Buenos días,

Siempre trato de ser lo más clara posible en los post, y cuando se me escapa alguna “palabreja” como decimos los manchegos ;), trato de explicar su significado para que no os quedéis con cara de poker o tengáis que ir al “Señor Google” a teclear el significado de la misma. Y aunque a veces es inevitable, hoy he querido recopilar algunos de los términos que más usamos en el día a día con vosotros en el mostrador, y que nos viene de “fábrica” ;), y no podemos evitar utilizar. Es nuestra jerga diaria que viene bien conozcáis y aprendáis porque la escucharéis más de una vez.

Resultado de imagen de cara de poker

Sé que muchos de vosotros ya estaréis más que acostumbrados a muchas de estas palabras, pero quizás, los más vergonzos no, y si os da cosa preguntar, además os vais a casa con una sensación de no haber entendido “ni papa” y pensando, que entre el médico y el farmacéutico no os aclaráis 😉. Y por eso hoy, me gustaría tratar de poner solución a algunas de esas dudas, aclarando algunos términos.

Pensando, hay miles de palabras por explicar su significado, pero como siempre, hay que hacer una selección de las más usadas, (entre las que me dejo más de una ;)). Pero espero que como siempre, si hay alguna que aquí no aparece y tenéis curiosidad o necesidad de saber su significado nos la consultéis:

Resultado de imagen de principio activo

Principio activo: Es el nombre que se le da al componente de un fármaco o medicamento que permite prevenir, tratar o curar una enfermedad o dolencia. Por ejemplo: Ibuprofeno sería el principio activo del Neobrufen (marca comercial).

 

 

Excipientes: Tenéis un amplio post donde se explica detalladamente. Pero en resumidas cuentas, son los componentes que lleva un medicamento, y que no son los responsables del efecto farmacológico, es decir, no nos van a curar, sino, que ayudarán al principio activo a llevar a cabo su acción. Se utilizan para conseguir las diferentes formas farmacéuticas, es decir, los comprimidos, cápsulas, jarabes, etc….Son claves para la preparación, conservación y administración de un medicamento.

Resultado de imagen de excipientes

 

Reconstituir: En ocasiones, cuando os vais a llevar el jarabe para los más pequeños de la casa, os decimos: “Hay que reconstituirlo”, a lo que nos respondéis, “vale”, pero vuestra cara, dice “¿y eso que es?. Pues bien, como ya sabéis, algunos de los jarabes infantiles (en concreto los antibióticos) vienen sólo con el polvo, al cuál para poder ser administrado, debemos añadirle agua para que luego pueda administrarse. Y es, a ese acto, el de añadir agua en este caso, el que nos permitirá poder administrarle el jarabe. También tenéis un post sobre como preparar el Augmentine pediátrico, donde tenéis paso a paso como resconstituirlo.

Enrasar: Este término, viene de la mano del anterior. Cuando decimos “enrasar hasta la marca”, queremos decir, que hay que igualar el volumen hasta llegar a esa marca. Por lo tanto, habrá que añadir líquido (suele ser agua), hasta la marca final.

Resultado de imagen de enrasar

Blíster: Es una pieza de plástico más o menos dura, sobre la que va pegada otra pieza de plástico creando como un vacío entre ambas donde van colocados los comprimidos, cápsulas, etc…Son de gran importancia porque ayudan a mantener y proteger la “integridad física” del medicamento.

Resultado de imagen de blíster

Adherencia al tratamiento: Cuando os decimos: “es importante que os adheráis al tratamiento”, os queremos decir, es importante que sigáis las pautas que os damos o que os da el médico, y os toméis vuestra medicación cuando toca y no cuando vosotros queréis ;). Eso sí, siempre el tratamiento se tratará de ajustar cuando éste nos lo permita para facilitaros su toma.

Patología: Utilizamos esta palabra, cuando nos queremos referir a la enfermedad que presentáis. Hipertensión, Diabetes, etc…

Posología: Este término para mí, es el término estrella, creo que es de los que más usamos junto a principo activo, y se trata de las dosis que hay que tomar del medicamento para que éste pueda ejercer su acción terapéutica. Es decir, para que ni nos pasemos, ni nos quedemos cortos 😉 y en nuestro organismo exista esa cantidad equilibrada de medicamento que nos permita mantener a raya nuestra enfermedad o dolencia. Suele existir una posología digamos base para casi todos los medicamentos, pero siempre el médico será el que valore y la adapte a cada uno. Un ejemplo sería: Un comprimido cada 8h.

Resultado de imagen de posología

Dispensación: Una palabra que estáis leyendo en tooodos los post ;). Se trata de lo que hacemos a diario tras el mostrador con vosotros. Os dispensamos los medicamentos, es decir, os damos vuestras medicinas siempre acompañadas de la información necesaria para hacer un uso correcto de las mismas.

Resultado de imagen de dispensación

 

Tos seca: Sin moco ;).

Tos productiva: Con moco ;).

Antipirético: Que ayuda a bajar la fiebre.

Resultado de imagen de antipirético

 

Etc…….

Y como véis podríamos seguir, pero nuestra mente tiene un límite ;), y no quiero liaros con más nombres o términos. Por lo que si más adelante tenéis interés en que sigamos ampliando el diccionario ;), lo seguiremos haciendo en futuros post.

 

Que tengáis un Feliz día!

 

Beatriz

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: