Buenos días,

¿Sabéis cuáles son las cuatro C del Sistema Personalizado de Dosificación?, ¿no?, ¿no sabéis de que os hablo? ;)….Pues ahora lo entenderéis….

F: “Antonio, ¿cómo lleva la tensión?”

A: “Ufff, mira hija, la tengo descontrolada, y ¿no entiendo por qué?, si me tomo las pastillas como me dijo el médico”

F: “Pues, vamos a comprobar como la tiene”

A: “Venga, vale, vamos a tomarla, a ver que tal”

F: “Antonio la tiene algo elevada, ¿cómo se toma las pastillas de la tensión?”

A: “Pues mira, tengo que confesarte, que a veces me lio un poco con tanta pastilla, y como estoy solo, pues si no recuerdo si me la he tomado o no, ya no me la tomo. Y a veces, me lio, y ya no sé si era la rosa o la amarilla, o esa blanca pequeñita redondita: Soy un desastre, llevo un lio”

F: “Bueno Antonio, no se preocupe. Tenemos la solución. En la Farmacia podemos prepararle su medicación para que eso no vuelva a ocurrir y facilitarle así la toma de sus medicinas, le explico cómo funciona el sistema”

Esta, esta es la realidad del día a día, en el mostrador de la Farmacia. En muchas ocasiones, los que más mediación tomáis, esos a los que denominamos polimedicados en la jerga sanitaria 😉, soléis ser los más “maduros” 😉 del barrio, del pueblo o la ciudad. Soléis contarnos muchas cosas, anécdotas, vivencias, historias varias, y entre tanto, muchas veces nos proporcionáis información de gran valor sobre vuestra medicación y cómo “os lleváis” con la misma. Algunos lo lleváis mejor que otros. Conseguís organizar vuestras “pastillas” por tomas del día, por colores, por formas, por cajas, aquí la cuestión es que os adhiráis al tratamiento médico pautado de forma correcta, y el cómo ya es otra cuestión.

Pero en otras ocasiones, son tantas las “pastillitas” de diferentes formas, colores, y tamaños, que uno ya no sabe si ha cogido la de la caja verde, o la de la caja roja con la ralla blanca. Y claro, ante la duda, los más precavidos no tomáis nada por eso de no duplicar dosis, los más valientes os tomáis una con el riesgo de una sobredosificación, y luego estáis los que hacéis intercambio, y en ocasiones la que tocaba a medio día, la tomáis por la mañana o por la noche….El caso, es que la hora de medicarse se convierte en toda una incógnita cargada de inseguridades para vosotros y para vuestros familiares.

Como desde las Farmacias, os escuchamos y observamos de cerca 😉, hace ya algún tiempo se detectó que podíamos ayudaros a adheriros mejor a vuestro tratamiento, a evitar errores de dosificación, a mejorar vuestro estado de salud proporcionándoos un servicio asistencial a vosotros y a vuestros familiares para que os mediquéis de forma segura y eficaz. Este servicio se denomina Sistema Personalizado de Dosificación.

Y….os preguntaréis, ¿Qué es un Sistema Personalizado de Dosificación (SPD)?.  Es una herramienta, bajo mi punto de vista, muy “potente” 😉,  que permite que desde las Farmacias y a través de un PNT (Protocolo normalizado de trabajo) que garantiza la seguridad y la calidad del servicio ofrecido, el acto, a través del cual, un Farmacéutico lleva a cabo la preparación/supervisión de vuestra medicación, siempre bajo vuestro consentimiento informado o el de un familiar. Se trata, de un sistema de organización, a través del cuál, se os facilita vuestra medicación por días y por tomas. Eso sí, este Sistema, es de utilidad para aquella medicación, cuya forma farmacéutica sea en: cápsulas, cápsulas de liberación prolongada, comprimidos, píldoras, comprimidos de liberación prolongada, grageas…..Estando exentas del uso de la misma, las formas farmacéuticas que sean en jarabe, pomadas, aerosoles, gotas, medicamentos que necesiten seguir la cadena de frío, medicamentos citotóxicos, etc….

¿Qué implica adherirse a un SPD?

Cuando uno decide adherirse a dicho Servicio ofrecido por su Farmacia, no se exime de responsabilidades respecto a su medicación, y con esto quiero decir, que aunque el objetivo de la herramienta es dar FACILIDADES y “ponerlo todo en bandeja” nunca mejor dicho 😉, para minimizar al máximo los errores de medicación, y mejorar la adherencia y seguimiento farmacoterapéutico por nuestra parte, uno o una no puede olvidarse de su RESPONSABILIDAD sobre SU MEDICACIÓN y TRATAMIENTOS.

Es decir, vosotros como pacientes, o vosotros los familiares que ayudéis con la medicación a los mismos, debéis tener en cuenta:

  1. Es importante informar en vuestra Farmacia de los cambios en los tratamientos médicos.
  2. Llevar a la Farmacia las recetas con tiempo suficiente para poder preparar en las condiciones óptimas la medicación.
  3. Cumplir una vez llegado a casa o lugar de residencia, las condiciones de conservación y seguridad del dispositivo.
  4. Entregar los dispositivos “vacíos” para comprobar si el tratamiento se ha cumplido de forma correcta, si se ha llevado a cabo un uso correcto del mismo….

Y los profesionales Farmacéuticos, nos comprometemos a:

  1. Cumplir con la Ley Oficial de Protección de Datos (LOPD)
  2. A gestionar vuestras recetas y medicación de forma correcta
  3. A seguir a “pies juntillas” 😉, los procesos de elaboración del SPD para garantizaros la calidad en el servicio ofrecido.
  4. No hacer uso de vuestros datos sin vuestro consentimiento
  5. Aclararos cualquier duda que os pueda surgir.
  6. Informaros ante cualquier incidente que pueda surgir con vuestra medicación.

Y para todo ello, ¿sabéis lo único que hace falta?, que depositéis vuestra CONFIANZA en vuestro  Farmacéutico 😉. Este aspecto es clave, para que nos dejéis ayudaros y mejorar vuestra calidad y vida.

Y aprovecho, para dar las GRACIAS por ello, porque sin esa confianza, no podríamos desarrollar herramientas como ésta que hacen mejorar vuestra calidad de vida y a nuestra profesión 😉.

Por eso, he identificado esas cuatro C que os comentaba al comienzo del post: Confianza, Calidad y Compromiso y Comunicación ;).

– Confianza entre nosotros, pacientes y farmacéuticos

– Calidad: asistencial

– Compromiso mutuo por parte de la Farmacia y de vosotros, nuestros pacientes y/o familiares.

– Comunicación fluida para poder llevar el éxito en la consecución del servicio.

Y como úlitma anotación, deciros, que este sistema personalizado de dosificación, no es exclusivo de los más mayores. Cualquier persona puede/debe adherirse si cree que es susceptible de necsitarlo, tan sólo tiene que consultar en su Farmacia de confianza ;).

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: