Buenas tardes,

Siempre os hago hincapié en el correcto uso de los medicamentos, pero nunca os he comentado, los aspectos claves que debéis conocer acerca de vuestra medicación.

Para ello, he elaborado una lista que consta de 9 puntos importantes, que tenéis que tener en cuenta y os tiene que quedar claro sobre vuestra medicación:

  1. Debéis conocer, el nombre del medicamento. Algunos de vosotros, pensaréis que esto es algo obvio y no debería ponerlo, pero, sobre todo los que estáis polimedicados, en muchas ocasiones, no sabéis el nombre de las medicinas que os tomáis, y las conocéis por el color, forma o tamaño.
  2. Debéis conocer cuál es el motivo por el que el médico os ha prescrito ese tratamiento. Es importante que conozcáis el por qué de la toma de vuestra medicación.
  3. Muy importante, conocer cómo tomarlo y cuándo tomarlo. La famosa posología 😉 en la que tanto insisto que no debéis quedaros con la duda y consultarnos siempre que lo necesitéis.
  4. Debéis conocer, cuál es el riesgo o riesgos de no tomar la medicación que os ha pautado el médico y qué hacer en caso de olvidar alguna toma.
  5. Debéis conocer, la duración del tratamiento. Es decir, durante cuánto tiempo debéis tomarla.
  6. Debéis conocer si el medicamento o tratamiento que estáis tomando os está siendo eficaz, y qué hacer en caso de no serlo.
  7. Debéis conocer cuáles son las reacciones adversas más frecuentes o más graves y qué hacer en caso de que aparezcan.
  8. Debéis conocer que medicamentos podéis tomar junto a vuestro tratamiento, y cuáles debéis evitar. Es decir, conocer las posibles interacciones.
  9. Por último, debéis conocer cuando es la fecha en la que acudir a revisar el tratamiento en caso de que éste sea crónico o de larga duración.

¿Y de dónde podéis obtener esta información?

Para obtener esa información de la que hemos hablado antes, tanto vosotros como pacientes, la Sociedad en su conjunto como Comunidad y los médicos, existen una vía para cada uno de ellos en términos generales.

  1. La Comunidad: entendiéndose como tal, programas de educación sanitaria y en los centros de salud. Estos programas suelen estar elaborados por equipos multidisciplinarios donde participan sociólogos, educadores, epidemiólogos, farmacólogos clínicos, farmacéuticos y otros profesionales de la salud. Es muy importante que se valoren los resultados de este tipo de campañas. Para ello, es importante que se conozca la situación antes de iniciarla, plantear los objetivos claramente definidos y valorar su consecución al finalizarla.
  2. El paciente, es decir, vosotros: Podéis acceder a la información, directamente a través de los prospectos que se incluyen en cada envase. Éste siempre es elaborado por el fabricante y revisado por el Ministerio de Sanidad, y en él se resumen las principales características del medicamento en cuestión, redactado siempre de forma clara y comprensible para todos ;). El inconveniente del prospecto está en que tiene un carácter muy genérico, donde no se especifican las peculiaridades de cada uno de nosotros, (No existe el “prospecto a la carta” ;)). Es por esto, por lo que es muy importante daros una información complementaria a cada uno de vosotros, y que ésta se adapte a vuestras circunstancias fisiológicas y patológicas. Por supuesto, ya sabéis, que cuando acudís a la Farmacia, tenéis a todo el personal de la misma a vuestra disposición para cualquier duda, aclaración o ampliación de la información que necesitéis conocer acerca de vuestros tratamientos.Resultado de imagen de pacientes en la farmacia
  3. El médico, por su parte, para poder acceder a la información de un medicamento, lo puede hacer, a través de la ficha técnica del mismo, la cual incluye: nombre del medicamento, composición cuantitativa y cualitativa, forma farmacéutica, datos clínicos (indicaciones terapéuticas, posología, contraindicaciones, advertencias de uso, interacciones, utilización en el embarazo y lactancia, efectos sobre la capaciadad de conducción, reacciones adversas, sobredosificación y tratamiento), información farmacológica (propiedades farmacocinéticas, farmacodinámicas y datos preclínicos de seguridad), datos farmacéuticos, fabricante, condiciones de dispensación y venta al público.

 

Espero que tras la lectura del post, al menos, os despierte cierta curiosidad el conocer un poco mejor los medicamentos que tomáis ;).

Feliz día!

 

Beatriz

 

 

A %d blogueros les gusta esto: