15gramos de alcohol puro.

Y os dejo este dato, para que cada cual reflexione sobre su consumo de alcohol, y tenga presente que el consumo del mismo debe hacerse de forma responsable y muy esporádica si queremos mantener nuestro estado de salud. La OMS recomienda no superar los 30g de alcohol diarios en hombres y los 20 gramos de alcohol diarios en mujeres.

¿Cuántas calorias tiene el alcohol?

La pregunta del millón, ¿cuánto “engorda” el alcohol?. Para saber cuántas Kcal aproximadas estamos ingiriendo mientras nos tomamos esa cervecita en nuestro aperitivo o esa copa de vino blanco en la cena de ensueño mientras vemos el mar y escuchamos el ruido de las olas 😉 tan sólo tenemos que saber que por cada gramo de alcohol que ingerimos, éste contiene 7,1Kcal. Y como ya sabemos cuantos de gramos de alcohol ingerimos con esa “cervecita” o esa “copita de vino”, el cálculo es sencillo.

Si nos tomamos un quinto (por seguir con el mismo ejemplo), tendríamos aproximadamente:

10g de alcohol (recordar, un UBE) * 7.1 kcal = 71Kcal aproximadamente y esa lata de cerveza serían: 1.5 * 10 = 150kcal.

Y la clave de todo están en que esas calorías no aportan nada beneficiosos a nuestra salud, ya que no contienen nutrientes esenciales y por eso se les llama “calorías vacías” a las contenidas en el alcohol.

Por lo tanto, lo mejor es hacer un uso responsable del alcohol, evitándolo en la medida de la posible y consumiéndolo de forma muy esporádica.

Fuentes: infodrogas.org

              Federación española de bebidas espirituosas

             OMS

            Tabla composición alimentos Mataix y cols.

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: