Buenos días!

Es llegar el mes de Octubre de cada año y como si de la espera de “recibir un premio” en un concurso  ;), nos preguntaís día sí y día también si ya han llegado las vacunas de la gripe, si ya podéis vacunaros, si debéis o no hacerlo, si vuestra abuela, madre, padre, hijo, sobrino, tío o vecina del quinto a la que tanto aprecíais, deben vacunarse ;).

Resultado de imagen de octubre

Pues bien, para vuestra tranquilidad, tengo que deciros, que ese día se acerca ;), y que será durante la tercera semana del mes de octubre cuando se dé el pistoletazo de salida ;), a la campaña de vacunación de la temporada 2017-2018.

Y aunque cada año “se repite la misma historia” ;), y ya deberíamos ir sabiendo que és lo que debemos y no debemos hacer para prevenirla y hacerle frente, no está de más un recordatorio para tratar de aclarar las dudas más frecuentes que nos asaltan durante esta época.

Pero antes de nada, vamos a aclarar que es la gripe, como se manifiesta, y cuanto tiempo suele durar su paso por nuestro organismo ;).

¿Qué es la gripe? ¿Cómo la identifico? ¿Cuánto tiempo me va a durar?

La gripe es una enfermedad infecciosa respiratoria causada por un virus cuya máxima incidencia se observa en otoño e invierno.  El virus se transmite por el aire e ingresa al organismo a través de la nariz o la boca. Su periodo de incubación es de 48h con una variación entre uno y siete días.

IMPORTANTE!!!, ES UN VIRUS, por lo que los ANTIBIÓTICOS NO RESULTAN EFECTIVOS PARA TRATAR LA GRIPE. Os ruego encarecidamente que no os automediquéis haciendo uso de antibióticos cuando tengáis gripe. Lo único que conseguiréis será aumentar la probabilidad de desarrollar resistencias. Siempre, ante la duda acudir al médico, éste os pautará el tratamiento adecuado en función del diagnóstico que os proporcione.

Los síntomas que generalmente suele ocasionar son:

  1. Dolores en el cuerpo y los músculos
  2. Escalofríos
  3. Tos intensa y persistente
  4. Estornudos
  5. Rinorrea
  6. Fiebre, que suele llegar a los 39º.
  7. Dolor de cabeza
  8. Dolor de garganta

Pero como siempre, estos síntomas, aunque son muy característicos de la gripe, pueden dar lugar a equívocos con los de otras patologías respiratorias como por ejemplo un catarro común, por lo que siempre se recomienda acudir a vuestro médico de atención primaria y al pediatra en el caso de los más pequeños de la casa para que nos haga un diagnóstico correcto.

Y no os preocupéis, porque si finalmente padecéis gripe, que sepáis, que ésta, por mucho que vea a vuestro organismo como el paraíso para anidar en él ;), tiene los días contados, y nunca mejor dicho, porque generalmente su evolución está en torno a los 5 o 7 días, aunque eso sí, algunos síntomas, pueden quedarse con nosotros durante un par de semanas.

¿Cómo puedo prevenir la “temida” gripe?

En ocasiones es violento decirlo, pero las medidas higiénicas son fundalmentales para prevenir su contagio. Entre ellas están:

  1. Taparse la boca al toser o estornudar con un pañuelo y a ser posible que éste sea desechable
  2. Invertir en celulosa ;), y no reutilizar los pañuelos una y otra vez hasta que se deshacen por la cantidad de moco y fluidos que se quedan depositados en él tras limpiarnos la nariz.
  3. Lavarse las manos con frecuencia. E inclusive, se recomienda el uso de jabones o geles antisépticos.

  1. Tratar de evitar el contacto con las personas infectadas. Los abrazos y besos los dejamos con el resto de muestras de cariño para después, cuando estemos curados ;). Y si tenemos un familiar enfermo, ingresado en el hospital o a nuestra amiga que acaba de dar a luz, y se vuelve imprescindible ir a visitarlos, os recuerdo, que si váis estando con la gripe les hacéis un flaco favor. Una llamada, o una visita posterior puede ser más gratificante.

Y la medida más importante de todas, en especial para aquellos grupos de la población más vulnerables a padecerla y que pueden dar lugar a complicaciones, es la VACUNACIÓN.

¿A quiénes se recomiendan vacunarse?

Todos podemos vacunarnos, a no ser que tengamos alguna alergia a algunos de los componentes que forman la vacuna, pero en especial, se insiste y se recomienda para evitar complicaciones que los isguientes colectivos se vacunen:

  1. Personas mayores, en especial, las mayores de 65 años y que convivan en instituciones cerradas.
  2. Los que seáis menores de 65 años pero que tengáis un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe como:
    1. Niños mayores de 6 meses y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas o pulmonares.
    2. Niños y niñas mayores de 6 meses y adultos con enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus, obesidad mórbida, insuficiencia renal, hemoglobinopatías y anemias, asplenia (ausencia de bazo), enfermedad hepática crónica, estados de inmunosupresión, enfermedades neuromusculares graves, cáncer, implante coclear o estar en espera del mismo y todas aquellas personas que sufran de trastornos y enfermedades que conlleven disfunción congnitiva como puede ser el síndrome de Down, demencias y otras.
  3. Además, hay un tercer grupo en el cual se hará un especial hincapié como son los niños y adolescentes desde los 6 meses hasta los 18 años que reciben tratamiento con ácido acetilsalicílico, por el riesgo que sufren de poder desarrollar el síndrome de Reye (daño cerebral agudo y problemas en la actividad hepática) tras la gripe. Y en mujeres embarazadas en cualquier mes de gestación.

Además si estás dentro de los siguientes colectivos, se recomienda que te vacunes, para evitar trasmitir la gripe:

Por último, los que tengáis profesiones tan apasionantes ;), como bomberos, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, servicios de protección civil, los que trabajáis en los servicios de emergencias sanitarias y los que trabajéis en instituciones penitenciarias y de otros centros de internamiento por resolución judicial, es muy recomendable que os vacunéis.

 

Por último, todos los que estéis en vuestro día a día en contacto con aves o cerdos en granjas o explotaciones avícolas o porcinas o con aves silvestres también es importante que os vacunéis, para evitar o reducir la oportunidad de una infección concomitante de virus humano, y aviar o porcino, disminuyendo la posibilidad de intercambio genético o recombinación entre ambos virus.

Resultado de imagen de granjas cerdos

Ya sabéis, la prevención es el “arma” más potente que tenemos para evitar complicaciones en nuestro estado de salud. Y desde las Farmacias, cada día os animamos a que la utilicéis ;).

Os dejo el enlace de donde me “he nutrido” 😉 para realizar el post, por si queréis ampliar alguna información.

 

Feliz día!

 

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: