Buenos días,

La madrugada del viernes al sábado nació nuestro segundo “terremoto” ;), un chico sanote, fuerte y que esperabamos con mucha ilusión ;). Un compañero más de viaje de nuestro día a día. Y me diréis, Bea, no te enrolles con tu vida ;), y al grano,¿ por qué empiezas así el post de hoy?. No os voy a negar que estaba deseosa de contaros nuestra nueva buena ;), pero este post era la excusa perfecta, para hablaros sobre un producto, que más de una y por qué no, uno me lo agradeceréis el decubrir, si no lo conocíais ya.

Porque, cuando estás en el hospital ingresada varios días, con dolores por los entuertos, la subida de la leche, los puntos que te tiran, y mil cosas que te rondan la cabeza, también entre tanto, te preocupa en cierta manera tu imagen, el poder verte “algo bien” (dentro de las posibilidades) y aunque suene algo superficial, el físico importa, al menos, poder verse un poquito de buen aspecto cuando te miras reflejada en el espejo del “tortuoso” baño del hospital, donde las cuñas cuelgan de la pared y si tocas el suelo con la planta del pie, se te congela media pierna ;). Por no hablar de esa cortinilla de baño que da miedo correr. Pero el aseo es IMPRESCINDIBLE, y cuando te dispones a darte una ducha, eso sí, lo más rápida posible ;), llega el momento, PELO.

Hay que lavarse el pelo, y para las que tenemos melena larga y abundante se puede convertir en un “pequeño problema”. Y es aquí donde te acuerdas de tu maravilloso y fantástico Farmacéutico 😉 de confianza que te habló de que existía un champú para lavar el pelo en seco, sin necesidad de mojar el pelo, para situaciones como esta que os acabo de describir y que muchas mujeres vivimos en primera persona.

Resultado de imagen de farmaceutico animado

Por supuesto este tipo de champú puede usarse para mil y una situaciones más, o inclusive algún día puntual que tengamos tanta prisa que no nos de tiempo a lavarnos el pelo de manera convencional. Para vosotros, nuestros hombres ;), aquellos que tenéis la suerte de lucir “pelazo” también os puede ser de gran utilidad.

¿Qué es el Champú seco?

No tiene misterio, se trata de un champú que suele presentarse en aerosol, aunque también existe en talco. Su composición varía, pero lo ideal es que sea lo más natural posible para evitar irritaciones y daños en el cuero cabelludo. Personalmente recomiendo los que contienen un alto porcentaje de avena en su composición, uno de los que solemos dispensar en las Farmacias es el CHAMPÚ SECO EXTRA SUAVE DE AVENA DE KLORANE, entre otros motivos porque al no contener parabenos y ser hipoalergénico su aplicación es segura hasta para los que tengáis el cuero cabelludo más sensible. Lo que hace es absorber el exceso de grasa que se nos acumula en el cuero cabelludo, dándole un aspecto de limpieza temporal.

Resultado de imagen de champú seco extra suave avena klorane

¿Cómo se aplica? ¿Con qué frecuencia se recomienda su uso?

La mejor es aplicarlo a unos 20 cm del pelo, os aconsejo aplicarlo por todo el pelo, y si puede ser por la parte de abajo o mejor dicho parte interna de la cabeza para no quedaros sólo en la superficie del cuero cabelludo. Al tratarse de una especie de polvo blanco, después con las manos o ayuda de un cepillo deberemos repartir el producto para evitar que se quede un tono blanquecino en el pelo.

Se puede aplicar varias veces a la semana, aunque no hay que olvidar que es un medida temporal entre lavado y lavado con agua. No se debe abusar de su uso, porque puede obstruir el foliculo piloso y atrofiarse, lo que puede dar lugar a una indeseable caida del cabello (esto sólo ocurre si se abusa mucho de él y no realizamos un lavado adecuado con agua y champú convencional).

Es muy importante seguir lavándonos el cabello con agua y champú convencional, porque al lavarlo de esta manera, lo que estamos haciendo es arrastrar las bacterias y células muertas del cuero cabelludo, además de estimular la microcirculación para que a nuestros folículos pilosos les lleguen mejor los nutrientes. Por lo tanto, CHAMPÚ SECO para ocasiones puntuales, y el resto, nuestro champú habitual, con agua y si tenemos tiempo, nuestro masaje ;).

¿Para qué situaciones es útil el champú en seco?

  1. Estancias hospitalarias
  2. Viajes
  3. Convalecencias, especialmente las que afecten a las cervicales. (Casos en los que tengamos que tener inmovilizado el cuello con collarín, y nos sea una “tortura” lavarnos la cabeza durante ese periodo). Personalmente cuando venís a la Farmacia a por un collarín, o con contracturas que afectan a la zona del cuello y hombros, suelo hablaros de él por si os puede servir de ayuda.
  4. Para sacarnos de apuros por falta de tiempo de manera puntual
  5. Para aquellas que luzcáis flequillo tan de moda ahora, es perfecto para aplicarlo sobre él si vemos que comienza a tener un aspecto algo graso pero podemos aguantar un día más el resto del pelo.
  6. Etc…

 

Ya sabéis que l@s Farmacéutic@s estamos para haceros la vida más fácil ;). Y que tenemos remedios y soluciones para casi todo ;).

Que paséis un Feliz día!

 

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: