Buenos días,

Hay una canción de Alejandro Sanz, que parte de su letra dice: “tengo pomada pa to los dolores, remedio para toda clase de errores, también recetas pa la desilusión”.… y pensando en ella, parece que pensó en la Farmacia cuando estaba componiéndola ;), porque además de tener una gran variedad de pomadas, también solemos dar remedio a los errores de medicación ;), y animar en la medida de lo posible cuando venís algo apáticos o desilusionados por algún motivo. (Recordar, que en la Farmacia os escuchamos ;)).

Resultado de imagen de canciones

Y es que…, el ser humano, es por naturaleza un ser social, es decir, necesitamos de los demás para vivir. Necesitamos vivir en comunidades, relacionarnos e intercambiar conocimientos, emociones, experiencias, etc. Vivimos para “nutrirnos” de lo que la sociedad nos aporta.

Aprovecho hoy domigo, un día en el que solemos tener más tiempo para pensar y reflexionar, para tratar el tema de la SALUD EMOCIONAL, que muchas veces cae en el olvido, y cuando reparamos en ella, es porque ya estamos al límite.

¿Qué pasa, o mejor dicho, que nos pasa cuando tenemos cerca una “persona tóxica”?, ¿cómo sabemos identificarla?

He llegado a la conclusión en los pocos años que llevo en este mundo ;), de que hay 6 aspectos básicos e inconfundibles para identificar a una persona tóxica. El factor común, es que son auténticos expertos, que sigilosamente hacen creer un falso interés por la persona en cuestión, pero que con el tiempo, acaban haciendo de las suyas. Aquí te las dejo, y el listado está abierto a sugerencias y ocurrencias varias ;)!.

  1. Está demasiado pendiente de lo que haces o dejas de hacer. Esto aparentemente, es positivo, pero si al pasar el tiempo, observas que trata de imitarme o que cuando estás ausente trata de ocupar tu rol (hablamos del ámbito laboral), no le pierdas de vista 😉
  2. Muestra una falsa alegría por tus logros o reconocimientos. Esto es más difícil de detectar, porque son capaces de camuflar sus sentimientos como “auténticos bichos palo”, siendo muy difícil identificar si cuando muestran un sentimiento hacia nosotros es real o no.Resultado de imagen de bicho palo
  3. Carecen de recursos propios. Son personas poco creativas, a las que les cuesta tener iniciativas propias. Suelen acomodarse con facilidad, y sólo reaccionan cuando en el entorno o equipo de trabajo ven que alguien destaca, tratando a la desesperada de llevar a cabo acciones que en muchas ocasiones están poco meditadas, o para las que no están preparados. (esto se ve, porque a largo plazo, sus acciones no traen un retorno positivo).
  4. Dependen mucho del reconocimiento social. Suelen tener carencias personales, principalmente de autoestima. De ahí, que busquen la aprobación de sus superiores, o personas a las que admiran (entre ellas tú ;)).
  5. Son peligrosamente envidiosos. Un aspecto que observamos, cuando están continuamente hablando de todo lo que hacen o dejan de hacer, para siempre asegurarse que quedan por encima del resto de personas, ya sean los compañeros de trabajo o en otros ámbitos sociales.
  6. Suelen ser “agresivos” en sus actos; me explico, no me refiero a agresividad física, ni mucho menos, sino a una agresividad a la hora de actuar. Es decir, “no se cortan”, si hay algo que quieren hacer y a pesar de saber que puede perjudicar a alguien, les da igual. Les da más morbo el hecho de conseguir lo que se han propuesto.

Resultado de imagen de persona tóxica

Estoy segura que si sigo pensando, sacaría más. Por eso os animo a que hagáis un ejercicio de reflexión si creéis que hay alguna persona cercana a vosotr@s que puediese ser tóxica. Ya sea en el entorno laboral porque como jefes habéis detectado alguna persona así en el equipo, porque como empleado hay algún compañero así, porque entre tu círculo íntimo detectas o sospechas de alguien, etc… Píensalo, y actúa.

Y porque este post, ¿Cómo afecta esto en nuestra salud?

Por mucho que queramos estar por encima de este tipo de cuestiones, puede llegar a afectarnos y mucho.

  1. En primer lugar, porque se nos genera un sentimiento de culpabilidad al pensar de forma negativa sobre dicha persona.
  2. Se puede empezar a sentir cierta presión, al ver como se intenta suplantar nuestro rol.
  3. Se genera ansiedad y apatía por ver ciertas acciones, frente a las que no vemos escapatoria.
  4. A nivel laboral empeora nuestro rendimiento. Nuestras relaciones personales, se deterioran porque nuestro carácter comienza a verse afectado de manera negativa.

 

2016-12-15-14_31_04-presentacion1-powerpoint

Pero tranquil@s, que ya sabéis que casi todo tiene solución . ¿Cómo le gano “la batalla” a una “persona tóxica”?

Lo mejor es alejarse de ella. Pero cuando esto no es posible, porque por ejemplo, nos está ocurriendo en el trabajo, algunas sugerencias para que nuestra maquinaria emocional siga intacta son:

  1. Seguir confiando en nosotros mismos
  2. Aprovechar ese afán que tienen por suplantaros, para crecer personalmente y profesionalmente, para “ponerte las pilas”, y seguir mejorando. Si es en el caso del trabajo, esto tiene que servirte para seguir formándote, seguir llevando a cabo acciones que te hagan mejorar en tu puesto de trabajo, etc…
  3. Ignorarles
  4. Evitar dar información sobre vuestra vida. Cuanto más le contéis, más información tendrán para “atacaros” ;).
  5. SONREIR, que vea que no os afecta!. Nunca subestimeis el poder de la sonrisa!Además, aporta grandes beneficios dermocosmésticos, como la LUMINOSIDAD ;).
  6. Y lo más importante, tomarlo como un HALAGO! ;).

Asique, ya sabéis, “poneros las pilas”, y a sonreir, que es una de las acciones más fáciles para mantener y mejorar nuestra SALUD! ;).

2016-12-15-14_16_32-libro1-excel

 

 

Feliz Viernes!

 

 

 

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: