Buenos días,

Lo de dormir bien, es una asignatura pendiente para muchos de nosotros. Estamos “hiper conectados” con el mundo, nuestra cabeza da “vueltas y vueltas” a la información que nos va llegando durante el día. Todo los estímulos que recibimos de lo que vemos, oímos, sentimos, lo que hacemos y lo que dejamos de hacer por falta de tiempo o por no atravernos a hacerlo, TODO o casi todo, se queda en nuestra mente, para cuando llega el momento de aparente calma ambiental y física en casa, y queremos disponernos a cerrar los ojos y caer en un profundo y placentero sueño, tan sólo conseguimos eso, cerrar los ojos mientras nuestra mente sigue “despierta”.

 

Es frecuente, muy frecuente que acudáis a la Farmacia en busca de la famosa y popular Dormidina, esa que viene en caja azul o rosa en función de su concentración y a la cual tenéis muy fácil acceso por no necesitar presentar la prescripción médica para que podamos dispensarlo desde las Farmacias. Un hecho, que no os exime de tener que conocer y saber que como todo medicamento, hay que hacer un uso responsable del mismo y seguir a “pies juntillas” ;), las indicaciones en cuanto a su uso.

Y con el fin de poder contribuir a vuestra sabiduría farmacológica ;), os dejo algunos datos que creo, debéis saber sobre ella para conseguir beneficiaros de su uso cuando más lo necesitéis y evitar caer en la tentación de hacer un uso indebido de la misma.

¿Qué es Dormidina?

Su principio activo, la Doxilamina, es un antihistamínico derivado de la etanolamina, que tiene actividad antagonista competitiva y la cual es reversible y no específica de los receptores de histamina H1. Lo que traducido a efectos en nuestro organismo, (que es lo que más os interesa saber) es esa marcada acción hipnótica y sedante que nos produce al ingerirla. Es decir, la doxilamina, que se mueve “como pez en el agua”;), es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica , actuando sobre unos receptores llamados H1 centrales dando lugar a esa sedación tan buscada con su ingesta.

La doxilamina reduce el tiempo que tardamos en conciliar el sueño y aumenta la profundidad y duración del mismo.

¿Cuándo se alcanza ese efecto inductor del sueño?

A la media hora aproximadamente, la Doxilamina ya comienza a hacer efecto en nuestro organismo. Pero, debéis saber que su pico máximo no se alcanza hasta pasadas entre una y tres horas tras su ingesta. Durando su efecto unas 6 u 8 horas, dependiendo de cada uno de nosotros.

Si la tomo con comida, ¿disminuye su efecto?

La presencia o no de comida, hace que las variaciones en su actividad sean casi imperceptibles. Por lo que podéis tomarla con un buen pincho de tortilla ;), o simplemente con un vaso de agua. Eso sí, ni von vino, ni ningún otra bebida que contenga alcohol.

¿Para qué sirve Dormidina?

Dormidina está indicada para el tratamiento del insomnio ocasional en todos los que tengamos más de 18 años. En niños NO. Y para tratamientos de insomnio crónico tampoco.

¿Cuál es la dosis más adecuada?

Suele ser una duda frecuente sobre todo cuando no la habéis tomado antes. Mi recomendación como farmacéutica, es que siempre debéis comenzar por la dosis menor (12,5mg) y viendo que resultados obtenéis aumentarla en caso de que sea necesario, sin sobrepasar nunca la dosis de 25mg al día (un comprimido de 25 mg).

En ocasiones, y al tratarse un tema tan delicado como la falta de conciliación del sueño, la “desesperación” nos hace decantarnos desde el principio por la dosis más elevada. Cuando quizás, con una dosis menor, quedaríamos cubiertos, y lograríamos el efecto deseado.

Además, con una dosis de 12,5mg podemos evitar en mayor medida la sensación de somnolencia que en ocasiones puede producir durante el día.

Pero dependerá de cada uno de nosotros.

¿Durante cuánto tiempo puedo tomarla?

No se recomienda utilizarla más de una semana. Si tenemos problemas para conciliar el sueño de forma crónica, debemos acudir a nuestro médico para que valore el tratamiento más adecuado. Ya que Doxilamina, está indicada sólo para procesos de insomnio puntuales.

¿Todo el mundo puede utilizar Dormidina?

La respuesta es NO. Una vez más, os recuerdo, que por el hecho de tratarse de un medicamento que no está sujeto a prescripción médica, no quiere decir, que podamos hacer uso del mismo “a la ligera” ;). Si bien, se trata de un fármaco muy seguro, no está exento de ciertas precauciones y consideraciones. Debemos tener en cuenta que:

  1. No se debe administrar en menores de 18 años, porque no hay estudios científicos que avalen su seguridad en grupos por debajo de esa edad.
  2. En todos aquellos que tengáis más de 65 años y que estéis en la segunda juventud ;), debéis tener cierta precaución porque sois algo más sensibles para sufrir las incómodas reacciones adversas.
  3. Si se tiene epilepsia, asma, glaucoma de ángulo estrecho, hipertrofia prostática, retención urinaria, úlcera péptica y alteración renal y/o hepática entre otras, no debéis automedicaros con doxilamina, y acudir a vuestro médico para que éste valore su uso y lo controle en tal caso.
  4. Debido al efecto anticolinérgico que ejerce la doxilamina, puede agravar los síntomas de deshidratación y el golpe de calor por una disminución en la sudoración.
  5. Si os vais a realizar una prueba de alergia y estáis tomando Dormidina, debéis suspender su ingesta al menos 3 días antes de realizaros la prueba, para que ésta no interfiera en los resultados.
  6. ¡Ojo! Con el alcohol. Se debe evitar su ingesta mientras estemos tomando Dormidina, porque éste puede potenciar sus efectos de manera considerable.
  7. Olvidaros de conducir si habéis ingerido Dormidina, y con esto quiero decir, que si váis a realizar un desplazamiento en coche y decidís tomaros la pastilla justo antes de salir para ir adelantando y que al llegar al destino os haga ese efecto deseado y dormir como angelitos ;), NO LO HAGÁIS, porque existe riesgo de poder sufrir un accidente por los efectos sedantes de la Doxilamina. Os esperáis a llegar a vuestro destino, os tomáis vuestra “pastillita” y a dormir plácidamente.

¿Qué reacciones adversas puede provocar la ingesta de Doxilamina?

La buena noticia, es que son reacciones adversas leves y transitorias y suelen ocurrir tan sólo durante los primeros días de tratamiento.

Las más frecuentes suelen ser:

Somnolencia, boca seca, estreñimientos, visión borrosa, retención urinaria y vértigo.

Pues ya sabéis, Dormidina, es un fármaco seguro, claro que lo es, pero debe usarse de forma correcta ;). Como siempre, no dudéis en consultarnos siempre que lo necesitéis!.

Feliz día!

 

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: