Buenos días,

Seguro que alguna vez habéis ido al médico porque “algo no iba bien”, y éste os ha mandado realizarlos un análisis de sangre. O simplemente porque de vez en cuando os gusta saber como anda vuestro organismo ;).

Sea el motivo que fuere, son muchas las dudas que os asaltan cuando tenéis en vuestras manos ese sobre con varias hojas dobladas donde aparece un listado enorme de abreviaturas y números que tanto dicen y cuentan de vosotros ;). De vuestros hábitos de vida, de como funciona “vuestra maquinaria” por dentro ;). Cuando os disponéis a abrirlo, y a tratar de interpretarlo. Por normal general si no véis ningún asterisco al lado del valor del párametro no soléis prestar mucha atención. Ahora bien, cuando recorréis con vuestra mirada esas hojas llenas de letras y números y observáis esa marca que indica que estáis fuera del valor de referencia, es cuando decidís seguir mirando y observar si estáis por debajo o por encima de esos valores que aparecen entre paréntesis en una columna al lado. Es entonces cuando llegan las dudas, las preguntas: ¿Qué querrá decir que tengo el VCM demasiado alto?, y eso del HCM, ¿qué será?. ¿Por qué tendré lo triglicéridos altos, si cuido mucho la alimentación?, ¿Qué es eso de la GPT y GOT?, etc….

Lo primero de todo, antes de meternos de lleno con la interpretación de algunos de los parámetros más frecuentes, es deciros que LOS VALORES DE REFERENCIA no equivalen forzosamente a que algo no vaya bien. El diagnóstico definitivo que lleva a cabo el médico es gracias a la combinación de los síntomas que le expliquéis cuando acudís a su consulta, de su experiencia, del apoyo de los resultados de la analítica y quizás de alguna prueba más que necesite para confirmar o descartar sus posibles sospechas. Además estos valores varían de un continente a otro, de un país a otro e incluso de un laboratorio a otro. Con esto quiero deciros, que cuando os aventuráis a interpretar una analítica, no debéis sacar conclusiones anticipadas hasta que un profesional médico os diga el “veredicto” ;).

Hay muchos parámetros, pero a lo largo de varios posts, trataré de poneros los más frecuentes, y los que más dudas os pueden generar en su interpretación. Para no sobrecargar, hoy empezaremos con la interpretación de los parámetros VSG, eritrocitos, Hemoglobina (Hb), hematocrito (Hto), VCM, HCM, CHCM.

Comenzamos……

¿Qué puede indicar que tenga una Velocidad de sedimentación (VSG) por debajo de los valores de referencia o por encima?

Los valores de referencia de la velocidad de sedimentación de la sangre varían entre hombres y mujeres y entre grupos de edad como muchos otros parámetros. Existen muchos factores que pueden alterar esta velocidad de sedimentación. El uso de anticonceptivos orales, la heparina y algunos alimentos hacen que los corpúsculos de la sangre sedimenten a mayor velocidad. En el lado opuesto, la aspirina o la cortisona entre otros, hacen la velocidad de sedimentación sea menor.

Cuando la velocidad de sedimentación está elevada puede indicar:

  1. Infección aguda o crónica
  2. Anemia
  3. Enfermedades autoinmunes
  4. Enfermedades agudas renales o hepáticas
  5. Tumores
  6. Embarazo
  7. Aumento del tamaño de los glóbulos rojos

y si está por debajo de esos valores de referencia puede indicar:

  1. Alteraciones hepáticas crónicas
  2. Exceso de glóbulos rojos
  3. Miocarditis
  4. Anomalías en la producción de la sangre

¿Qué nos indican los valores de eritrocitos, es decir, nuestros glóbulos rojos?

Los eritrocitos viven unos 120 días y luego son descompuestos en sus elementos básicos. Son los encargados de trasportar el oxígeno por las arterias hasta llegar a todas las célulcas de nuestro cuerpo, y luego evacuan por las venas el dióxido de carbono. El número de eritrocitos puede aumentar en caso de falta de oxígeno como por ejemplo cuando nos vamos a la alta montaña de excursión ;), cuando se fuma demasiado o por ejemplo si se necesita una mayor oxigenación como es el caso de los deportistas.

Cuando el número de eritrocitos es demasiado elevado puede indicar:

  1. Poliglobulia
  2. Estrés
  3. Falta de fluidos a causa de diabetes, diarrea o diuresis
  4. Enfermedades crónicas del corazón o pulmones
  5. Enfermedades de la médula ósea
  6. Aumento patológico de todas las células de la sangre (policitemia)

Si el número de eritrocitos sale demasiado bajo, ésto puede ser debido a:

  1. Existencia de anemia debida a falta de hierro, proteínas, cobre o vitaminas. O bien, debida a anomalías en la médula ósea o en la asimilación del hierro.
  2. Carencias alimentarias, sobre todo en VEGETARIANOS. En estos casos suelen faltar especialmente la vitamina B12 y el ácido fólico que se encuentran principalmente en la carne.
  3. Infecciones crónicas
  4. Pérdidas de sangre debidas a hemorragias como pueden ser en caso de menstruaciones muy abundantes, o pequeñas hemorragias gástricas o intestinales.
  5. Intoxicaciones por metales pesados
  6. Etc..

La Hemoglobina (Hb).

¿Sabíais que es la que le otorga el color rojo a nuestra sangre? ;). Es un pigmento respiratorio que está formado por proteínas y hierro. Cada uno de nuestros globulos rojos lleva, la friolera cifra de unos 300 millones de moléculas de hemoglobina. La hemoglobina siempre hace viajes con biellete de ida y de vuelta, y con una misión “very very important” ;). En el viaje de ida capta el oxígeno de nuestros pulmones y  lo transporta por los capilares a todas las células de nuestro cuerpo. Pero no acaba aquí, en el “viaje de vuelta” hacia el pulmón, estas moléculas de hemoglobina van cargadas con dióxido de carbono. Si por ejemplo si fumamos mucho o viajamos a zonas montañosas muy elevadas, la falta de oxígeno hará que se multipliquen los eritrocitos y aumente nuestra concentración de hemoglobina.

El Hematocrito (Hto)

Este no es ningún componente de la sangre, sino un factor de cálculo. Y lo que indica es el porcentaje total en volumen de los glóbulos rojos en relación al volumen total de sangre. Cuanto mayor sea este valor, más espesa será la sangre. Conocer este valor es clave para poder diagnosticar correctamente una anemia.

Si el hematocrito es demasiado elevado puede deberse a:

  1. Multiplicación de los glóbulos rojos de la sangre (poliglobulia)
  2. Disminución del volumen de plasma sanguíneo (pérdida de fluidos por sudoración excesiva, diarreas, o vómitos)
  3. Intoxicación por monóxido de carbono. ¡Y POR FUMAR! . Aquí los que fumáis mucho, sois descubiertos ;).
  4. Bloqueo de la respiración celular producido por sustancias tóxicas
  5. Riesgo de diabetes tipo II
  6. Riesgo de infarto y enfermedades coronarias
  7. Tumores

Si el hematocrito está demasiado bajo puede deberse a:

  1. Anemia
  2. Pérdida de sangre
  3. Aumento del volumen de plasma sangúineo
  4. Embarazo

Ahora pasamos a resolver el engima de las siglas VCM, HCM y CHCM ;).

VCM: Es el volumen corpuscular medio, es decir, es el valor del volumen de los eritrocitos, en otras palabras, su tamaño ;).

HCM: es la hemoglobina corpuscular media, es decir, nos indica qué cantidad de hemoglobina contiene cada eritrocito.

CHCM: es la concentración de hemoglobina corpuscular media, es decir, la concentración de hemoglobina de los glóbulos rojos y da información sobre la viscosidad.

Si VCM es demasiado alto puede deberse a:

  1. Problemas de división celular durante la producción de la sangre (anemia macrocítica o hipercrómica)
  2. Cirrosis hepática
  3. Alcoholismo, fumar
  4. Carencia de vitamina B12 o ácido fólico

Si HCM es demasiado alto puede deberse a carencia de vitamina B12 o ácido fólico

Si CHCM es demasiado alto puede deberse a un defecto congénito en los glóbulos rojos.

Si tanto VCM, HCM y CHCM están demasiado bajos indicaría:

  1. Anemia. Suele deberse por falta de hierro, pero también porque exista una carencia de cobre y vitamina B6.

 

Como podéis ver, siempre hablamos de PUEDE DEBERSE, y no de términos absolutos, porque como os comentaba al comienzo del post, la experiencia del médico, el uso de más pruebas específicas, etc…serán los que determinen el diagnóstico.

Por hoy creo que es suficiente ;). En el próximo post veremos el significado de más parámetros para seguir descifrando y traduciendo ;), estos “códigos” que tanto nos dicen de nuestro estado de salud ;).

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: