Buenos días!

No sé si os acordaréis, pero hace unos años, salieron varias noticias sobre el uso de esta peligrosa planta, llamada “la droga del violador”produciendo un efecto de sumisión en la víctima. Hoy os cuento un poco sobre ella con motivo de la noticia del primer fallecimiento en España producido por esta droga.

El nombre popular es el de “burundanga” ; tiene origen afrocubano y significa bebedizo, brebaje o sustancia usada con fines delictivos. Aunque se ha denominado así a cualquier hipnógeno capaz de controlar a una persona y transformarla en víctima con el fin de someterla y cometer ilícitos (sumisión química), es más  frecuente que se le llame así a la escopolamina también llamada hioscina.

¿ Qué es la escopolamina?

La escopolamina, y toca ponernos un poco técnicas, actúa como antagonista competitivo no selectivo de los receptores muscarínicos. Por tanto, tiene capacidad de unión a los diferentes subtipos de receptores M1-M5 y de bloquear la acción de la acetilcolina sobre éstos produciendo un claro cuadro anticolinérgico.

Como siempre pasa, con las noticias, muchas veces se da información errónea, lo que hace que se “siembre el pánico”. La escopolamina con el simple contacto sea con presentación líquida o en polvo no produce manifestación alguna por falta de absorción.

La escoplamina se absorbe muy bien en el tracto gastrointestinal y es por vía oral como más frecuentemente se administra a las víctimas de ilícitos en dulces, chocolates o bebidas como gaseosa, café y licores. Debido a su mecanismo de acción, su permanencia en estómago puede ser prolongada.

¡CUIDADO con dejar los vasos fuera del alcance de la vista cuando estemos en lugares con mucha gente, nunca se sabe lo que puede pasar!

 

También puede ser inhalada a través de cigarrillos (fumada) o por la piel con la aplicación de linimentos o a través de parches (en tiempos prolongados y determinadas condiciones de temperatura y humedad). Recordad, de nuevo que el simple contacto sea con alguna presentación en forma líquida o en polvo, no produce manifestación alguna por falta de absorción.

¿Para qué se usa clínicamente la escopolamina?

Clínicamente, la escopolamina es muy eficaz para la prevención de la enfermedad cinética y esta indicación representa su uso clínico más común. Se usa también para reducir la salivación y el exceso de secreciones bronquiales antes de una cirugía, para reducir los estados espásticos en el parkinsonismo, y para producir la refracción ciclopléjica y dilatación de las pupilas, así como en iritis y uveítis. Es muy utilizada también por su efecto antiespasmódico.

¿Qué me pasa si me intoxico con escopolamina?

Se producen una serie de síntomas generales, además de destacar los efectos sobre el sistema nervioso central. Aquí los tenéis.

Síntomas generales: hay disminución de la secreción glandular a nivel general produciendo sequedad de piel y mucosas, sed, dificultad para deglutir y hablar, pupilas dilatadas (midriasis) con reacción lenta a la luz y visión borrosa para objetos cercanos. Se manifiesta con enrojecimiento de la piel por vasodilatación cutánea y disminución de la sudoración. La frecuencia cardíaca aumenta. Produce también retención urinaria por espasmo del esfínter. Dosis muy altas desencadenan arritmias cardíacas, taquicardia severa, fibrilación, insuficiencia respiratoria, colapso vascular y muerte.

Sistema nervioso central: la escopolamina al ser absorbida ocasiona un estado de pasividad completa de la persona con actitud de “automatismo”, recibe y ejecuta órdenes sin oposición, desapareciendo los actos inteligentes de la voluntad lo que se denomina “sumisión química” y presenta amnesia anterógrada. Bloquea las funciones colinérgicas en el sistema límbico y corteza asociada, relacionados con aprendizaje y memorización. En algunas personas puede causar desorientación, excitación psicomotriz, alucinaciones, delirio y agresividad, similar al producido por la atropina, conocido como “delirio atropínico”. En dosis muy altas produce convulsiones, depresión severa y coma.

¿Cuál es la dosis máxima?

“La dosis tóxica mínima se estima en 10 mg en los niños y 100 mg en los adultos”

El efecto máximo se alcanza de una a dos horas de la absorción y cede paulatinamente aunque la sintomatología se mantiene durante varias horas; tiene una vida media de eliminación de 2,5 horas y se metaboliza en hígado. Aparecen trazas en el sudor y la leche materna. Atraviesa la barrera placentaria y puede actuar sobre el feto.

¿Si ya existe una intoxicación, que tratamiento hay para revertir la misma?

Hay que disminuir la absorción con un lavado gástrico, preferiblemente con carbón activado lo cual debe hacerse cuanto antes, ya que si la sustancia se ha ingerido y teniendo en cuenta que los anticolinérgicos disminuyen la motilidad gástrica, cuanto más tardemos en realizarlo menos efectivo será. Si se observa recuperación progresiva y mejoría satisfactoria del cuadro clínico, se continúa con medidas generales y observación permanente. Si se presentase delirio y/o coma, causado por grandes dosis de escopolamina, el fármaco fisostigmina es el tratamiento indicado. Esta droga inhibidora reversible de la acetilcolinesterasa, corrige los efectos centrales y los efectos periféricos.

La dosis terapéutica de fisostigmina es de 0.5 – 3.0 mg intravenosos lentos en adultos. Si el diagnóstico es correcto, se observa una respuesta rápida (diagnóstico terapéutico). Como la fisostigmina se metaboliza rápidamente, el paciente puede reagudizar la signosintomatología, necesitando nuevas dosis.
Para la sedación y el control de convulsiones, el lorazepam es la droga de elección.

¡Por supuesto, si algún día, en vuestro entorno sospecháis que alguien puede estar bajo los efectos de esta planta, acudir inmediatamente al médico!

Feliz día!

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: