Buenos días,

Lo de adelgazar es un tema delicado. Y digo delicado, porque en ocasiones, (hay que decir que en la mayoría), es una NECESIDAD, por los graves problemas de salud que conlleva el exceso de peso. Y en otros, la “delicadeza” de ello, radica en que aún estando en un peso adecuado nuestra percepción de nosotros mismos, es errónea, y queremos seguir adelgazando, un hecho que también compromete seriamente nuestra salud.

No sé si el motivo es que no hemos vuelto mucho más impacientes, o que dejamos siempre todo para última hora, pero cuando queremos adelgazar, queremos resultados para “ayer” ;), si no, desconfiamos del método que estamos siguiendo, de la dieta, o de esos cambios que comenzamos a introducir y que no le damos ni la mínima oportunidad a nuestro organismo y a nosotros mismos a adaptarnos a esos cambios. Esto hace, que solamos abandonar en un porcentaje muy elevado el camino correcto para perder peso.

En cambio, en muchos otros casos, buscamos alternativas y vías de adelgazamiento, que sin un control médico y profesional, nos hacen correr ciertos riesgos para nuestra salud, que ya os aviso son innecesarios. Y sí, me refiero a la toma de ciertos productos o fármacos, que habéis oído que van bien, que os han contado que funcionan de maravilla, etc… En concreto fármacos que suelen ser siempre bajo prescripción médica y cuya principal indicación suele ser otra muy distinta de la que podéis pensar.

“Rastreando” por internet, he visto comentarios y alguna que otra recomendación sobre el fármaco topamax para adelgazar, y ¡CUIDADO!, debemos conocer bien un fármaco antes de aventurarnos a tomarlo.

Comenzamos…..

¿Qué es Topamax? ¿Qué es el topiramato?

Lo primero y más importante de todo, es deciros, que se trata de un medicamento sujeto a prescripción médica. Y que si no presentáis la receta en la Farmacia no os lo dispensamos. Y a lo largo del post veréis los motivos.

Topiramato, el princpio activo de Topamax, está englobado en el grupo de antiepilépticos y preparados antimigrañosos. El Topiramato es un monosacárido sulfamato-sustituido. Y su mecanismo de acción exacto como anticonculsivante y como profiláctico en la migraña se desconoce a día de hoy. En estudios electrofísicos y bioquímicos en cultivos de neuronas, si que se han identificado diferentes vías de actuación que podrían explicar sus funciones. Para todos los más curiosos que queráis ampliar esta información, podéis acudir a la ficha técnica de la AEMPS donde en el apartado de propiedades farmacodinámicas lo tenéis todo más ampliado.

No quiero entretenerme en los posibles mecanismos de acción por los que produce su efecto, porque el fin del post, es que tengáis claro como hacer un uso responsable del mismo, y no aventuraros a tomarlo sin la supervisión médica.

Por lo tanto, Topamax está indicado en:

  1. Monoterapia en crisis epilépticas parciales con o sin crisis generalizadas secundarias y crisis tónico-clónicas generalizadas primarias.
  2. Tratamiento de crisis asociadas con el síndrome de Lennox-Gastaut.
  3. Tratamiento profiláctico de la migraña después, eso sí, de evaluar otras posibles alternativas terapéuticas. Pero no está indicado para el tratamiento agudo de la migraña.

¿Cuál es la posología de Topiramato? ¿cómo debe tomarse?

Debe ser el médico quien tras la evaluación decida qué dosis y con qué frecuencia se debe administrar, así como la duración del tratamiento con el mismo. Lo que sí que se recomienda hacer es comenzar el tratamiento por una dosis baja seguida de un ajuste hasta conseguir una dosis eficaz. La dosis y el ajuste de dosis deben realizarse en función de la respuesta clínica, la cuál, os repito, debe ser valorada por vuestro médico.

Y lo mismo ocurre cuando se va a dejar el tratamiento. La retirada del mismo debe hacerse gradualmente.

El tratamiento debe ser individualizado, por lo que por favor, absteneros de tomar la dosis que le han pautado a vuestra vecina del quinto, porque seguramente no sea la misma para vosotros ;).

Si estáis en tratamiento con Topiramato lo podéis tomar con o sin alimentos, ya que no interfieren significativamente en su absorción. Los comprimidos no debern partirse (sé que son grandes). Para aquellos que os cueste mucho igerir los comprimidos, existen presentaciones en cápsulas dispersables que os facilitan su ingesta y que inclusive podéis abrirlas y espolvorear su contenido en una pequeña cantidad de alimento sobre una cuchara. Eso sí, no se trata de espolvorear como si estuviésemos aliñando una ensalada ;), sino que en una cuchara pequeña y mezclado con una pequeña cantidad de comida, lo debemos ingerir de forma inmdiata.

¿Qué se debe tener en cuenta antes de tomar Topiramato?

Aquí es donde el médico juega el papel clave en el uso de Topiramato. Debéis tener en cuenta que antes de tomar Topiramato debéis:

  1. En el caso de nosotras, si estamos en edad fértil, asegurarnos que no estamos embarazadas, y si estamos tratando de quedarnos embarazadas, debemos abstenernos de tomarlo y comunicárselo al médico para que busque otra alternativa terapéutica.
  2. Durante el tratamiento con Topiramato, la HIDRATACIÓN es muy muy IMPORTANTE para evitar  sufrir nefrolitiasis (cálculos renales) en aquellos más susceptibles a padecerla.
  3. Además, si sois unos deportistas natos ;), o estáis iniciándoos en el deporte y teneis pautado un tratamiento con Topiramato, debéis hidrataros muy bien para evitar sufrir determinadas reacciones adversas relacionadas con el calor.
  4. Sudoración e hipertemia. Se debe tener en cuenta, en especial entre los más pequeños de la casa que estén en tratamiento con Topiramato, que pueden desarrollar oligohidrosis (disminución de la sudoración) e hipertemia (aumento de la temperatura corporal), por lo que en estos casos se deberá controlar muy bien las temperaturas a las que están expuestos.
  5. Durante el tratamiento con Topiramato se pueden sufrir alteraciones del estado de ánimo y depresión.
  6. En aquellos que sufráis insuficiencia hepática y/o renal precaución en su uso. El médico deberá ajustar la dosis y controlar de cerca la evolución.
  7. Si tenemos antecedentes de trastornos oculares, será el médico quien valore el uso de Topiramato por los efectos que éste puede tener sobre nuestra visión.
  8. Se deben controlar las concentraciones séricas de bicarbonato para prevenir la aparición de una acidosis metabólica que pueda derivar en la formación de cálculos renales y el desarrollo de una osteopenia.

Se puede producir pérdida de peso durante el tratamiento con Topiramato, si éste, es muy acusado se debe valorar el uso de complementos nutricionales y aumentar la ingesta calórica. Y aquí es donde nos detenemos, en esta consideración, que trata esa pérdida de peso, producida por la anorexia y pérdida de apetito que provoca la ingesta de Topiramato como una reacción adversa, que ya os aviso no en todos los casos ocurre, pero sí en un porcentaje muy elevado y que hace que en determinadas situaciones y bajo la valoración y supervisión médica pueda llegarse a usar Topiramato con tal fin. Y os insisto en que el uso de este medicamento para perder peso, va mucho más allá, que querer conseguir bajar unos “kilos de más”. Un fármaco como Topiramato, y del que aún no está claro como actúa frente a esa pérdida de peso, debe controlarse muy bien su ingesta, especialmente por los eefectos adversos derivados de su ingesta.

Y..” para muestra un botón” ;). Aquí os dejo el enlace al Abstract de un estudio que he encontrado en Pubmed sobre el uso del Topiramato en la pérdida de peso, en concreto, en aquellos pacientes que podéis sufrir diabetes tipo II y cuyas conclusiones derivan en que si bien es cierto se produce una pérdida de peso considerable en el tratamiento con el mismo, se debe valorar minuciosamente el uso de éste para tal fin por los efectos adversos que se producen con su ingesta. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27103363

¿Qué efectos adversos son los más frecuentes?

Son muchos, y os invito a que visitéis la ficha técnica de Topiramato, porque yo aquí os dejo los más frecuentes. Entre los que están anorexia, disminución del apetito, depresión, trastorno en la expresión del lenguaje, alteración en la atención, mareos, letargia, deterioro de la memoria, parestesia, somnolencia, coordinación anormal, visión borrosa, irritabilidad, fatiga, etc….

Por lo tanto, TOPIRAMATO, siempre bajo prescripción y supervisión médica. POR FAVOR, se debe hacer un uso responsable de los medicamentos. Nuestra salud es demasiado valiosa para ponerla en juego por “esos kilos de más” ;). Que sea siempre un médico el que valore, después de descartar otras vías de tratamiento, el uso de Topiramato para tal fin.

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: