Buenas tardes,

Que mal se pasa cuando se está con la dichosa Candida haciendo de las suyas :(. Para conocerla un poco mejor, saber como hacerle frente, combatirla y no dejar que se interponga en nuestro bienestar vamos a hablar un poco de ella, de sus costumbres, de como se deja notar, y de como acabar con ella y prevenir su aparición.

¿Qué es la Candidiasis vaginal?

La Candidiasis Vaginal, es una infección provocada en la mayoría de los casos por el Hongo Candida Albicans el cual se encuentra en pequeñas cantidades en la piel, la cavidad oral y el intestino. Cuando las cantidades de este hongo aumentan de manera considerable y así, sin previo aviso ;), se produce la infección, además, al mismo tiempo, esto da lugar a un desequilibrio en el resto de microorganismos del cuerpo, principalmente los que se encuentran en la vagina, entre los que hay que destacar a  los Lactobacillus acidophilus  que son los encargados de mantener bajo control a organismos como la propia cándida.

¿Por qué aparece la candidiasis?

  1. La candidiasis vaginal puede aparecer en las siguientes situaciones:
  2. Inmunodeprimidos: Son los más propensos a padecerlas, al estar más expuestos por sus condiciones.
  3. Como consecuencia de la toma de antibióticos de amplio espectro, que suelen destruir gran parte de la flora intestinal, uno de los lugares donde reside nuestra “amiga” cándida, favoreciendo así su migración hacia la vagina o la boca (los también dichosos hongos en la boca).
  4. Diabéticos. En estos casos, por su función en la digestión de los azúcares, mediante un proceso de fermentación. A Candida le encanta el azúcar ;).
  5. Durante el embarazo cándida aprovecha los cambios hormonales que se producen durante el mismo para hacer de las suyas.
  6. Otras causas como usar ropa muy ajustada, las relaciones sexuales, el uso de ciertos jabones que alteran la flora vaginal, etc…

¿Cuáles son sus síntomas? ¿Cómo sospecho que puede tratarse de una candidiasis vaginal?

Los síntomas más frecuentes de la candidiasis vaginal son:

  1. flujo vaginal anormal de color blanquecino y de una composición acuosa y espesa. Además se segrega de forma abundante.
  2. Incómodo y constante picor o irritación por la parte interna y alrededor de la vagina. Esto causa que los labios mayores de la vagina se vuelvan hipersensibles y adquieran un color rojizo, además de cursar con algo de inflamación.
  3. En algunos casos se puede sentir dolor a la hora de miccionar o de tener relaciones sexuales.

En caso de presentar alguno de los síntomas antes mencionados se procede a un análisis compuesto por citología y cultivo del flujo vaginal para verificar que se trata de una Candidiasis vaginal y no otra posible infección vaginal cuyos síntomas pueden ser parecidos.

¿Cuál es el tratamiento para combatir a esta incómoda “amiga”?

La candidiasis vaginal sintomática se debe tratar con antifúngicos vaginales o con fluconazol vía oral de 150mg dosis única o itraconazol, 2 dosis de 200mg separadas en 8h. Cuando el médico toma como elección la vía oral en lugar de la vaginal, debéis saber que esta tarda un día o dos más en controlar los síntomas que con la vía tópica, por lo que la vía oral, se suele reservar para los casos más severos o resistentes, manteniéndose hasta 7-14 días en los casos más complicados (diabetes, inmunosupresión, recurrencias o resistencias). Siempre se deberán evitar las relaciones sexuales, al menos durante 3 o 4 días.

Dentro de los antifúngicos vaginales el médico os puede prescribir:

  1. Clotrimazol, que es el conocido Gine Canesten. En este nos vamos a detener y os dejaremos aquí la posología habitual, ya que es uno de los más populares ;).

Es aceptado durante el primer trimestre del embarazo. Su posología suele ser de 100mg/24h durante 6 días en caso de que sean los comprimidos vaginales de 100mg ó, si la elección ha sido el de 500mg, éste será una única dosis, ambos al acostarse.

Por otro lado, también tenéis las cremas de clotrimazol, al 2% y al 10%. En el caso de la crema al 2% se aplicarán 5g/24h al acostarse y durante 3 días.

Y si se opta por la de 10g, el tratamiento será de una sola dosis de 10g al acostarse.

  1. Luego tendríais otros como el fenticonazol (Lomexin vaginal, Laurimic vaginal)
  2. Ketoconazol (Ketoisdin ovulos)
  3. Miconazol vaginal (Daktarin ginecológico)
  4. Sertaconazol (Ginedermofix vaginal)

Pero ya sabéis que el tratamiento se lo dejamos al médico ;).

¿Cómo prevenirla?

Para los casos más recurrentes, o incluso para evitar tener esta “experiencia religiosa” ;), lo más recomendable es tomar medidas preventivas como:

  1. Utilizar un jabón íntimo que respete el pH y la flora vaginal. Llevar a cabo una correcta higiene diaria de la zona.
  2. Cuando estemos con tratamientos antibióticos es recomendable tomar probióticos.
  3. Si solemos tener recurrencias, o sospechamos que nuestra flora vaginal está debilitada, es muy recomendable el uso de probióticos vaginales que nos ayuden a restablecerla. Si no los conoces, pregunta en tu Farmacia ;).
  4. Llevar a cabo una correcta higiene tras las relaciones sexuales.
  5. Evitar la ropa ajustada en la zona.
  6. Llevar a cabo una dieta equilibrada.

 

SIn más, recordaros, que ante cualquier duda, debéis consultarnos y consultar a vuestro médico.

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: