Buenos días,

Es muy frecuente, cada vez más, ver en el etiquetado de cientos de productos, de los que vamos al supermercado a comprar el aceite de palma en su composición, pero no sólo se encuentra en la comida, sino también en muchos cosméticos.

No sé si es cosa del ser humano o que, pero no somos muy aplicados, y digo esto, porque el aceite de palma está que “se sale” porque se empezó a usar, se sigue y seguirá haciendo para sustituir a las grasas hidrogenadas que está más que demostrado que son nocivas para la salud. Pero, yo me pregunto, ¿y el aceite de palma, qué? ¿es saludable? ¿o simplemente es menos nocivo que las grasas hidrogenadas? De ahí que diga que “no somos muy aplicados”.

Resultado de imagen de aceite de palma

El aceite de Palma no es que sea el peor del mundo mundial, pero tiene una alta concentración de grasas saturadas, por lo tanto, muy bueno no es. Se puede consumir, claro que si, pero no es recomendable que sea de forma frecuente ni mucho menos excederse con él.

¿De dónde viene el aciete de Palma?

El 85% del aceite de Palma mundial se cultiva en Indonesia y Malasia, luego hay otros países exportadores que ocupan el resto, como son Tailandia, México, Brasil, etc…

Resultado de imagen de indonesia y malasia aceite de palma

¿Por qué tanta fama?

Hay dos razones y ambas son económicas y se resume en dos palabras: RENTABILIDAD y VERSATILIDAD.

Resulta que el aceite de palma es muy rentable de cultivar frente a otro tipo de aceites, y por otro lado, su precio en el mercado es inferior, lo que hace que se consuma más. Además sirve no sólo para alimentación como os comentaba al principio del post, sino que también es de gran utilidad en innumerables cosméticos y productos de limpieza para el hogar.

Resultado de imagen de rentabilidad

El aceite de palma que se encuentra desde las “deliciosas” oreo que nos enseñan a comer por la tele ;), quitando primero una tapa y luego saboreando la crema. Hasta en la margarina que utilizamos en algunas casas para cocinar, o hacernos las tostadas. Y os pregunto, ¿a qué ninguno de estos productos tiene ni una “mota” de color rojizo?, pues bien, el aciete de palma, debéis saber que tiene un color rojizo en su estado natural, pero debido a las elevadísimas temperaturas a las que se le somete para eliminar dicho color, y también para neutralizar su olor,  hacen que no quede ni rastro. Ya os imaginaréis que estas elevadas temperaturas, no son nada beneficiosas, e inclusive existen estudios, donde se ha demostrado que el aceite de palma cuando es refinado a temperaturas superiores a los 200 grados presenta un elevado contenido de contaminantes, entre los que se encuentra el glycidol una sustancia considerada tóxica.

Si al aceite de palma se le dejara tranquilo, no sería tan perjudicial, porque:

En su composición, sin ser refinado contiene:

50% de ácidos grasos saturados (palmítico), un 40% de ácidos grasos monoinsaturados y un 10% poliinsaturados. Además es un gran fuente de vitamina A y E cuando se consume de forma cruda. Es decir, tenemos que ver que el aceite sea rojizo, sino, querrá decir que está refinado y por lo tanto su contenido en ambas vitaminas será muy escasa por no decir nula.

Resultado de imagen de aceite de palma crudo

Por último, comentar, que la producción de este afamado aceite ocasiona también un impacto medioambiental que no podemos dejar pasar de largo y que es obligado comentarlo para que sepáis lo que supone su consumo. Al tratarse de un monocultivo de zonas tropicales, supone una deforestación y contaminación que afecta a la biodiversidad del entorno y que en ningún caso llega a compensar el beneficio económico que reciben las poblaciones productoras con el daño medioambiental ocasionado por el escaso equilibrio que hay en su producción.

Por lo tanto, concienciación y uso moderado de este aceite que está tan de moda.

Feliz día!

 

Beatriz

 

 

A %d blogueros les gusta esto: