Buenos días,

Dolor, fiebre, malestar general, unos síntomas que a tod@s nos suenan y que en alguna ocasión hemos experimentado muy a nuestro pesar ;). Estos síntomas os hacen acudir en la mayoría de los casos a la Farmacia (o eso quiero pensar), en otras al médico y en otras a vuestros amigos, conocidos o a la vecina del quinto ;), en busca de ese “algo” que os ayude a libraros de ese malestar que os hace que los días sean más largos y las noches más cortas ;).

Y es, cuando acudís al médico, con un cuadro febril acompañado de dolor y malestar generalizado, que en ocasiones cursa incluso con algo de tos seca, cuando éste, decide prescribiros ALGIDOL. Conocido por todos vosotros, como el “antigripal” que está financiado por la Seguridad Social, y que por un módico precio os va a “quitar los males”. Hasta ahí, vamos bien. Pero el problema viene, cuando, pasan un par de meses y llega el “crudo” invierno ;), y un día os despertáis con fiebre, dolor, tos, mucosidad y mucho malestar. Entonces os levantáis como podéis, acudís prestos y veloces a la Farmacia, y nos decís con voz gangosa ;): “Buenos días, por favor, dame ese “antigripal” financiado por la Seguridad Social, que es en sobres. Hace unos meses me lo recetó el médico y me fué de maravilla”.

Ploffff….Se escucha vuestra “desilusión” y “asombro” cuando os decimos con la mejor de nuestras sonrisas, que SIN RECETA MÉDICA no se puede dispensar, y que además con esa mucosidad que tenéis igualmente no sería lo más recomendable. Entonces comienza nuestra batería de preguntas al otro lado del mostrador, para averigurar qué es lo que realmente necesitáis y mejor se adapta a vosotros.

Y diréis, pero Bea, ¿por qué se necesita receta médica para Algidol?

Vamos a salir de dudas, y a conocerle un poco mejor. Así lo entenderéis mejor ;).

¿Qué es Algidol?

Se trata de un medicamento que contiene: Paracetamol, conocido por todos nosotros y muy presente en los botiquines de nuestros hogares. Codeína, también un clásico entre los clásicos, que para el que no la conozca aquí os dejo el enlace donde podréis saber algo más sobre ella y el ácido ascórbico (vit.c).

Por lo tanto, se puede decir que Algidol está indicado para tratar los estados febriles y los estados sintomáticos de dolor de intensidad leve a moderado.

Y es que….la CODEÍNA, es la principal “culpable” de que se necesite receta médica para poder dispensar Algidol, porque ésta, os recuerdo, es un analgésico opiáceo que se metaboliza a morfina. Por lo tanto, NO SE DEBE TOMAR, en aquellos casos en los que se sepa que se metaboliza muy rápido la codeína en morfina, en aquellas mujeres que estéis en periodo de lactancia, si se es alérgico a cualquiera de los compuestos que forman Algidol y tras la extracción de las amígdalas o adenoides por síndrome de apnea del sueño por el aumento de riesgo de padecer reacciones adversas de mayor gravedad. Además, os recuerdo, que en niños menores de 12 años NO SE DEBE ADMINISTRAR.

¿Todo el mundo puede tomar Algidol?

Acabamos de ver en qué casos no debéis tomarlo. Pero además, es importante que sepáis que todos aquellos que padezcáis o que os encontréis en las siguientes situaciones, siempre debéis comentarlo al médico. O si tenéis por casa una caja, porque a alguien de la familia se lo recetó en su día el médico, no lo debéis tomar sin supervisión médica, o lo que es lo mismo, NO OS AUTOMEDIQUÉIS con él nunca, pero menos aún si:

  1. Tenéis anemia, sufrís alguna enfermedad del corazón, de los pulmones, hipotiroidismo, si hay alteración en el tamaño de la próstata, si se padece asma, insuficiencia hepática, etc.. en estos casos se recomienda limitar su uso a tan sólo unos 3 días, siempre con un ajuste de dosis por parte del médico y no llevar a cabo tratamientos prolongados a no ser que un médico así lo indique.
  2. Si se ha sufrido algún trauma craneal, que haga que tengamos la presión intracraneal más elevada, o se presentan problemas respiratorios, habrá que llevar especial precaución, ya que la codeína puede agravar estas situaciones.
  3. Además, la codeína, a largo palzo, puede producir dependencia psíquica y física y generar síntomas de abstinencia con el cese de su toma.
  4. Ojo!, El colorante amarillo anaranjado S (E-110) que contiene Algidol y que es el mismo “intruso” ;), que el año pasado hizo saltar las alarmas con Dalsy, puede dar lugar a reacciones alérgicas. Pero que no cunda el pánico, esto sólo ocurriría a dosis elevadas. Por lo tanto, debéis tener especial precaución los que tengáis alergia al ácido acetilsalicílico. Y seguir siempre a “pies juntillas” la posología del médico. Por supuesto, ante cualquier reacción indeseada que notéis, suspender el tratamiento.

Éstas son sólo algunas de las precauciones que debéis tener.

Y si…me tengo que hacer un análisis de sangre y orina, ¿qué pasa si estoy tomando Algidol?

Comentaros, que si estáis tomando algidol y os tenéis que realizar un análisis, los resultados pueden verse afectados para la determinación de los siguientes parámetros:

  1. Ácido úrico
  2. Glucosa en orina
  3. Sangre en heces
  4. Niveles de paracetamol en orina

Debéis informar al médico de que lo estáis tomando, en el hipotético caso. (digo hipotético, porque quiero pensar que no os vais a automedicar con él ;;).

Si estoy tomando….¿Puedo tomar Algidol?

Ojo con las interacciones. Aquí ninguno de los tres compuestos se libra. Aquí os dejo un resumen de las principales interacciones de cada uno de estos tres compuestos. Son más de las que aquí aparecen, pero ya sabéis que si hay alguna en concreto que queréis saber, podéis consultar en vuestra Farmacia ;).

Por supuesto, si estáis tomando paracetamol, codeína o vitamina C de forma alternativa a la toma de Algidol, MUCHO CUIDADO!, ya que al contenerlo Algidol, podéis estar tomando una dosis superior a la recomendada y tener efectos indeseados. En estos casos, siempre consultar al médico, y ante la duda, estarse !”quietecitos”! y no tomarlo ;).

Por último comentaros, que Algidol no contiene ningún descongestivo ni anhistamínico, por lo que al que vosotros llamáis “antigripal” no os va a servir para tratar los síntomas de rinitis o congestión nasal. Para estos casos es mejor el uso de otro tipo de compuestos.

 

Sé que soy pesada, pero os recuerdo y os recordaré, que no debéis automedicaros, y antes cualquier duda, siempre acudir a vuestro médico o consultarnos en la Farmacia.

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: