Buenas tardes!

Much@s de vosotr@s habréis visto la mítica serie de Farmacia de Guardia, donde el polícia Romerales, ayudó a hacer mítica la frase: “Para dentro Romerales” porque siempre se equivocaba cuando iba a abrir la puerta ;).

Resultado de imagen de farmacia de guardia

Si hacéis memoria, la mítica serie ya hacía referencia a las mil y una aventuras, historias, y situaciones de lo más variopintas que se pueden producir en una Farmacia. Y nada alejado de la realidad, porque una Farmacia es mucho más que un establecimiento donde se dispensan medicinas y productos de parafarmacia y eso ya casi todos lo sabemos. Sobre todo las Farmacias de toda la vida, las de barrio, o las de los pueblos. En ellas, existe un componente diría “especial” donde los pacientes, vosotros, la convertís en un “segundo hogar” haciendo que en muchas ocasiones por no decir la mayoría, la famosa REBOTICA se convierta en un lugar de encuentros y desencuentros entre el personal de la Farmacia y vosotros.

Por suerte o por desgracia, la Rebotica de antes ya no se estila mucho en las nuevas Farmacias vanguardistas ;), porque las estrategias y tendencias de Marketing, marcan que es mejor ofreceros a vosotros, nuestros pacientes más espacio exterior, donde poder ofreceros el servicio asistencial y tener bien presentes todos los productos. Algo, en lo que estoy de acuerdo en cierta manera. Pero creo, que el componente “humano” que da la Rebotica no se debe perder. Ahora se estila tener un apartado donde se señaliza como “Atención Farmacéutica”, en ocasiones está apartado del resto de mostradores y en otras está en una especie de habitáculo de cristal que confiere cierta intimidad. Este “nuevo formato” que está de moda, está bien, y más para Farmacias a las que solemos llamar entre nosotros los del gremio, de paso, donde por su situación la mayoría de los pacientes que pasáis por ellas no soléis volver con cierta frecuencia porque no es vuestra Farmacia de Referencia. En estos casos, comparto este tipo de espacios.

Resultado de imagen de farmacia moderna

Sin embargo, para la gran mayoría de Farmacias, las de barrio, las rurales, las de poblaciones pequeñas, o las que quieran tener un trato más cercano con el paciente, siempre estaré a favor de la REBOTICA ;). Imagino, que el hecho de ver que os entramos dentro de “nuestra, vuestra casa” os hará sentir más seguros. Es una manera de deciros, que aquí estamos para lo que necesitéis.

La Rebotica es imprescindible por varios aspectos:

  1. Aspectos técnicos y de espacio: Es importante tener un espacio donde poder recepcionar los pedidos de forma cómoda y tranquila para evitar errores.
  2. Punto de encuentro del Personal de la Farmacia: A la rebotica acudimos cuando estamos a punto de estallar de risa 😉 cuando nos deleitáis con una divertida anécdota para nuestro recuerdo 😉 y también por qué no decirlo, cuando necesitamos dejar salir alguna lágrima por algún desencuentro no deseado.
  3. Confidencias: En ella os recibimos cuando necesitáis un trato más íntimo, un lugar que os haga sentir más seguros y que os de la confianza que necesitáis en esos momentos.
  4. Entrega de Obsequios, en su mayoría comida 😉: Y no, no se trata de una entrega de comida a domicilio ;). Pero muchas veces os invitamos a entrar porque queréis darnos al Equipo de la Farmacia esa caja de bombones o esos dulces caseros que nos habéis traído y que no hay mejor forma de saborearlos que junto a vosotros ;). Y por favor, no dejéis de hacerlo ;), es algo a lo que estamos y estaremos eternamente agradecidos.

¿Qué me decís?, si no existiera la Rebotica, ¿la Farmacia, seguiría siendo Farmacia?

Reboticas hay miles y miles, siendo cada una de ellas única y especial de cada Farmacia, y diría que es el SELLO PERSONAL de cada una. Dentro de ellas se refleja el ambiente que se vive en la Farmacia, el Espíritu de trabajo que hay en ellas. Las hay con mesas camilla y braseros ;), o en su defecto estufas para acogeros de la manera más cálida en invierno, inclusive algunas tienen siempre algo que ofrecer para beber o tomar. Por otro lado, están las más modernas, donde una pantalla digital va pasando los anuncios que se van reflejando en el exterior de la Farmacia; aquí el mobiliario es moderno, vanguardista y muy iluminado. Por otro lado, están las más comunes, donde hay varios puestos, con sus ordenadores, u ordenador, frente al cual siempre hay alguien recepcionando algún pedido y retirando la pila de cajas que se amontonan junto a una torre de cartones y cajas de pañales. Además por las mesas, siempre verás albaranes, papeles, botes con miles y cientos de bolis y otro con cientos de cuters… Las hay más pequeñas, más grandes, más ordenadas o más desordenadas, pero siempre al entrar en ellas, entre el caos de cajas, papeles, sillas y cartones ;), notarás ese “componente humano” del que tanto hablo en este post. 😉

Sin más os dejo que reflexionéis acerca de cada una de “vuestras reboticas” tanto si sois pacientes como si formáis parte del Equipo de la Farmacia.

Que paséis un Feliz día! 😉

 

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: