Buenos días,

Hoy, presentamos al ciprofloxacino, un antibiótico cuya fama ha ido en aumento en los últimos años, por el gran uso que se le está dando, y por desgracia, por el notable incremento en la tasa de resistencias que se ha observado, lo que en un futuro puede hacer comprometer su uso. De hecho, hay un dato muy revelador al respecto, y es que en tan sólo 10 años se ha pasado de una tasa de resistencias a E.coli, de un 0,8% a un 18%. Algo preocupante, la verdad.

Os recuerdo, que E.coli, es una bacteria que vive en nuestro tracto gastrointestinal y aunque hay muchos tipos, y la mayoría son inofensivos, algunos de ellos son los causantes de producir muchas infecciones gastrointestinales y del tracto urinario.

Volviendo al Ciprofloxacino, que sepáis que pertenece a la Familia de las QUINOLONAS, un nombre “poderoso” ;), de alta alcurnia como dirían en mi pueblo ;).

Esa cifra sobre las resistencias que os he comentado, es aplicable casi para todas las quinolonas, incluidas algunas de las más novedosas, las de tercera generación. Porque esta familia es “longeva” ;), y tiene 4 generaciones que siguen activas ;), aunque algunas con más aplicación terapéutica que otras. ¿Quién pudiera ser de la familia de las quinolonas eh!? ;), y poder tener hasta cuatro generaciones en rueda.

Las quinolonas de primera generación, apenas tienen aplicación porque tienen un espectro limitado y no alcanzan niveles sistémicos muy eficaces. Se suelen usar como antisépticos urinarios por no alcanzar niveles séricos suficientes y ser eliminados por orina. También en ocasiones, se utilizan para descontaminación del tracto gastrointestinal.

Las de segunda generación, poseen, respecto a las de primera generación mayor potencia sobre los bacilos Gram (-) incluyendo pseudomonas  y un amplio espectro frente a algunos Gram (+). En este grupo se incluye el ciprofloxacino, norfloxacino, ofloxacino, etc…Pero, sin embargo, no son muy buenos frente a estafilococo ni frente a neumococo. Hay que destacar aquí al NORFLOXACINO, ya que es de gran utilidad en infecciones urinarias complicadas y no complicadas.

Hace no mucho, se comenzaron a comercializar, “nacieron” 😉 las de tercera generación, de las que sólo está disponible en la actualidad el levofloxacino, un esteroisómero del ofloxacino (como un nieto o algo así ;)). Éste, es activo frente a bacilos Gram (-) y cocos Gram (+)

Y por úlitmo, en la cuarta generación, tenemos el moxifloxacino, que es el único fármaco disponible en la actualidad y cuyo uso se limita a infecciones del tracto respiratorio.

Centrándonos en el ciprofloxacino, que es el más conocido y el que más os sonará, hay que decir que es de amplio espectro, y es el más activo frente a Pseudomonas aeruginosa, es decir, frente a:

¿Cuál es la posología habitual? ¿Hay que tener en cuenta alguna consideración a la hora de tomarlo?

Ésta es variable, siempre la pautará el médico de forma individualiza, según gravedad, tipo de infección y sensibilidad de los organismos que causan la infección. Pero como siempre, hay una posología general o más habitual que consiste en:

Es decir, la dosis podrá variar desde 250mg/12h hasta 750 mg/12h durante 5-10 días, según valoración del médico. Eso sí, sea cual sea la dosis, siempre es mejor si se administra con el estómago vacío para favorecer su absorción.

¿Qué efectos secundarios tiene el ciprofloxacino?

Los más frecuentes suelen ser de tipo intestinal, entre los que están: Náuseas, vómitos, diarrea, dispepsia, dolor abdominal. También puede producir algo de mareo, cefalea, confusión y hasta convulsiones en los casos más graves. A nivel de la piel pueden producir erupción, prurito, fotosensibilidad, etc…

La FOTOSENSIBILIDAD se debe tener muy en cuenta, ya que es muy frecuente que ocurra, por lo que protegerse bien del sol durante el tratamiento con ciprofloxacino o cualquier otra quinolona es algo que debéis tener en cuenta.

Precauciones

Las precauciones a tener en cuenta más comunes son las siguientes:

Se debe evitar la exposición solar prolongada. Los antiácidos con magneiso y aluminio, así como los medicamentos con hierro y zinc deben separarse de la toma de ciprofloxacino al menos 2h porque disminuyen su absorción.

 

Contraindicado

El ciprofloxacion no se deberá utilizar en caso de insuficiencia hepática severa, alergia al ciprofoxacino ni durante el embarazo.

Ya sabéis que si queréis ampliar la información y saber algún entresijo más sobre este antibiótico, podéis consultármelo. La mayoría de las ocasiones trato de destacar lo más común, pero siempre hay más que me quedo con ganas de contaros. Por lo tanto, ya sabéis, consultar siempre que lo necesitéis o vuestra curiosidad os anime ;).

Feliz día!

 

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: