Buenos días,

Por desgracia los bulos siempre están a la orden del día, están y estarán. Da igual el sector, que cuando se enciende la llama, corren cual traca de pólvora, a través de los medios, especialmente digitales, a veces hasta que estallan. En algunas ocasiones lo hacen a tiempo y pueden desmentirse, en otras, pasa el tiempo suficiente para que pongamos en duda, si creernos la noticia falsa o la verdadera. Y es que los que generan los bulos o difunden,  en ocasiones parecen auténticos expertos, por como narran la noticia, dando en ocasiones una serie de detalles, propia sólo de un experto en la materia, lo que lo convierte aún en una noticia más creíble a nuestros ojos.

Resultado de imagen de traca de pólvora

El mundo de la Farmacia, o el mundo Farmacéutico no se libra de ellos, de hecho yo diría que es “carne de cañón” para este tipo de noticias falsas, por la importancia que le damos al uso de los medicamentos y como éstos afectan a nuestra salud de forma directa.

Recordemos algunos de los bulos más sonados:

La fenilpropalamina un principio activo que está presente en algunos antigripales y que se usa como descongestivo, donde se alertaba de que su uso conllevaba riesgos. Aquí os dejo el enlace a  una de las múltiples noticias que hablan sobre ello, desmintiéndolo, por supuesto: http://www.correofarmaceutico.com/2017/01/23/al-dia/salud-publica/la-policia-nacional-alerta-de-un-nuevo-bulo-sobre-farmacos-en-la-red

El bulo sobre el virus Machupo, uno de los más recientes, donde se aseguraba que una presentación de paracetamol lo contenía, aquí os dejo el enlace de mi compañera Boticaría García, donde no puede explicarse mejor: http://boticariagarcia.com/virus-machupo-paracetamol-993

Otro bulo, o en este caso, podría decirse una notica de alarma desmedida y poco contrastada fue la que ocurrió no hace mucho acerca del afamado Dalsy, ese fármaco presente en todos los hogares donde hay niños. En ella, no sé si recordáis, se hablaba sobre su posible “toxicidad” por la presencia de uno de sus componentes, en concreto del colorante y sus posibles efectos adversos sobre la capacidad de atención de los niños. Noticia que fue totalmente desmentida realizando un simple cálculo de la cantidad de dicho colorante que podían ingerir nuestros más pequeños en las dosis terapéuticas. Os dejo el enlace a la noticia:https://scientiablog.com/2016/09/20/supone-dalsy-un-riesgo-para-la-salud-de-los-ninos/

Resultado de imagen de dalsy

Y así podríamos seguir con una larga lista, que más vale no recordar, no vaya a ser que “despertemos” la curiosidad y alguno o alguna “resucite” algún bulo ya erradicado ;).

Como Farmacéutica y profesional santiaria, os recomiendo, que ante una notica alarmante acerca de algún fármaco, tengáis en cuenta lo siguiente:

  1. Medio a través del cual os llega la “noticia”: Whatsapp, correo electrónico, facebook, etc….
  2. Fuente de la que procede la “noticia”: ¿De quién viene? Está claro, que si nos la envía un familiar, o un amigo, le daremos mucha fiabilidad, pero me refiero a la fuente originaria de la noticia. Y para ello, es importante que nos fijemos muy bien, a que fuente hace referencia la noticia y dirigirnos a ella para contrastarla, al mismo tiempo que fijándonos en el lenguaje utilizado, en ocasiones también podemos sacar conclusiones. Muchas veces se producen erratas, que por desconocimiento no reparamos en ellas.

  1. “Bombo” que se le dá en el lenguaje utilizado: volvemos a las formas de expresión, hay que sospechar, siempre que veáis una noticia donde aparezcan: URGENTE; MUY PELIGROSO, MUERTE, ALERTA….y un largo etc, de alarmas sin sentido. Si os fijáis bien, en las fuentes serias, no suele alertar de esa forma, sino que siempren lo acompañan de explicaciones advirtiendo y alertando, pero no suelen resaltar tanto esas expresiones que causan tanto temor y alarma social. Un ejemplo claro, es la forma que tiene la Agencia Española del Medicamento, a la hora de notificar ciertas alertas sobre la seguridad de ciertos medicamentos, aquí os dejo el enlace para que veáis como los redactan y de paso, os quedáis con la página para consultas futuras, que estoy segura os hará falta consultar: https://www.aemps.gob.es/informa/notasInformativas/medicamentosUsoHumano/seguridad/home.htm

Además, para vuestra tranquilidad y siempre que tengáis sospechas de que se trata de una falsa noticia, os recomiendo, contrastar la información en fuentes fiables como la Agencia Española del Medicamento (en enlace que os dejado antes), y a los profesionales sanitarios que atañe la noticia, en el caso de los medicamentos a nosotros los farmacéuticos. Ya que estamos constantemente recibiendo información actualizada sobre cualquier retirada o alerta farmacéutica.

Sin más, recordaros, que la información es poder, pero hay que saber interpretarla y contrastarla. Por lo tanto, no dejéis que os “tomen el pelo” y no os creáis lo primero que veáis.

Feliz día!

 

Beatriz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: