Buenos días,

Hoy quería que hablásemos, de las CONFIDENCIAS, de esas que nos contáis cada uno de vosotros cuando acudís a la Farmacia, de esas que sin vosotros saberlo, nos estáis contando, de esas que sabemos por cada uno de vuestros tratamientos, de esas que en ocasiones os véis “obligados” a contarnos. Porque al igual, que los médicos, abogados, etc…los Farmacéuticos como buenos confidentes vuestros que somos en todo lo relativo a vuestro estado de salud, tratamientos farmacológicos, estados de ánimo, y diversas afecciones, DEBEMOS salvaguardar vuestra intimidad y poner a buen recaudo vuestras historias.

En mi caso, aplico el lema: “VER, OIR Y CALLAR” 😉, y el callar me refiero a asegurar que no sale la información de la Farmacia, a asegurar que no se harán juicios de valor al escuchar vuestras historias y a ver y observar lo que nos trasmitis sin hablar.

Resultado de imagen de ver oir y callar monos

Según la RAE, se define confidencial como aquello que se hace o se dice en la confianza de que se mantendrá la reserva de lo dicho o lo hecho. Por lo que, debéis tener la tranquilidad de que en la Farmacia, cumplimos esta definición a rajatabla, y todas y cada una de vuestras historias, están en un lugar seguro ;), porque “lo que se dice y hace en la Farmacia, se queda en la Farmacia”.

Para nosotros, preservar vuestro derecho a la intimidad, es también una de las claves de nuestro servicio asistencial. El ofreceros la CONFIANZA que necesitáis es primordial no sólo para conseguir vuestra satisfacción personal, sino, para que en muchos de los casos, ésto os ayude a abriros y contarnos ciertas afecciones o problemas que lleváis tiempo sufriendo y lo peor de todo, que están sin tratamiento. En este caso hablo de ciertas enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, casos de infertilidad, depresión, etc, etc….

A veces ocurre, que para decidirnos a hablar de ciertos temas, necesitamos recurrir a personas que estén fuera de nuestro entorno más cercano, porque quizás tengamos miedo a la reacción de nuestro círculo más íntimo. Y para esos casos, el Farmacéutico, y la Farmacia es tu lugar. Un punto de reunión, donde encontrar “solución” o cierto alivio a esos problemas de salud, con la SEGURIDAD de que no habrá juicios ni valoraciones sobre lo que nos contéis.

Y no, no somos psicólogos, pero somos PERSONAS 😉, entrenadas para escuchar ;), y lo más importante, tratamos con cientos de pacientes a diario, que en la mayoría de los casos acudís a nosotros por algún problema, ya sea menor o mayor, la cuestión es que buscáis sin vosotros decírnoslo, CONFIANZA y SOLUCIÓN A VUESTROS PROBLEMAS, y además que sea de la manera más efectiva posible y con la mayor de las DISCRECCIONES.

Ya sabéis, aunque no se diga a diario, aunque no sea una función definida como tal, el FARMACÉUTICO y PERSONAL de la FARMACIA SIEMPRE tendrá entre sus prioridades la de guardar “silencio” y ofreceros esa INTIMIDAD y CONFIDENCIALIDAD con vuestras “historias”, que pasan a ser nuestras desde el momento en el que decidís compartirlas con nosotros.

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

 

A %d blogueros les gusta esto: