Buenos días,

Hoy toca hablar de él, El Magnesio, un mineral “archiconocido” por tod@s, y que no podemos ignorarlo por la gran presencia que tiene en nuestro organismo.

Se encuentra mayoritariamente formando los huesos, en concreto un 60% de éste está en el hueso, un 26% está formando parte del músculo y el resto “del pastel” ;), se lo quedan los tejidos blandos y fluidos corporales.

Resultado de imagen de huesos

¿Por dónde se absorbe el Magnesio que ingerimos?

Cuando nos llevamos un delicioso alimento que contiene Magnesio o algún suplemento que lo contenga, es el intestino delgado el que se encarga de su absorción en una proporción que varía entre el 20 y el 70% dependiendo ésta de la cantidad de vitamina D que tengamos activa y de la cantidad de proteínas y glúcidos que incluyamos en nuestra dieta, ya que éstos favorecen la absorción del Magnesio. Por contra, un exceso de fosfatos, calcio y ácidos grasos harán que sea más complicado el proceso de absorción del mismo.

Y no podemos dejar de lado el importante papel del riñón, que como si de un polícia se tratase ;), va regulando el “tráfico” (la concentración) de magnesio por nuestra sangre ;).

¿Qué hace exactamente el Magnesio en nuestro organismo?

Tiene tres funciones principales:

  1. Es un activador universal de enzimas, en concreto destacar que influye activamente en las reacciones de tranferencia de ATP (fundamental en la obtención de energía)
  2. Participa en el control de la síntesis y destrucción del calcio en los huesos. Es necesario para activar las hormonas paratiroideas y el dihidroxicolecalciferol. Aquí el equilibrio es la clave.
  3. Además interviene en la cotracción muscular.

¿Qué pasa si tengo bajos los niveles de Magnesio en el organismo?

Si sufrimos una deficiencia de Magnesio, el organismo nos dará las siguientes señales:

  1. Latidos cardíacos muy rápidos, debilidad generalizada, y espasmos musculaes entre otros.
  2. Además se producirá una disminución en la absorción de Ca por parte de nuestro organismo, con el riesgo de sufrir hipocalcemia.
  3. Cuidado con el consumo de diuréticos, ya que éstos dificultan la absorción del Magnesio.
  4. Además debéis saber que la ingesta de alcohol y el Magnesio no se llevan muy bien ;), por lo que si sufres de déficit del mismo y te decides a tomar algún suplemento o a enriquecer tu dieta con la ingesta del mismo, lo mejor es que el alcohol lo dejes a un lado.

Y si me paso con el Magnesio, ¿Puedo intoxicarme por consumirlo en exceso?

Si te atiborras a almendras o plátanos, no vas a notar nigún tipo de efecto adverso, ;), ahora bien, si el magnesio no es de procedencia alimentaria, y éste sobrepasa los 350mg/día recomendados puede ser que sufras algún cuadro de diarrea, náuseas o dolor abdominal.

Resultado de imagen de comer muchas almendras

¿En qué alimentos se encuentra el Magnesio?

Todos sabéis que el plátano lo contiene, pero os voy a contar un secreto, no es el que más cantidad contiene a este mineral. Mirad la siguiente tabla donde os dejo qué alimentos son los más ricos en Magnesio.

Por lo tanto, y como muchas otras veces os he comentado, en el EQUILIBRIO está la clave, y en este caso la salud ;).

Feliz día!

 

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: