Buenos días,

El sobrepeso y especialmente la obesidad es la nueva epidemia del siglo XXI eso lo sabemos tod@s y estamos a diario bombardeados con información sobre cifras y datos de morbilidad y mortalidad causados por ellas. Y además, la influencia de ciertos sectores como el de la moda, hacen que muchas jovencitas y jovencitos quieran parecerse y tener unos cuerpos similares a los cánones establecidos por las grandes marcas textiles. Todo esto conlleva buscar desesperadamente en internet información acerca de como adelgazar de forma rápida y económica, y lo de la seguridad ya si eso, lo tengo en cuenta cuando sufra las consecuencias de una inadecuada pérdida de peso, y lo peor aún, usando fármacos no indicados, que alteren el funcionamiento normal de mi organismo. Porque en ese momento, sólo importa ESTAR DELGADO. Pero, ¿ y tú salud? ¿Lo has pensado?.

Resultado de imagen de modelos pasarela

Ya hablamos en un post pasado sobre el incorrecto uso que se estaba dando a la metformina para conseguir adelgazar. Y hoy, vamos a hablar de otro. Se trata del Eutirox, cuyo principio activo es la levotiroxina.

Nos referiremos al princpio activo. La levotiroxina (tiroxina, L-T4), es una hormona tiroidea sintética que se utiliza como tratamiento de elección en la terapia de mantenimiento del hipotiroidismo. Que QUEDE CLARO, su indicación es para el tratamiento del HIPOTIROIDISMO, y NO PARA OTROS FINES.

Para situarnos, una breve definición de hipotiroidismo: Se dice que se padece hipotiroidismo cuando nuestra glándula tiroides no es capaz de producir los niveles óptimos de hormona tiroidea que se necesitan para el correcto funcionamiento del organismo. Es de gran importancia tratar el hipotiroidismo, ya que, el no hacerlo conlleva un alto grado de morbimortalidad. Existe una complicación, que es muy rara, pero si se da es mortal, y se trata del coma mixedematoso.

Si queréis en otro post, os comento más detalladamente como funcionan las hormonas tiroideas, las consecuencias de no tratar tanto el hipo como el hipertiroidismo, y todo lo referente a dichas patologías y sus tratamientos;  pero ahora, vamos “al grano” y vamos a ver el motivo, por el que en ocasiones, acudís a la Farmacia a pedirnos Eutirox sin receta médica, y el motivo por el que nos negamos a dispensarla. Y debéis perdonar nuestra desconfianza, pero con ciertos fármacos, y viendo las “locuras” que se cometen, pecar de prudentes es lo mejor que podemos hacer.

Resultado de imagen de prudencia

Está claro, que si padecéis hipotiroidismo y acudís con vuestra receta de Eutirox, os la dispensaremos sin problema. Ahora bien, si creemos que podéis no estar haciendo un uso correcto del mismo, o que lo queréis comprar con otra finalidad diferente, como la de disminuir de peso, tendremos que hablar largo y tendido acerca de ello ;).

¿Por qué se le da un mal uso a la Levotiroxina, a las hormonas tiroideas? ¿Por qué se “mal usa” para perder peso?

La principal característica del mecanismo de acción de la hormona tiroidea es el incremento generalizado que produce de la actividad metabólica, lo que implica un aumento en la utilización de sustratos, de la actividad de las enzimas y de la secreción de otras hormonas. Los efectos metabólicos de las hormonas tiroideas son muy variables de unos tejidos a otros. Aumentan marcadamente el consumo de oxígeno en el corazón, músculo esquelético, hígado, riñón y aparato gastrointestinal, mientras que el consumo varía muy poco en el cerebro, bazo y gónadas. Esto no quiere decir que el cerebro no responda a las hormonas tiroideas; de hecho, tanto su exceso como su defecto producen cambios espectaculares en el funcionamiento cerebral.

Además, y aquí está la clave, las hormonas tiroideas, afectan también al metabolismo de los principios inmediatos; proteínas, hidratos de carbono y lípidos, pero ojo!, porque aquí dependerá mucho de la situación previa de cada uno y la dosis que se use.

Vamos a ver como afectan las hormonas tiroideas a estos principios inmediatos:

En cuanto a las proteínas, en ocasiones se hace un uso incorrecto sobre todo por parte de los hombres, porque al favorecer la síntesis de las mismas, se pretenden usar con fines de “crecimiento  de masa muscular”. El peligro, es principalmente que el uso descontrolado, con dosis inadecuadas, puede traer consecuencias negativas para el organismo. NO SE DEBE USAR CON TALES FINES.

En el metabolismo de los hidratos de carbono, las hormonas tiroideas facilitan la síntesis de glucógeno y la utilización de la glucosa en la célula muscular y el adipocito. Aquí, como entenderéis la dosis también es fundamental, ya que dosis pequeñas aumentan la síntesis de glucógeno en presencia de insulina, mientras que dosis grandes aumentan la glucogenólisis y la gluconeogénesis. Esto puede acarrear serios problemas en los niveles de azúcar circulantes en la sangre.

En el metabolismo de los lípidos, AYUDAN A DEGRADARLOS junto a otras sustancias. Además al aumentar la oxidación de ácidos grasos, se favorece la acción calorígena, es decir, para que lo entedamos, “favorece la quema de grasas”. 

Finalmente, las hormonas tiroideas participan en la sínteis y el mantenimiento del nivel adecuado de algunas vitaminas, y en su transformación en cofactores enzimáticos.

Por todos estos efectos sobre los lípidos, hidratos de carbono, etc, es por lo que se le da un “mal uso” y sin control, algo MUY PELIGROSO, ya que dichos efectos son dosis dependientes, además de sufrir grandes variaciones tanto de un individuo a otro como en un mismo individuo.

TANTO LA DEFICIENCIA COMO EL EXCESO DE ACTIVIDAD HORMONAL, perjudican y alteran la acción de todos estos procesos metabólicos que estamos comentando. ES DE SUMA IMPORTANCIA el control por parte de un ENDOCRINO siempre que estemos tomando algún tratamiento con hormonas tiroideas.

 

Si queréis adelgazar, consultar con un especialista, nunca toméis por vuestra cuenta fármacos que no están indicados para ello. ES PELIGROSO!!!

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: