Buenos días,

En esta época del año, tenemos más presente que nunca a nuestras piernas, sí, no es que no seamos conscientes el resto del año de que están ahí, de que nos llevan donde necesitamos y queremos ir, de que nos permiten sustentarnos sobre ellas, de que las vestimos y desvestimos en función de la temperatura que haga. Es ahora, en la mayoría de los casos, con el aumento de las temperaturas, unido a tener que pasar jornadas maratonianas en el trabajo de pie, o sentada, debido al paso inexorable del tiempo, a una circulación algo deteriorada, el sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad, etc, que notamos como están hinchadas, pesadas, con cierto “dolor”, hormigueo y agotamiento. Y es que, parece que necesitamos mandarles más señales desde nuestro cerebro para que se muevan con la facilidad y agilidad con que lo hacían antaño ;), parece que esa orden casi inconsciente de movernos, se convierte en un acto consciente por el dolor y pesadez que sentimos.

Por eso, hoy vamos a hablar de un fármaco aliado en estos casos, que seguro muchos de vosotros y vosotras ya conocéis, y que tanto ayuda a aliviar esa “pesadez” de piernas, y nos permite mejorar a corto plazo esos síntomas en muchos casos hasta incapacitantes. Hablamos del Daflon, sí, ese que soléis pedirnos en la farmacia como “el medicamento de la circulación de la caja azul” ;), más concretamente hablaremos de su princpio activo, la DIOSMINA.

Ah!!! y que no se nos olviden las hemorroides, que ellas también son susceptibles de mejorar sus síntomas con la diosmina. Porque como sabéis, la aparición de éstas y el cómo funcione nuestra circulación están también relacionadas. Ya que, por comentarlo brevemente, os recuerdo, que las hemorroides son causadas por un aumento de presión en las venas del ano o el recto. Es decir, una mala microcirculación, da lugar a la vasodilatación que va unida a la inflamación de la zona con las molestias que ello origina.

¿Qué es la Diosmina? ¿Qué es Daflon?

Hablar de la Diosmina y de Daflon es lo mismo. Hace años sólo existía la marca Daflon comercializada con el principio activo Diosmina, y hoy en día existen diferentes laboratorios farmacéuticos que tienen comercializado el genérico. Muchos de vosotros, ya acudís con la receta del génerico, y otros en cambio, seguís fieles a la “cajita azul” ;).

Vamos al grano ;). La Diosmina, pertenece al grupo farmacoterapéutico de los protectores capilares, en concreto es un bioflavonoide, es decir, es un agente venotónico y vasoprotector, que cuando la ingerimos, lo que ocurre en nuestro organismo, es que se produce una venoconstricción, un aumento de la resistencia de los vasos y una disminución de su permebilidad. Esto le hace ser un gran aliado a corto plazo, para aliviar los síntomas relacionados con la insuficiencia venosa crónica y para aliviar el edema.

¿Cuántos comprimidos puedo tomar al día de Daflon/Diosmina?

La posología habitual son dos comprimidos al día, uno durante la comida y otro durante la cena. Pero, ojo, aquí el médico tiene la palabra ;), y en ciertos casos puede cambiar la posología en función de las necesidades y según su valoración, por lo que si el médico os recomienda una posología que difiera de la que aquí os comento, debéis hacerle caso a lo que él os diga ;).

¿Durante cuánto tiempo puedo tomar Daflon/Diosmina? ¿Cuándo notaremos sus efectos?

La duración del tratamiento suele ser de unos 3 meses. Mi recomendación, es que si los síntomas suelen ser más acusados en determinadas épocas del año, que lo toméis durante esa época y después hagáis un parón hasta la próxima temporada ;).

Normalmente a las dos semanas de comenzar el tratamiento, debemos ir notando la mejoría, si no, lo más sensato es acudir de nuevo al médico y que valore o haga una reevaluación clínica.

Si notamos que el efecto de la misma es insuficiente, se puede complementar con el uso de geles fríos para realizar masajes, así como el uso de medias de compresión que complementen el efecto terapéutico.

¿Daflon/Diosmina tiene alguna contraindicación? ¿Qué precauciones debemos tener en cuenta con su ingesta?

Comentaros en este sentido, que es un fármaco muy seguro por el que hasta el momento, no se han notificado interacciones (no al menos, que estén recogidas en su ficha técnica), se puede usar durante la lactancia, aquí os explican el bajo riesgo que conlleva su toma durante la misma: http://www.e-lactancia.org/breastfeeding/diosmin/product/

Lo único que debéis tener en cuenta es si tenéis alguna hipersensiblidad a sus componentes (aquí incluimos los excipientes), que en tal caso, debéis consultarnos en la Farmacia o a vuestro médico sobre posibles alternativas.

¡Ah! Importante. No se debe administrar ni ingerir en personas menores de 18 años.

¿Qué me puede pasar si tomo Daflon/Diosmina?

Los efectos secundarios más frecuentes son: diarrea, calambres musculares, fatiga, náuseas y vómito e insomnio. Por lo que si estáis en tratamiento y notáis éstos efectos secundarios o sospecháis de algún otro que os pueda estar causando, debéis notificárnoslo. Debéis tener en cuenta que la intensidad de los mismos puede variar de una persona a otra por la sensibilidad que ésta tenga al fármaco en cuestión.

Por lo tanto, un fármaco seguro y eficaz, que a corto plazo puede ayudarnos a sobrellevar esos incómodos síntomas de pesadez de piernas, edema, hormigueo…..

¡Eso sí, nunca automedicaros y siempre consultarnos en la Farmacia o a vuestro médico! ;).

 

Que paséis un Feliz día!

 

Beatriz

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: