Buenos días,

Cuando en ocasiones tenemos tos, y ese tipo de tos que se nota que dentro hay “guardado un tesoro viscoso” ;), y que cada vez que tosemos, queremos sacar, pero éste se resiste a salir adheriéndose gracias a esa viscosidad; acudís a la Farmacia en busca de un jarabe que os ayude a sacarlo, que os ayude a eliminarlo para evitar complicaciones futuras.

De los múltiples jarabes que existen, de las diferentes fórmulas que hay en el mercado, hoy quiero presentaros a MUCOSAN, cuyo principio activo es AMBROXOL. Estoy segura que muchos de vosotros ya lo conocéis o al menos habéis oído hablar de él. Inclusive, en más de un botiquín de casa está presente.

Como se trata de un medicamento que se puede adquirir SIN RECETA MÉDICA, sí sí, habéis leído bien ;), es SIN RECETA MÉDICA (aquí matizar, que la presentación pediátrica siempre debe usarse bajo supervisión médica). Es importante que conozcáis cómo funciona, que posibles efectos adversos puede causar, quién puede tomarlo, que precauciones debéis llevar si hacéis uso del mismo, y quién no debe tomarlo por el riesgo de sufrir complicaciones.

Porque ya sabéis, que lo hemos comentado en otros posts, que el hecho de que no se necesite receta médica para adquirirlo, no quiere decir que esté exento de ciertos riesgos.

Existen diferentes presentaciones de Mucosan, las cuales todas contienen el princpio activo Ambroxol en diferentes concentraciones.

¿Qué es Mucosan?

Su principio activo, Ambroxol, tiene una “misión” ;), y es la de reducir la viscosidad de la secreción mucosa de las vías respiratorias. Además potencia la producción de surfactante pulmonar y mejora el aclaramiento mucociliar lo que ayuda a expectorar para poder ir eliminando ese moco, y reduciendo los golpes de tos. Además la reagudización de bronquitis crónicas y EPOC se reducen al hacer uso del mismo, lo que podría disminuir ligeramente la tasa de ingresos hospitalarios debido a ésta.

¿Qué dosis tengo que tomar Mucosan Jarabe?

Os he comentado antes, que existen diferentes presentaciones, para el post voy a utilizar la de Jarabe adultos, y ya sabéis que para cualquier duda, podéis consultármela o acudir a vuestra Farmacia donde estarán encantad@s de resolverla ;).

La posología habitual de Mucosan jarabe adultos es la siguiente:

10 ml cada 12 horas, es decir, dos veces al día. Siendo esta la cantidad máxima. Por lo que a diferencia de otros jarabes, debéis tener en cuenta, que se toma 2 VECES AL DÍA!

Para los adolescentes mayores de 12 años, la posología habitual suele ser de:

5ml a 7,5ml cada 12 horas según la necesidad. Siendo la dosis de 7,5ml dos veces al día, la cantidad máxima a ingerir en un día en este grupo de edad.

Para los niños de 6 a 12 años de edad, la posología habitual suele ser de:

2,5ml dos veces al día.o inclusive tres veces al día como máximo.

En todos los casos, la posología ya sabéis que puede variar, que el médico puede decidir en función de la valoración que haga una posología u otra.

Ahora bien, una vez que empecéis a notar la mejoría de los síntomas con su ingesta, es recomendable que disminuyáis su ingesta a la mitad.

Para niños de edades comprendidas entre los 2 y los 5 años se puede administrar, pero en este caso mi recomendación es que acudáis al pediatra para que valore.

¿Cuánto días puedo estar tomando Mucosan jarabe?

Aquí la sensatez manda ;), y si en 5 días no se nota mejoría o inclusive se empeora se debe acudir al médico para que valore y evalue la situación clínica en la que nos encontramos.

¿Cómo tengo que tomar Mucosan?

La comida no afecta mucho, por lo que se puede tomar con o sin comida. Lo que si debéis hacer es beber un generoso vaso de agua tras cada dosis y a lo largo del día. El agua favorecerá su acción y nos ayudará más aún a reducir esa viscosidad.

¿Quién no debe tomar Mucosan?

Esta contraindicada su ingesta en los niños menores de 2 años. Siempre en los retoños de la casa ;), mi recomendación es que acudáis al pediatra. NUNCA SE LES DEBE AUTOMEDICAR. Además, para los que estén en la edad comprendida entre los 2 y 6 años, la supervisión médica es necesaria para que evalue la idoneidad del tratamiento.

Además, si sois alérgicos o sospecháis que podéis serlo a ambroxol o alguno de los componentes de Mucosan, ya sabéis que cuanto más lejos mejor ;).

Contiene sorbitol, por lo que los que tengáis intolerancia a la fructosa, absteneros ;).

Si estoy tomando…..¿puedo tomar Mucosan?

De momento, no se han descritos interacciones de transcendecia clínica , pero ahora bien, siempre siempre, debéis consultarnos y comentarnos vuestros tratamientos habituales para mayor seguridad.

Mucosan es un medicamento seguro, pero debéis tener especial precaución, si observáis que tras su ingesta se presentan racciones cutáneas graves. En estos casos, debéis acudir al médico y suspender de manera inmediata el tratamiento.

Y para todos los que tengáis algún problema renal y/o hepático SIEMPRE bajo supervisión médica.

¿Qué efectos secundarios puede producir la ingesta de Mucosan jarabe?

Los más frecuentes, entre otros, son:

  1. 1. Cambio en la percepción de los sabores de los alimentos y las bebidas.
  2. 2. Distorsión sensorial con una reducción parcial a la sensiblidad en la boca. Es decir, sería una sensación como cuando nos anestesia de forma local el dentista ;).
  3. 3. Náuseas
  4. 4. Etc……

Por último, comentaros, que no requiere ningún tipo de conservación especial. Es decir, no es necesario que se guarde en frío una vez abierto. Eso sí, prestar atención a la fecha de caducidad, porque es muy frecuente, que hagáis uso del mismo y que quizás hasta pasado un tiempo X no volváis a usarlo.

Por supuesto, recordaros que una vez caduque o se termine, os toca visitarnos en la Farmacia, para depositarlo en el punto SIGRE ;).

Feliz día!

 

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: