Buenos días,

¿Cuánto estarías dispuest@a pagar como paciente por el Consejo Farmacéutico?….Y al lanzar esta pregunta, ya puedo intuir al otro lado de la pantalla mientras lees,una mueca de asombro en la cara. Pero, no puedo evitar lanzarla, a pesar, de que no estemos acostumbrados a escuchar pagar y consejo Farmacéutico en una misma frase ;).

Y..para vuestra tranquilidad, No, los Farmacéuticos y personal de la Farmacias Españolas, no vamos a cobrar a partir de ahora por el consejo que damos cada día y en cada dispensación que os hacemos, ya sea desde unas juanolas (ojo!, no hay que subestimarlas, el regaliz interacciona con ciertos fármacos, y eso hay que saberlo, y decirlo ;)) hasta un opioide para el dolor.

Este post, es en parte reivindicativo, en parte, pataleta de Farmacéutica, para recordaros, que lo que nos DIFERENCIA de las parafarmacias, droguerias, supermercados, etc… es NUESTRA FORMACIÓN ESPECÍFICA, no sólo en el medicamento, sino de forma global en la mejora de vuestro estado de salud.

Resultado de imagen de estudios FArmacia

Nos formamos durante años en la Universidad, cuando por fin pensamos que hemos terminado, llega enfrentarse al mostrador ;), donde gracias a vosotros, nos motivamos por seguir aprendiendo áreas desconocidas para nosotros, pero que sabemos tenemos que emplearnos a fondo para daros el mejor servicio asistencial. Entonces comenzamos nuestra “segunda carrera”, “la carrera del mostrador”, la cual, no acaba nunca y donde comenzamos a hacer cursos, másters y demás en: Dermocosmética, Atención Farmacéutica, Gestión empresarial, Fitoterapia, Nutrición, óptica, ortopedia, marketing, etc…Hasta, llegar a hacer cursos de técnicas de ventas, algo que piensas, ¿un curso en técnicas de ventas un Farmacéutico Comunitario?, ¿por qué?..¿Si estamos para velar por el correcto uso de los medicamentos, y para asegurarnos su correcta custodia y dispensación?.Pero, no nos queda otra, que adaptarnos al resto de “competidores” en esta carrera, para tratar de ir a la cabeza, ya no sólo en Formación específica, sino también en formación global a nivel de mercado y gestión empresarial.

Resultado de imagen de carrera

Y eso me pregunto yo!. Los Farmacéuticos, y corregirme si me equivoco, vosotros nuestros pacientes, los que estáis al otro lado del mostrador, ¿para qué nos tenéis? ¿para que os “vendamos” , o para ¿qué os dispensemos?

El hecho de que desde hace años, muchos laboratorios que eran exclusivos de venta en Farmacia, ahora estén presentes en otros canales de venta, nos ha hecho cambiar las “tuercas” y tener que hacernos unos auténticos expertos en Marketing para poder “sobrevivir” a la feroz competencia a la que yo he acuñado del “céntimo”. Porque lo que es evidente, es que si acudes a un gran almacen donde tu crema corporal para pieles atópicas la encuentras más barata, irás allí a comprarla (de eso no cabe duda). Pero, ¿cómo sabes que esa es la crema que te irá bien, o que le irá bien a la piel de tu hij@? Quizás, te estés gastando X, y no puedas utilizarla por no ser la adecuada, algo que con un consejo experto, y pagando X + céntimos ;), te asegurarás el acierto en el producto.

Con esto vengo a decir, que a pesar de ajustar los precios en la medida en la que podemos, el ARMA QUE POSEEMOS; que es el CONSEJO, en muchas ocasiones, queda relegado a un segundo plano y eso que es GRATIS!. De ahí, el pediros que reflexionéis acerca de la pregunta que os he lanzado al comienzo del post. ¿Cuánto cuesta para tí el Consejo Farmacéutico? Desde mi punto de vista, y voy a tratar de ser objetiva (aunque me resulte difícil ;)), detrás del consejo Farmacéutico hay años de formación, hay tiempo empleado en la escucha de vuestras necesidades, “peleas” con los almacenes y laboratorios para conseguir las mejores condiciones de compra y poder ofreceros los mejores precios en parafarmacia, hay mucha paciencia y dedicación, hay implicación en vuestro estado de salud, hay CONSEJO.

Y como no pretendo que os creáis estas palabras, os invito a hacer la prueba, ir a un gran almacén donde no exista la figura de un personal cualificado en Farmacia (ya sea Farmacéutico, axuliar, etc…) y digo esto, porque por suerte o por desgracia, hay muchos compañer@s de profesión que ya trabajan en este tipo de establecimientos. Tratar de comprar un complejo vitamínico a ver como os dispensan, a ver si os preguntan por vuestra medicación, a ver si se interesan en qué hábitos alimenticios tenéis, etc….Puede que encontréis a alguien que si que lo haga, pero por normal general, no suelen hacerlo, y no les culpo por ello, pero no han “sido entrenados” para ello ;). Sin embargo, en la Farmacia, y a pesar de que a veces, resultemos pesados, PREGUNTAMOS, siempre, os preguntamos, para asegurarnos primero, que lo que queréis tomar o llevaros es lo adecuado para vosotros, y esta queridos pacientes, es la GRAN DIFERENCIA ENTRE VENDER Y DISPENSAR. ENTRE UNA MERA VENTA y una dispensación acompañada de un CONSEJO.

Y hasta aquí la reflexión del día ;).

 

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: