Buenos días,

Ya era hora de ir presentando al Ventolin ;), todo un clásico que muchos de vosotros seguro que conocéis de pasada porque habéis oído hablar de él, porque lo utilizáis o porque conocéis a alguien que lo usa.

Y “como el saber no ocupa lugar” y siempre hay muchas cosas que contar de los innumerables principios activos que existen; hoy hablaremos del SALBUTAMOL, el principio activo que compone este afamado medicamento ;).

¿Qué es Ventolin?

Hablar de Ventolin, es hablar de SALBUTAMOL, su principio activo, el que le da sentido a su existencia ;), éste, se trata de un broncodilatador beta2-estimulante selectivo. Y me diréis, ayyyy…Bea, ya estás con los dichosos tecnicismos, que no hay quien se entere ;), tranquilos, no os voy a dejar así. Os explico, lo que viene a hacer el Salbutamol, es relajar la musculatura lisa bronquial, estimular el movimiento ciliar e inhibir la liberación de mediadores por los mastocios, que en resumidas cuentas, y para que me entendáis, lo que hace es ser de gran utilidad en aquellos casos en los que se produce una obstrucción del fujo de aire que va hacia los pulmones y cuando se produce una inflamación de las vías respiratorias ( de ahí, la inhibición de la liberación de mediadores por los mastocitos ;).

El salbutamol dentro de su grupo es el “líder” ;), ya que es el más experimentado. Además es el de elección inicialmente por vía inhalatoria, reservándose la oral para los pacientes en los que dicha vía sea imposible y la parenteral para crisis severas y en ámbito hospitalario.

Se dice que el ventolin está indicado en:

  1. Medicación de rescate en el asma leve, moderado o agudo.
  2. Prevención del broncoespasmo (dificultad para respirar) inducido por la práctica de ejercicio físico o antes de exponerse a un estímulo alergénico conocido y evitable.

¿Cómo se toma el ventolin?

En este caso veremos sólo la vía inhalatoria que es la más utilizada

Siempre os lo digo, en las posologías, quien mandan son nuestros compañeros los médicos ;), ellos son los que evalúan la gravedad y situación de cada uno de vosotros para personalizaros e individualizaros la posología. Pero, existe una habitual, la más utilizada, que suele ser:

 Vía Inhalatoria: 100mcg (una inhalación)-200mcg (2 inhalaciones) cada 4/6 horas, con una dosis máxima siempre la que paute el médico.

Cuando se usa a demanda, hay que evitar usarlo más de cuatro veces al día, ya que este hecho sería indicio de un empeoramiento.

¿Qué efectos secundarios tiene el uso de Ventolin?

Los efectos secundarios más frecuentes derivados del uso de Ventolin son:

  1. Taquicardia
  2. Palpitaciones
  3. Temblor fino de manos

¿Quién debe llevar cuidado con Ventolin?

Ojo!, ya sabéis, que automedicarse es una gran “insesatez” ;), por lo que ni con Ventolin ni con cualquier otro fármaco debéis decidir tomarlo por vuestra cuenta sin antes consultar a vuestro médico o farmacéutico. En el caso concreto del Ventolin, deberéis llevar especial precaución todos los que sufráis hipertiroidismo, cardiopatía isquémica, hipertensión arterial, los más mayores de la familia, diabéticos, los que padezcáis glaucoma de ángulo cerrado, antecedentes de arritmias, hipopotasemia o antecedentes convulsivos entre otros.

¿Quién no debe utilizarlo?

Los que seáis alérgicos al salbutamol, “ni olerlo” ;), además en el embarazo y lactancia, aunque el riesgo es bajo, siempre que hagáis uso de él, es mejor que sea bajo la supervisión de un médico.

¿Cuánto tarda en hacer efecto desde que se inhala?

La vía inhalada es tan rápida que no te deja ni “pestañear” ;), y a los 5 minutos alcanza el 75% del efecto máximo, con un pico a los 30-90 minutos y una duración de unas 4 a 6 horas.

Las variaciones en el tiempo hay que considerarlas, porque cada uno ya sabemos que “somos de nuestra madre y nuestro padre” ;), y hay factores que pueden ralentizar el efecto.

La pregunta de las preguntas ;), ¿Cómo se utiliza el “cacharrito” ?

En el interior del envase, tenéis el prospecto donde sale una simpática señora dibujada con cariño y esmero por quien quiera que sea su autor/a ;), donde paso a paso, se escenifica como si de una viñeta de cómic se tratase, los pasos a seguir para evitar confusiones. Aquí os dejo, esas imágenes de las que os hablo ;).

Además, importante que sepáis, que si tenéis que volver a realizar otra inhalación, es recomendable que esperéis con el inhalador en vertical medio minuto, tras el cual, podréis realizar la siguiente.

Limpiar bien la boquilla y colocar la tapa hasta su próximo uso.

Y hasta aquí, lo volvemos a su cajita y hasta su próximo uso.

 

Ya sabéis, nunca automedicaros, alejar siempre los medicamentos de los más pequeños de la casa y ante cualquier duda consultarnos en las Farmacias! ;).

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: