Buenos días,

Desde las Farmacias estamos acostumbrados a ver vuestras caras ;), y escuchar vuestros comentarios, cuando os decimos: “Mira, tomando este tratamiento que te ha pautado el médico, debes tener especial precaución con el sol”, a lo que normalmente soléis respondernos, mirándonos con cierto asombro y en ocasinoes extrañeza: “¿Cómo?”, así, sin más, con un interrogante grande, grande a cada lado ;).

Y es que…..cada día, en cada dispensación es NUESTRA OBLIGACIÓN como Farmacéuticos/as recordaros de la importancia de proteger como es debido ;), vuestra piel, del  astro Rey. Y si estáis bajo un tratamiento farmacológico determinado, con más razón.

Y pensaréis, pero que pesados sois con eso del sol, y la protección solar. Pues sí, somos unos pesados, y lo seguiremos siendo. Y no sólo se trata de protegerse del sol, sino que se debe hacer de forma correcta. Utilizando el protector adecuado para cada uno de vosotros, porque recordar que sois únicos ;), y que las necesidades de cada uno en materia de nuestra piel se refiere, varían considerablemente. Por lo tanto, al margen del tipo de fotoprotector que debéis usar, que de eso ya hablaremos, hoy toca el turno, de dejaros aquí plasmados, los nombres de los medicamentos que “se llevan la palma” hablando en términos de fotosensibilidad.

Y aquí llega la primera de las dudas, ¿qué es la fotosensibilidad?

Este término se utiliza para denominar a aquellas reacciones que se producen en nuestra piel derivadas de una exposición a radiaciones ultravioletas o visibles en cantidadaes que suelen ser inocuas y que son desencadenadas entre otros factores (perfumes, alimentos…..) por el uso de ciertos medicamentos ya sea por vía oral o tópica, y que junto con el sol, ponen en riesgo la salud de nuestra piel. Y os preguntaréis…….

Resultado de imagen de fotosensibilidad¿Por qué? y ¿cómo lo hacen?.

El motivo y la forma en la que lo hacen es a través de una reacción de tipo no inmunológico. Cuando el fármaco depositado en la piel absorbe la radiación y libera esa energía, daña nuestras estructuras cutáneas, es decir, actua sobre el ADN y nuestras membranas celulares. No cabe que decir, que cuanto más radiación y más dosis de fármaco, mayor es la reacción.

¿Cómo sé que estoy “sufriendo” una reacción de fotosensibilidad?

En ocasiones, suele bastar con la primera exposición solar para que la reacción se desencadene, y aproximadamente a la media hora (el tiempo puede variar) suelen aparecer algunos síntomas que se manifiestan como un eritema que a veces podemos confundir con una quemadura solar por su gran parecido a ésta y que en función de la gravedad puede llegar a producirse edema e inclusive vesículas y ampollas. Algo, que para tranquilidad de muchos, suele revertir en la mayoría de los casos cuando transcurren entre 2 y 7 días tras suspender el tratamiento. Un tiempo, que también puede variar, en función de cada uno de nosotros.

Y además, algo muy importante, en este tipo de reacciones, en especial, para aquellas y aquellos que más os preocupéis por el tema de las manchas solares, debéis saber que tras una reacción fototóxica se suele producir una pigmetanción posterior de la piel, de aquí que os advirtamos, que se os puede “manchar la piel” con el uso de ciertos fármacos.

¿Qué fármacos producen este tipo de reacción?

Antes de nada, deciros, que además de la reacción fototóxica comentada, existe otro tipo de reacción, llamada fotoalérgica y que tiene una incidencia mucho menor, sobre todo cuando ingerimos un medicamento. Donde son más frecuentes es por la aplicación tópica del medicamento o cosmético en cuestión. Este tipo de reacción pone “manos a la obra” ;), a nuestro sistema inmune, desarrollando una sensibilidad alérgica a un determinado compuesto. En estos casos,  no dependerá de la dosis como en el caso de la fototoxicidad, es decir, con una exposición solar baja suelen desencadenarse. Además, suelen ser algo más lentas en su aparición, variando entre un día y hasta 14 días tras una exposición continuada.

Pero como su incidencia es algo menor, mejor seguimos con las reacciones fototóxicas y esos medicamentos fotosensibilizantes que pueden originarla. Y aquí un listado de algunos de ellos. Repito, ALGUNOS DE ELLOS ;).

Y como son muchos, y quizás os sentiríais algo abrumados y abrumadas ante la gran cantidad de ellos, os animo que siempre, siempre consultéis en vuestra Farmacia de confianza.

Y la conclusión es sencilla: EVITAR LA EXPOSICIÓN DIRECTA AL SOL y  USAR PROTECCIÓN SOLAR 😉. Por favor, es muy muy importante, porque como véis, en estos casos, las reacciones se desencadenan casi casi como dice la canción por “un rayo de sol, oh, oh, oh!!” ;), por lo que aunque no sea exactamente con un rayo de sol, si que quizás con un número pequeño de estos, sumado a la toma de ese tratamiento puede acabar comprometiendo nuestra salud.

Feliz día!

Beatriz

Fuente: Colegio Oficial de Farmacéuticos de Pontevedra. https://www.cofpo.org/tl_files/Docus/Bim_farma/064.pdf

 

A %d blogueros les gusta esto: