Buenos días,

Ya sabéis que tengo una vecina del quinto, que aún no sabe que soy farmacéutica (mi tropa y yo, nos mudamos hace unos meses), que me da consejos y recomendaciones en materia de salud, alimentación, corte y confección, enseñanza, y un largo etc….de materias con el único fin de ayudarme a resolver mis probelmas o posibles dificultades ;). Cosa a la que estoy muy agradecida ;), la acogida no ha podido ser mejor, además una se siente muy arropada cuando se preocupan tanto por su salud y bienestar, ¿verdad? ;). El caso, es que…ayer tuve que pasar a su casa a darle una cosa que me había encontrado y que sabía que le pertenecía. Como buena vecina del quinto, me invitó a entrar, y a tomar algo. Tuve que rechazar la invitación porque tenía a mis “fierecillas” ;), hambrientos esperando a la cena. Pero cuando me abrió la puerta, llevaba una caja de voltarén comprimidos de 50mg en la mano. Lo que dió pie a iniciar una conversación (breve pero intensa) sobre dicho fármaco, y la dolencia que mi gran querida vecina tiene desde hace tiempo.

Resultado de imagen de vecinas hablando vintage

Cuando entré en casa, además de ser recibida por la tropa hambrienta, me puse a revisar los más de 230 posts del blog con los que día a día, algunos valientes me leéis ;), y me dí cuenta de dos cosas,  lo primero que debía daros las gracias por tener la “paciencia” y el tesón (que sé que no es fácil) jejeje….de leerme. Y en segundo lugar, deciros, que por fin ha llegado el día en el que le dedicaremos un post al voltaren (diclofenaco). Si, sí, aunque parezca mentira, en esos 230 posts aún no me había dignado a hablar de él. De sus bondades, usos y precauciones ;). Y es que….ya sabéis que la máxima de los farmacéuticos, nuestro defecto de profesión ;), es asegurarnos que tomáis de forma correcta, cuando y cómo toca los medicamentos ;).

Ya os adelanto, que voltaren es un medicamento seguro y eficaz, pero eso sí, tomado de la forma correcta y por la persona adecuada ;). Ah!!! y por supuesto, con RECETA MÉDICA!.

Por si no lo sabíais, existen diferentes presentaciones. Pero en el post hablaremos sobre una de ellas, la de voltarén 50mg comprimidos.

¿Qué es voltarén/diclofenaco?

Voltarén, o si preferís llamarlo por su principio activo diclofenaco, es uno más de esos fármacos pertenecientes al grupo de los antiinflamatorios no esteroideos (AINES) que se utiliza para tratar el dolor y la inflamación. Sí, sí, es de la familia del Ibuprofeno ;), de la aspirina, del enantyum, el naproxeno……De los que ya hemos hablado largo y tendido en otros posts.

¿Para qué tipo de dolores se usa el voltarén/diclofenaco?

Voltarén/diclofenaco, se utiliza para tratar las enfermedades reumáticas inflamatorias crónicas como la artritis reumatoide, espondiloartritis anquilopoyética (forma de artritis que suele afectar entre otras áreas a la columna vertebral) y la artrosis. Además también resulta de gran eficacia para tratar los ataques agudos de gota, los dolores mentruales y las inflamaciones postraumáticas.

¿Qué dosis de voltarén/diclofenaco debo tomar?

Como  pautar la posología es tarea del médico, no me voy a meter en “camisa de once varas” ;). Lo que si que os puedo decir, es que vuestro médico (y por eso es tan importante que acudáis a él), os pautará siempre la dosis eficaz más baja y durante el periodo de tiempo más corto posible, en función de la valoración que haga de vuestra dolencia. Ésto lo hará para tratar de minimizar al máximo el riesgo de sufrir los indeseables efectos adversos y así poder hacer un uso eficiente y correcto del mismo.

Resultado de imagen de médico

Para los que tengáis voltarén 50mg en casa de aquella vez que el médico os lo recetó  la posología que suele ser habitual (siempre dependiendo de la intensidad del dolor) es de 2 comprimidos al día en los casos de dolor más leves, y un máximo de tres al día (150mg). Esta dosis máxima, siempre debe ir dividida en dos o tres tomas. Además, voltarén 50mg sólo se puede administrar en adultos y niños mayores de 14 años.

Os repito, que la posología la debe pautar el médico y por supuesto varía de un caso a otro ;).

¿Qué tengo que tener en cuenta antes de tomar voltarén?

Si hay alguna caja de voltarén en el botiquín de casa, porque se lo recetaron a tu marido para tratar el dolor del último ataque de gota que sufrió ;), y ahora eres tú la que estás con dolor porque este mes la regla te ha venido “pisando fuerte”, deberás tener en cuenta que NO DEBES tomar voltarén si te encuentras en algunos de los siguientes casos (lo mismo se aplica para el resto de la familia mayores de 14 años):

  1. Si eres alérgic@ a diclofenaco o algún componente del medicamento.
  2. Si eres alérgico a aspirina, o cualquier otro AINE.
  3. Si padeces o tienes alguna enfermedad grave en el hígado y/o riñón.
  4. Si padeces enfermedad de Crohn o colitis ulcerosas activas.
  5. Si has tenido o tienes alguna úlcera o una hemorragia de estómago.
  6. Si has sufrido alguan enfermedad cerebrovascular o tienes alguna enfermedad cardíaca.
  7. Si tienes problemas en la coagulación de la sangre.
  8. etc…

Además si eres diabétic@, tienes la tensión arterial elevada, el colesterol por las nubes y eres fumador/a, nunca debes automedicarte con diclofenaco/voltarén y acudir a tu médico para que sea él quien decida ;). El motivo es, porque el uso de voltarén/diclofenaco durante periodos prolongados de tiempo y a dosis elevadas aumenta de forma muy considerable el riesgo de padecer infartos de miocardio o cerebrales. De hecho tiene un riesgo aterotrombótico superior al del ibuprofeno y naproxeno. Por lo tanto, por muy popularizado que pueda estar su uso o que te lo recomiende tu compañero de fatigas del gimnasio al que acabas de empezar a ir ;), nunca lo hagas sin control médico.

Una de las preguntas más frecuentes: ¿Puedo tomar Voltarén/diclofenaco con….?

Algunas de las interacciones más frecuentes y que deberéis tener en cuenta si vais a tomar voltarén/diclofenaco son con:

  1. Medicamentos que contengan litio o inhibidores de la recaptación de serotonina (para tratar algunos tipos de depresión).
  2. Metotrexato
  3. Ciclosporina, tacrolimus.
  4. Trimetropin
  5. Medicamentos usados para la diabetes (excepto las insulinas).
  6. Medicamentos para tratar la hipertensión arterial (diuréticos, beta-bloqueantes…..)
  7. Medicamentos utilizados para la prevención de formación de coágulos en la sangre
  8. Corticoides
  9. Otros medicamentos del mismo grupo que diclofenaco como el ibuprofeno, la aspirina, etc….
  10. etc…..

En todos estos y muchos más casos, en los que estéis tomando o hayáis tomado recientemente alguno de los medicamentos antes mencionados, deberéis informar a vuestro médico o comentárnoslo a nosotros antes de retirar el voltarén/diclofenaco de la Farmacia.

¿Cómo es mejor tomar Voltarén? ¿Antes o después de las comidas?

Si bien es cierto, que los alimentos interfieren en parte en el inicio de la aparición de los efectos del voltarén/diclofenaco, mi recomendación para prevenir el riesgo de lesiones digestivas, es que lo ingiráis durante las comidas. De esta manera, se minimiza el riesgo de las mismas, y sólo tardaréis un poco más en comenzar a notar los efectos.

Por supuesto nada de alcohol al igual que con el resto de medicamentos para evitar aumentar la toxicidad.

El comprimido de voltarén/diclofenaco, se debe ingerir entero con un vaso de agua. Los comprimidos no se deben romper, ni masticar.

 

¿Qué me puede pasar si tomo voltarén/diclofenaco?. Es decir, cuáles son sus efectos adversos más frecuentes?

Lo primero de todo, deciros, que lo que pasará al tomar voltarén en un amplio porcentaje de los casos, es que sentiréis alivio al calmar vuestro dolor ;). Pero, y siempre hay un pero, debéis prestar atención por si sufrís algunos de los siguientes efectos adversos:

  1. Dolor de cabeza
  2. Mareo
  3. Vértigo
  4. Náuseas
  5. Vómitos
  6. Diarrea
  7. Acidez
  8. Gases
  9. Erupción en la piel
  10. etc……

 

Ahora bien, MUY PORTANTE, si sentís:

Cólicos abdominales leves y dolor abdominal poco después de iniciar el tratamiento con Voltarén 50 mg seguido de sangrado rectal o diarrea con sangre observadas dentro de las 24 horas posteriores a la aparición del dolor abdominal. DEberéis acudir al médico e interrumpir el tratamiento.

 

Y como siempre, recordaros, que no os automediquéis, y ante cualquier duda específica de posibles interacciones con alguna medicación que estéis tomando; ante la aparición de cualquier efecto adverso no notificado y que creáis que pueda ser debido o causado por la toma de voltarén/diclofenaco, no dudéis en comunicárnoslo en la Farmacia o a vuestro médico.

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: