Buenas tardes!

Empiezo con este enlace, para los que aún no os hayáis percatado de ella en los medios: http://cadenaser.com/ser/2018/03/14/sociedad/1521045667_529870.html

Tomaros unos minutos para leerla y ahora seguimos…….

¿Qué os ha parecido?, ¿conocíais esta práctica?, ¿asusta, verdad?…..

Es un problema de Salud Pública,  lo están “gritando” a voces los especialistas de ciertos hospitales de las grandes capitales, y yo como farmacéutica, me pregunto, ¿qué podemos hacer desde las Farmacias?, ¿qué podemos aportar como farmacéuticos a este problema sanitario?

Pues mucho, creo que mucho. Pero antes de nada, para situaros, os voy a dejar cuatro datos sobre que trata esta práctica y algunas de las drogas y fármacos que por el momento se saben que están implicadas.

“Chemsex”:  es la combinación de la práctica sexual, con drogas, con el fin de prolongar los encuentros sexuales que en ocasiones pueden llegar a durar días. Lo peor de todo, además del uso de ciertas sustancias potencialmente dañinas para nuestra salud, es la práctica sexual sin protección.

¿Qué sustancias se utilizan en el Chemsex?

Algunas de las sustancias que se suelen utilizar según los expertos que llevan trabajando y analizando esta práctica desde hace años, son:

  1. Mefedrona: Sustancia que aumenta los niveles de alerta, excitación, euforia…..
  2. Metanfetamina: potente psicoestimulante. Produce sensación general de bienestar , produce euforia, alivia la fatiga, disminuye el apetito,…..
  3. GHB (ácido gamma-hidroxibutírico), conocido como éxtasis líquido. A altas concentraciones produce sedación y a bajas concentraciones produce efectos excitantes.
  4. Medicamentos como tadalafilo, sildenafilo… (conocidas como cialis, viagra). Más que sobradamente conocidos en el tratamiento de la disfunción eréctil y los cuáles dispensamos desde las Farmacias, única y exclusivamente bajo prescripción médica.

¿Qué consecuencias tiene para nuestra salud la práctica del “Chemsex”?

Las consecuencias se resumen en:

  1. – Un riesgo elevadísimo de contraer enfermedades de transmisión sexual
  2. – Trastornos psíquicos y psicológicos

¿Cómo podemos ayudar como profesionales sanitarios los farmacéuticos?

Pues bien, algunos pensaréis que no podemos hacer mucho, otros diréis que es sólo cosa de los médicos. Pero creo, que como profesional sanitaria, y el contacto tan directo y cercano que tenemos con vosotros, los pacientes. Se me ocurren muchas acciones (que ya realizamos a diario, pero no viene mal recordar):

  1. Informar a los pacientes. Sí, ser más pesados todavía de lo que ya somos con vosotros. Insistiros en la importancia del uso del preservativo en la prevención de enfermedades de transmisión sexual. De la importancia de no abusar de ciertas sustancias, del uso correcto de los medicamentos. No tenemos problema en explicaros de forma concisa, el motivo o los motivos que hacen que ciertos fármacos necesiten cierto control por nuestra parte o la del médico.
  2. Proporcionaros las herramientas necesarias para poder salir de dudas. Y sí, me refiero, al autotest VIH, una prueba, que como sabéis ya tenéis acceso a ella desde la Farmacia desde hace unos meses.
  3. Seguir siendo muy rigurosos a la hora de la dispensación de ciertos fármacos, cuyos usos a veces traspasan las indicaciones habituales.
  4. Escuchar. Estamos para escucharos. Somos los profesionales sanitarios, a los cuáles podéis acceder con mayor facilidad. Por ello, debéis confiar en nosotros y acudir siempre que lo necesitéis para pedirnos ayuda o consejo en temas de salud. Si estáis llevando a cabo esta práctica u otra que pueda poner en resigo vuestra salud y necesitáis ayuda, no lo dudéis. Desde la Farmacia podéis encontrar el asesoramiento que necesitáis.
  5. No juzgar. Que no, que no estamos aquí para juzgar, estamos aquí para velar por vuestra salud. Nosotros no somos nadie para hacer juicios de valor. Sólo para dar soluciones y tratar de ayudaros.
  6. Ayudaros en la adherencia a vuestro tratamiento farmacológico. Como habéis podido leer en la noticia, es alarmante el aumento de casos de enfermedades mentales producidos o derivados de ésta práctica, además de el aumento en el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Desde la Farmacia, como expertos en el medicamento que somos, podemos hacer vuestro seguimiento farmacoterapéutico para ante cualquier problema con vuestro tratamiento poder solventarlo a la mayor rapidez posible para evitar que éste interfiera en vuestro proceso de recuperación.
  7. Prevenir y concienciar a través de la información sanitaria con criterio y calidad. Es parte de nuestra responsabilidad ofreceros la información que necesitéis para prevenir este tipo de prácticas o acciones que pueda poner en riesgo o comprometer vuestra salud. En las Farmacias, abogamos siempre por la prevención como fuente de salud.

Y sin más, recordar a mis compañeros farmacéuticos, que la ética de la profesión en este tipo de problemas de salud púlbica es imprescindible para poder abordarla de una manera profesional.

A los compañeros médicos, decirles, que estamos para ayudarles  en lo que esté en nuestras manos.

Y para vosotros, nuestros pacientes, recordaros, que estamos para ayudaros, no para juzgaros. Y que siempre prima vuestra salud por encima de todo.

Feliz día!

 

Beatriz

 

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: