Buenos días,

Estoy segura que muchos de vosotr@s habéis oído hablar que existen grasas “buenas” y grasas “malas”. En realidad, casi a diario nos llegan mensajes de las grasas, haciendo que parezca que consumir grasas sea malísimo (en cierta manera lo es), llegando incluso a hacer auténticas barbaridades, como es eliminarlas totalmente de nuestra dieta. Y no, no es la solución. ¿Sabéis cuál es la solución?, la SENSATEZ, sabiendo elegir los alimentos adecuados, sabiendo alimentarnos.

Resultado de imagen de buenas y malas

NUNCA DEBÉIS, DEBEMOS, eliminar un macronutriente (proteínas, hidratos de carbono, grasas)  de nuestra dieta, a no ser que un médico lo recomiende por algún problema de asimilación o enfermedad.

Y volviendo a las grasas ;), ¿realmente sabéis por qué a unas se las llama “malas” y a otras “buenas”?. Si no es así, ¡aquí tenéis una breve explicación! ;).

Lo primero que hay que saber, es que a estos dos tipo de grasas, técnicamente, se les llama grasas SATURADAS y grasas INSATURADAS.

Las grasas SATURADAS, no forman parte de nuestras estructuras celulares y la misión que tienen sobre nuestro organismo, es dotarle de energía (9cal/g). Éstas son las grasas “malas” y si nos pasamos con ellas (por desgracia solemos hacerlo mucho :(), se acumulan en el tejido adiposo, en forma de OBESIDAD o CELULITIS. Asique, como ya sabéis, soy muy pro de la prevención. Si no queréis desarrollar la temida enfermedad de la obsediad que tanto daño nos está causando en la sociedad actual y queréis evitar tener que luchar contra la antiestética e incluso a veces dolorosa celulitis, TENÉIS, TENEMOS que evitar la ingesta de las grasas “MALAS”, las grasas saturadas.

Resultado de imagen de obesidad y celulitis

Y me diréis, Bea, ¿que alimentos puedo evitar o reducir en mi ingesta diaria para evitar este tipo de grasas?.

Aquí os dejo un listado de alimentos a reducir o evitar en la medida de lo posible:

  1. Quesos (especialmente los curados y semicurados)
  2. Leches enteras de origen animal, de vaca, cabra…
  3. Mantequilla
  4. Carnes grasas y derivados
  5. Todo tipo de snacks (patatas fritas, galletitas saladas, etc..)
  6. Salsas
  7. Bollería industrial
  8. Productos precocinados (empanadillas, pizzas, pastas, croquetas, etc.)
  9. Palomitas de microondas
  10. Caramelos
  11. Helados

Resultado de imagen de alimentos que contienen grasas trans

Quedaros con la idea principal, de que este tipo de grasas saturadas (trans), “malas”, se utilizan para “alargar la vida” del alimento en cuestión y además hacerlo más apetecible. Por lo que todo alimento que veáis con estas características debéis evitarlo siempre que podáis.

Pero como sabéis las GRASAS son FUNDAMENTALES para el organismo, principalmente porque nos aportan energía, y porque gracias a ellas, nuestro organismo puede absorber las vitaminas A, D, E, K y los carotenos, que en post anteriores ya estuvimos hablando de su importancia.

Resultado de imagen de fundamentales para vivir

Por eso, la naturaleza que es muy sabia, nos ha dejado una gran variedad de alimentos para poder obtener las GRASAS “BUENAS”, llamadas oficialmente POLIINSATURADAS 😉. Éstas, desempeñan una función básicamente estructural, formando parte de todas las membranas celulares. Además son precursoras de las prostaglandinas, que son un grupo de sustancias hormonales derivadas del ácido propiónico, y cuya finalidad es regular las funciones del organismo (riñones, cerebro, etc.). Por eso no debemos eliminarlas de nuestra dieta.

¿En qué alimentos encuentro las grasas “buenas”?

  1. Aceites de origen vegetal (no abusar, porque al calentarlos se transforman en “grasas malas” en grasas trans).
  2. Pescado
  3. Hígado
  4. Sesos y riñones
  5. Verduras de hoja verde
  6. Semillas y frutos secos
  7. Cereales integrales (nunca refinados)
  8. Frutas
  9. Aguacate

Resultado de imagen de grasas buenas

En este grupo, en el de las grasas Poliinsaturadas, las “buenas”; se encuentran los ácidos grasos esenciales (AGE) de los que os hablé en el post “aceites de pescado”. Y al que os dejo el enlace, para que recordéis todos los beneficios que van asociados a su consumo.

Espero que al leer este post dejéis de “tenerle miedo” al cosumo de grasas, y os quedéis con la idea de que en la elección, en vuestra elección está la clave ;).

 

Resultado de imagen de elección

 

Feliz Día!

 

 

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: