Buenos días,

Esta pregunta en realidad no nos la hacéis en el mostrador de la Farmacia, (aunque espero que mentalmente sí, o al menos a partir de ahora lo hagáis), y en cuanto véis que al pedirnos ibuprofeno nos disponemos a dispensaros el de 400mg, nos miráis con cara de “asombro e incredulidad”, y pronuncíais las palabras mágicas: “Dame el de 600, que el de 400mg no me va a hacer nada”.

Resultado de imagen de asombrado gif

Y aquí la respuesta o más bien, el argumento, por el que debéis concienciaros, de que no siempre el más “fuerte” es el mejor, porque con los medicamentos, a uno no debe darle más seguridad tomar una dosis más fuerte. Hay que pararse, valorar el tipo e intensidad de dolor y en función de éste actuar. Y aunque vosotros os conocéis “mejor que nadie”, aunque el dolor sabemos que sólo cada uno sabe como lo siente, cuando éste se vuelve muy intenso y duradero siempre, siempre tenemos que acudir a nuestro médico.

Automedicarse con un Ibuprofeno de 600mg es lo “más normal del mundo” en nuestro país, concretamente el 80% de personas consume ibuprofeno de 600mg frente al 14,8% en el resto de países de Europa, donde un 54,64% consume el de 400mg. Pero ¿es lo más sensato?, ¿debemos tomar la “instaurada posología” de un ibuprofeno de 600mg cada 8 horas cuando nos duela algo?

En cuanto a la sensatez en la toma de medicamentos, tod@s estaréis de acuerdo en que lo más sensato, ante un dolor inusual y que perdura en el tiempo, sea, como os he comentado antes y os diré hasta el fin de los días ;), acudir al médico. Ahora bien, si uno tiene un leve o moderado dolor de espalda porque ha estado ayudando a hacer la mudanza a su querido amigo del alma que se ha comprado por fin la casa de su vida ;), podremos tomarnos un ibuprofeno, eso sí, siempre después de tomarnos ese sandwich que nos ha ofrecido nuestros amigo en agradecimieto a nuestra ayuda y con un vaso de agua del tiempo o fría eso lo dejo a vuestra elección ;). Ah! y lo más importante, siempre ibuprofeno de 400mg por favor. Y digo de 400mg, porque se trata de un dolor puntual, leve y moderado.

Y me diréis, “pero Bea, si soy un “machote” ;), que peso lo mio, sé que el de 400mg no me va a hacer efecto”. Y yo te respondo, “Tomate uno de 400mg, y luego me lo cuentas” ;). Porque está demostrado que para dolores leves o moderados, con una dosis de 400mg es suficiente.

Pero no hay que “demonizar” al ibuprofeno de 600mg, porque éste cuando es correctamente utilizado, bajo prescripción médica hace su función.

Y aquí os dejo el enlace a la página de la AEMPS, donde se advierte del peligro del exceso del consumo de ibuprofeno, más concretamente si se superan dosis de 2.400mg diarias, donde existe un riesgo cardiovascular más que evidenciado. Y os sugiero, que os quedéis con el párrafo que dice, y cito textualmente por si alguno de vosotros no hace click en el enlace: Al igual que con todos los antiinflamatorios no esteroideos, se debe utilizar la dosis más baja posible durante el menor tiempo posible que permita controlar los síntomas de acuerdo con el objetivo terapéutico establecido”

Por lo tanto, os invito a que a partir de ahora, tengamos más prudencia y respeto con el ibuprofeno y nos decantemos por la dosis mínima efectiva que es la de 400mg ( en los adultos) en casos de dolores leves, moderados, y para casos más severos, acudamos a los profesionales médicos que valorarán y personalizarán el tratamiento en función del tipo de dolor que tengáis.

 

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: