Buenos días,

Todos tenemos corazón ;), emocionalmente y fisiológicamente, aunque a veces, en determinadas situaciones, utilicemos la triste expresión de “no tiene corazón”. Y es que nuestro corazón, es el “motor” de nuestro organismo, el que nos ayuda a distribuir el combustible que necesitamos para vivir. Por eso es muy importante que conozcamos cuáles son los nutrientes “gourmet” ;), que van a ayudar a mejorar y mantener la salud de nuestro corazón.

¿Quieres tener el corazón contento? 😉

Resultado de imagen de corazón contento

Empezamos si os parece por los minerales y oligoelementos. En cuanto a los minerales Aquí hay que destacar tres de ellos, y son:

  1. Calcio: éste ayuda a la contracción de las células musculares, incluidas las del miocardio. Es necesario para activar los estímulos nervisos y el latido del corazón. Además es imprescindible como comunicador biológico entre las células del sistema cardiovascular.
  2. Magnesio: está indicado en la hipertensión y el nerviosismo, así como en las arritmias más graves. Es un gran aliado, porque evita recidivas del infarto de miocardio y la muerte repentina.
  3. Potasio: Ojo, con los niveles bajos de éste, porque provocan arritmias y daño cardiovascular.

Estos tres minerales podemos decir que ayudan a regular el ritmo cardiaco. Ah!, y es muy importante asociarlos a las vitaminas del grupo B, porque actúan como cofactores en sus reacciones enzimáticas; las más recomendables son la B3, B5 y B6.

Resultado de imagen de ritmo cardiaco

En cuanto a los oligoelementos hay que destacar:

Zinc: Suelen estar disminuidos los niveles del mismo en las personas hipertensas y ateromatosas.

Germanio 132: Mejora la oxigenación de los tejidos y órganos.

Selenio: es un gran antirradical. Por lo tanto, protege las células del daño producido por los radicales libres del oxígeno. Previene la formación de coágulos, al aumentar la producción de prostaglandinas beneficiosas.

Por otro lado, las siempre necesarias y admiaradas vitaminas, que tanto hacen por nosotros y nuestra salud ;). Entre éstas, hay que destacar:

Vitamina A: Quedaros con esto, AYUDA A REDUCIR EL PELIGRO DE ANGINA DE PECHO y el dolor de pecho, al eliminar las grasas. Se trata de un poderoso antioxidante de los lípidos y disminuye el riesgo de coagulación de la sangre. Esta es de las más TOP!! ;).

Vitamina B3: Reduce la frecuencia de la angina de pecho. Es vasodilatadora y disminuye la tasa de colesterol y triglicéridos. ¿A qué esperáis para consumirla? 😉

Vitamina B5: De esta debéis saber, que es el principal combustible del metabolismo de las células del sistema circulatorio. Es decir, se encarga de transformar el alimento en energía celular.

Vitamina B6: PREVIENE LA FORMACIÓN DE TROMBOS porque reduce el colesterol en sangre.

Vitamina B9: Potente vasodilatadora que evita las trombosis, siendo además muy eficaz en la prevención y el tratamiento de úlceras en las piernas. Además es necesaria en la fabricación de los glóbulos rojos y el aporte de oxígeno.

Vitamina C: Es imprescindible para regular los vasos sanguíneos, el corazón y los demás órganos del cuerpo. También disminuye los triglicéridos evitando así la formación de trombos.

Vitamina E: Muy recomendable que todos y todas l@s hipertensos aumenten paulatinamente su ingesta. Ya que aumenta el HDL (colesterol bueno) y disminuye los accidentes cerebrovasculares al reducir la oxidación del colesterol LDL (el malo).

Resultado de imagen de angina de pecho

Antes de acabar con las vitaminas, comentaros, que es muy importante para que no haya un desequilibrio entre el complejo B, tomar éste en alguna presentación que lo contenga al completo.

Y pasamos a los aminoácidos, de los que os quiero nombrar 4 de ellos:

  1. L-lisina: éste es imprescindible para la formación del colágeno, lo que ayuda a reforzar las paredes de los vasos sanguíneos.
  2. L-arginina: ésta segraga óxido nítrico, que lo que hace, es relajar las paredes de los vasos sanguíneos ayudando a controlar la tensión arterial. Además previene la coagulación, al reducir la adherencia de las plaquetas.
  3. L- carnitina: Se recomienda tomarla con las vitaminas B6 y C y su función es reducir los triglicéridos en sangre, transformando las grasas en energía.
  4. L- taurina: Fortalece el músculo cardiaco y estabiliza los ritmos de las contracciones.

Por último quiero nombraros un par de sustancias que son muy interesantes tenerlas en cuenta para mejorar la salud de nuestro corazón.

Las cápsulas de ajo: No os penséis que vamos a espantar vampiros ;). Y es que éste es un potente inhibidor de la síntesis de tromboxano. Aumenta la actividad fibrinolítica, y perdonar la “palabreja” ;), esto quiere decir, que ayuda a disolver los trombos ya formados. Estos efectos también los llevan a cabo la cebolla, las setas negras y el jengibre. ¡Por lo tanto a consumirlos! 😉

Resveratrol: El famosísimo y popular pigmento vegetal presente en la uva, junto con la vitamina C y E lucha contra los radicales libres.

Resultado de imagen de ajo

Sin más, deciros, que aparte de hacer deporte de forma moderada y adaptada a vuestra situación, algo que por descontado ya doy por hecho que hacéis; y más depués de todo lo que os doy la vara sobre ello y su importancia; os recomiendo que siempre consultando con vuestro médico, consumáis alimentos o busquéis complementos que os ayuden a ingerir estos nutrientes tan necesarios para salud de nuestro corazón.

Feliz día!

Beatriz

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: